Noticias

  • El equipo Wolfast UniOvi presenta su primera moto eléctrica de competición

    13 de Julio 2021

    El prototipo ha sido diseñado por 23 estudiantes de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, la Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos y el Centro Internacional de Postgrado | La motocicleta participará en el VI edición del Concurso Internacional Motostudent que se desarrollará los días 15 y 18 de julio en el circuito de Motorland Aragón

    Integrantes del equipo Wolfast.
    El grupo Wolfast UniOvi, integrado por 23 estudiantes de la Universidad de Oviedo, ha desarrollado la primera moto eléctrica de competición de Asturias para participar en la VI edición del Concurso Internacional Motostudent que se celebrará entre los días 15 y 18 de julio en el circuito de Motorland Aragón.
     
    El proyecto, que ha sido presentado hoy en el Campus de Gijón, ha tenido que superar diversas fases previas en formato online. En la presentación, han participado Sandra Velarde, vicerrectora de Sostenibilidad, Movilidad y Medio Ambiente; Eva Pando, directora del IDEPA; Jorge García, responsable de Recursos Humanos de Axalta para España, Portugal e Italia, y Álvaro Noriega, profesor de la Universidad de Oviedo y cotutor del equipo Wolfast.
     
    Noriega ha explicado que, en las fases iniciales, el equipo debía desarrollar toda la ingeniería relativa a la nueva motocicleta eléctrica y el plan de negocio asociado a su puesta en competición en un hipotético campeonato mundial a celebrar en seis pruebas repartidas entre tres continentes. Estas fases concluyen con una presentación oral del proyecto ante un tribunal de expertos procedentes tanto de la industria como de la competición de motocicletas. Esta presentación se realizó de manera online durante los meses de abril y mayo de 2021.
     
    La fase final de esta competición, que será presencial y a la que asistirán casi 80 equipos procedentes de todo el mundo, estaba planificada originalmente para octubre de 2020, pero ha ido sufriendo sucesivos retrasos debido a las restricciones a la movilidad nacional e internacional relacionadas con la COVID19. En esta fase final, los equipos participantes someten a sus prototipos a diversas pruebas y, finalmente, compiten en una carrera real en un circuito. Esta carrera está reconocida como una competición oficial de la Federación Internacional de Motociclismo.
     
    La Universidad de Oviedo ha participado en todas las ediciones previas del concurso y se ha ganado el reconocimiento por los buenos resultados en la fase de proyecto que la han situado casi siempre entre los 10 mejores equipos de la categoría Petrol. En esta edición, compite en la categoría Electric, que es la más numerosa e importante en la actualidad, lo que supone una mayor complejidad y costes asociados y a la vez un incentivo para que 25 empresas e instituciones de la región hayan apostado por apoyar este proyecto universitario y deportivo. 
     
    La moto diseñada tiene un tamaño y unas prestaciones similares a las de una Pre-Moto3, la categoría inmediatamente inferior a las que compiten en el mundial de velocidad, pero es de propulsión eléctrica. Los estudiantes han partido de una serie de especificaciones fijas para todos los equipos (motor eléctrico, neumáticos y pinzas de freno) y han diseñado el resto de la moto utilizando tanto componentes comerciales como de diseño propio. La moto se ha fabricado y montado en el Campus de Gijón con la colaboración de profesores e investigadores de los Departamentos de Construcción e Ingeniería de Fabricación y de Ingeniería Eléctrica, Electrónica, de Computadores y Sistemas.
     
    En la parte de innovación, la moto presenta un novedoso tren trasero con un efecto antiagachamiento maximizado, acorde con la mayor aceleración que permite el propulsor eléctrico. Además, está equipada con una suspensión progresiva denominada Cam-Link que funciona con un mecanismo leva-seguidor que permite cambiar muy fácilmente la respuesta de la suspensión, mantiene la geometría básica de la moto inalterada y minimiza las operaciones necesarias para el cambio y el volumen ocupado por el mecanismo.
     
    El equipo Wolfast Uniovi está formado por 23 estudiantes (19 alumnos y 4 alumnas) de la Universidad de Oviedo que proceden de tres centros distintos (Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos y Centro Internacional de Postgrado). El equipo está cotutorizado por Álvaro Noriega, profesor del Departamento de Construcción e Ingeniería de Fabricación, y Ángel Navarro, profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica, de Computadores y Sistemas, y además ha contado con la colaboración los profesores Pablo García, Juan Manuel Guerrero, Ramy Georgious Zaher y la investigadora Sarah Saeed Hazkial.
     

    Imágenes:



Buscar