Noticias

  • La Universidad de Oviedo coordina un proyecto internacional encaminado a mejorar la competitividad de los pequeños productores agrarios

    23 de Septiembre 2021

    Siete universidades e institutos de investigación de cinco países mediterráneos configuran el consorcio que invertirá 1,5 millones de euros durante los próximos tres años para ofrecer un catálogo de soluciones a los productores mediterráneos

    Manuel González Díaz
    ¿Cómo frenar el abandono del campo? ¿Pueden llegar los pequeños agricultores a retener un mayor porcentaje del valor añadido en la cadena agroalimentaria? ¿Cuáles son las mejores estrategias para conseguirlo? ¿Hay nuevas oportunidades en el mercado que deberían aprovechar? ¿Qué problemas de gobernanza les impide cooperar de forma más efectiva? Estas y otras preguntas son el objetivo del proyecto Gobernanza de la cadena de suministro agroalimentaria: cómo mejorar la competitividad de los pequeños agricultores (AGRICOMPET), que acaba de empezar este mes y que ha realizado su seminario de lanzamiento (Kick-off meeting) el pasado 9 de septiembre.  El proyecto, que coordina la Universidad de Oviedo, está financiado por PRIMA (Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area), dentro de la iniciativa Horizonte 2020 de la UE, y las agencias de investigación de España, Francia, Italia y Turquía. 
     
    El proyecto pretende ofrecer claves para que los pequeños agricultores y sus organizaciones de productores (OP) puedan diseñar y poner en marcha soluciones organizativas y de gestión sostenibles para afrontar sus principales retos. Algunos ejemplos de estos desafíos son cómo favorecer la cooperación a través de estructuras organizativas competitivas; cómo gestionar los conflictos e incentivos internos de las cooperativas, las organizaciones de productores y las Indicaciones Geográficas (IG); cómo mejorar la sostenibilidad en la cadena de suministro agroalimentaria; qué modelos de negocio electrónico son más adecuados para aprovechar nuevas oportunidades de mercado; cómo mejorar el entorno institucional de las IG. Todo ello, sin olvidar los nuevos escenarios y retos planteados por la pandemia del COVID-19. 
     
    El consorcio internacional creado para llevar a cabo este proyecto está coordinado por el Manuel González-Díaz, profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Oviedo. También incluye al Instituto Nacional de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (INRAE) de Francia, el Instituto de Investigación de Economía Agrícola (AGRERI) de Grecia, la Universidad Libre de Bozen-Bolzano (UNIBZ) y la Universidad de Verona (UNIVR) en Italia, la Universidad de Bogazici de Turquía y la Universidad de La Rioja de España. El presupuesto total es de 1,5 millones de euros que se distribuirá entre los siete socios participantes a lo largo de tres años.
     
    El proyecto incluye tres paquetes de trabajo principales centrados en las cooperativas agrícolas y otras OP, las indicaciones geográficas y en el estudio de nuevas oportunidades de mercado, como el comercio electrónico y los contactos directos B2C y la contratación pública. Por tanto, desde una perspectiva internacional, se abordará una amplia variedad de cuestiones de gobernanza y comercialización que afectan directamente a la competitividad de estas organizaciones y sus productores asociados. A nivel metodológico, el equipo seguirá un enfoque multidisciplinar, incluyendo la visión y problemática de los principales actores socioeconómicos afectados. El objetivo general del proyecto AGRICOMPET es proponer mejoras en la gobernanza de las relaciones interempresariales para ayudar a los pequeños productores y transformadores a mejorar su competitividad.
     
    "El proyecto cuenta con notables académicos de diferentes disciplinas (economía, gestión y marketing) y se basa metodológicamente en la cocreación, es decir, en la colaboración directa con los responsables de las cooperativas, OP e IG para proponer conjuntamente soluciones organizativas y de gobernanza innovadoras", explica el coordinador del proyecto, el profesor Manuel González-Díaz de la Universidad de Oviedo.
     
    "Se espera que los resultados del proyecto fomenten la adopción de dichas soluciones organizativas y de gobernanza y que ello redunde en una mejora de la competitividad y de la calidad de vida de los pequeños productores del área mediterránea. Pretendemos desarrollar soluciones adaptables a otros contextos y trabajar con los responsables de la agricultura, la transformación, el comercio y el ámbito político en diferentes países para que el efecto sea extensible a otros países mediterráneos que no participan directamente en AGRICOMPET", concluye González-Díaz.

    Imágenes:

    Enlaces Relacionados:



Buscar