Vivir en Asturias

Asturias es un enclave natural privilegiado dentro la variedad de paisajes españoles. De hecho, la región es conocida en todo el país como el Paraíso Natural, el slogan que la define desde hace décadas. Una extensa parte de su territorio cuenta con algún tipo de protección y su costa se encuentra entre las mejor conservadas y menos urbanizadas de todo el sur de Europa. La climatología asturiana favorece la existencia de gran variedad de vegetación y fauna en un entorno ideal para practicar diferentes actividades al aire libre o hacer deporte.

La espectacular orografía del Principado permite encontrar cimas de más 2.600 metros de altura y playas de gran belleza a una distancia en línea recta de apenas diez kilómetros. Ese contraste de paisajes permite disfrutar de unas vistas inigualables y de algunos rincones y fenómenos naturales únicos.

"La espectacular orografía asturiana permite encontrar cimas de 2.600 metros y playas de gran belleza a menos de diez kilómetros de distancia"

La riqueza natural de Asturias posibilita una amplísima oferta de ocio y deportes de aventura a lo largo y ancho del Principado. La región cuenta con el Parque Nacional de los Picos de Europa y la UNESCO ha declarado dentro de sus límites cinco territorios considerados como Reserva de la Biosfera. Este entorno natural único ha permitido la supervivencia y reproducción de algunas especies en peligro de extinción como el oso pardo cantábrico, el urogallo o el quebrantahuesos.

A lo largo de sus más de 350 kilómetros de costa, Asturias combina espectaculares acantilados con más de 200 playas, algunas de ellas casi salvajes. Se trata de un emplazamiento ideal durante todo el año para la práctica de deportes como el surf.