Campus de Excelencia Internacional

La Universidad de Oviedo fue una de las primeras nueve universidades españolas en obtener en 2009 la acreditación como Campus de Excelencia Internacional, con un proyecto innovador que cuenta con la adhesión de más de 300 instituciones y empresas regionales y nacionales.

El proyecto Ad Futurum. Del XVII al XXI: Proyectando nuestra tradición hacia el futuro, con el que la Universidad de Oviedo logró el sello de excelencia, ha supuesto un revulsivo para el desarrollo de las políticas de internacionalización y un apoyo determinante en la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). La financiación conseguida con el CEI ha permitido desarrollar muchas actuaciones en docencia, investigación y responsabilidad social institucional que hubiesen sido inviables en la actual coyuntura económica.

En sus seis ejes de actuación destaca la reordenación de campus, que supuso la fusión de 15 centros en seis grandes facultades y escuelas, con la consiguiente racionalización de recursos, y que ha sido puesto como ejemplo de buenas prácticas en el informe de seguimiento de la Estrategia Universidad 2015 elaborado por expertos internacionales.

El CEI Asturias-Ad Futurum ha permitido también caminar hacia la internacionalización de la Universidad de Oviedo, con programas de movilidad y captación de talento con las principales universidades del mundo. También se ha impulsado la puesta en marcha del Centro Internacional de Postgrado, que gestiona la oferta de másteres universitarios, títulos propios y programas de doctorado.

En el ámbito de la investigación, el Campus de Excelencia Internacional ha apostado por la especialización en dos áreas a través de los clusters de Energía, Medioambiente y Cambio Climático, y Biomedicina y Salud. Estos clusters han servido como punto de encuentro entre los investigadores y la empresa.