Noticias

  • Un estudio científico concluye que es posible la formación de ambientes habitables en los océanos interiores de las lunas heladas de Júpiter

    25 de Noviembre 2020

    La investigación, desarrollada por la Universidad de Oviedo y el CSIC, se basa en un compuesto en el que el agua y el gas se mezclan formando una estructura diferente

    Olga Prieto-Ballesteros, Fernando Izquierdo y J. Manuel Recio
    La Universidad de Oviedo y el CSIC han descrito las propiedades de un nuevo tipo de material que se puede formar en las lunas heladas de Júpiter y que contiene elementos químicos que utiliza la vida tal y como la conocemos. Se trata de un hidrato de gas (en este caso, dióxido de carbono), un compuesto en el que el agua y el gas se mezclan formando una estructura diferente. La nueva estructura se considera un "hielo relleno" en el que el agua forma canales donde se aloja el CO2. Los resultados de la investigación se han publicado en la revista "ACS Earth and Space Chemistry".
     
    Fernando Izquierdo, investigador de la Universidad de Oviedo y primer firmante del artículo, realizó cálculos mecanocuánticos de muy alta precisión en el hidrato de CO2, permitiendo analizar su comportamiento bajo presiones superiores a diez mil atmósferas a temperaturas criogénicas (por debajo de – 100 ºC). Entre los resultados más relevantes se encuentra la posibilidad de que el dióxido de carbono pueda moverse libremente a través de la estructura sólida, lo que permitiría a este gas atravesar la barrera de hielo que se formaría entre la roca en el fondo del océano lunar y alcanzar las capas superiores. 
     
    El material descubierto podría tener importantes consecuencias tanto a nivel geológico como a nivel astrobiológico, ya que permitiría a una fuente de carbono (el CO2) estar en contacto con agua líquida con sales disueltas a temperaturas alrededor de los 0 °C, abriendo así las posibilidades de formación de vida en los océanos interiores de las lunas heladas de Júpiter. 
     
    El trabajo ha sido realizado por el grupo de Química Teórica y Computacional de Materiales (QTCMAT) de la Red Malta Consolider de la Universidad de Oviedo, a través de Fernando Izquierdo y J. Manuel Recio, y por el Centro de Astrobiología INTA-CSIC de Madrid, con la participación de Olga Prieto-Ballesteros. 

    Imágenes:

    Enlaces Relacionados:



Buscar