Noticias

  • La Universidad de Oviedo inaugura el curso académico 2020-2021

    09 de Septiembre 2020

    El Rector anima a toda la comunidad universitaria "a comenzar este nuevo curso con valentía e ilusión, pero con la reflexión y la prudencia que aconsejan las actuales circunstancias"

     
    El rector, Santiago García Granda, ha presidido este mediodía el acto de apertura del curso académico 2020-2021, que ha animado a comenzar "con valentía e ilusión, pero con la reflexión y la prudencia que aconsejan las actuales circunstancias". García Granda ha manifestado su "reconocimiento, gratitud y afecto al profesorado y al personal de administración y servicios por su extraordinaria profesionalidad, capacidad de adaptación y sacrificio a la hora de culminar los últimos meses del curso 2019-2020, plagados de incertidumbres y de inconvenientes". "Ahora podemos decir que esta ya es una etapa dominada –ha proseguido el Rector–, con sus luces y sus sombras, pero completada con resultados satisfactorios; sin contagios, que era nuestro principal objetivo, y con el curso razonablemente superado por todo nuestro estudiantado, gracias al esfuerzo personal de cada estudiante y de sus familias, para quienes tenemos también el mayor reconocimiento".
     
    García Granda ha señalado que los planes de adaptación, los protocolos de protección sanitaria y los sistemas de alerta y detección de contagios "están preparados, como también lo están nuestras instalaciones, para cumplir nuestros objetivos de protección de la salud y máxima presencialidad", un proceso en el que "el papel de los equipos de dirección de los centros está resultando clave".
     
    En el aspecto económico, García Granda ha indicado que "es absolutamente necesario que la Universidad disponga, cuanto antes, de los fondos que el estado transfiere a nuestra comunidad autónoma para abordar la transformación de sus instalaciones y sus recursos humanos. Esto nos permitiría afrontar, con los medios adecuados, esa docencia híbrida (la combinación de educación presencial y online por las necesidades de la pandemia), y convertir esta crisis en una oportunidad de la que podríamos salir reforzados y tecnológicamente actualizados".
     
    En cuanto a la escalada de puestos de la institución entre las mejores universidades del mundo, como constata el ranking de Shanghái, el Rector ha destacado que "no hemos dejado de mejorar desde 2016. Y eso lo hemos logrado impulsando nuestra sostenibilidad y con una gestión transparente, con una de las mejores marcas en la empleabilidad de nuestros egresados y egresadas, y con unas cifras y unos retornos en movilidad internacional inimaginables hace cuatro años".
     
    La lección inaugural ha estado a cargo de Mario Díaz, catedrático de Ingeniería Química de la Universidad de Oviedo, bajo el título "El Infierno, la ingeniería de procesos y el Paraíso". En ella, el profesor ha ilustrado a las y los asistentes con los mitos de Grecia y la ingeniería de procesos, la situación y tendencias de investigación, en una exposición que, según ha mencionado, "es deudora de un largo trabajo conjunto con estudiantes de licenciatura, doctorado, grado, máster, especialmente con 45 doctores".
     
    La apertura de curso ha contado, asimismo, con la intervención del presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Adrián Barbón, y con la lectura de la memoria por el vicesecretario general, transparencia y protección de datos, Miguel Iribarren Blanco. Y, por primera vez en un acto de apertura de curso, han intervenido conjuntamente la Orquesta y el Coro de la Universidad de Oviedo, que han dedicado sus intervenciones a las víctimas de la COVID-19.
     

Buscar