News

  • La Muestra de Teatro Universitario programa obras de Osvaldo Dragún, Laila Ripoll y Arnold Wesker

    From 04/06/2016 to 04/08/2016

    Los grupos de Oviedo, León y Cantabria pondrán en escena los títulos ‘Historias para ser contadas', ‘La ciudad sitiada' y ‘La cocina'. El certamen se desarrollará en el Filarmónica, entre el miércoles y el viernes, a las 20:00 horas, con entrada libre hasta completar aforo

    Tres compañías participarán este año en la Muestra de Teatro Universitario que se desarrollará desde el 6 hasta el 8 de abril en Oviedo. Todas las representaciones tendrán lugar en el Teatro Filarmónica, a las 20:00 horas, y la entrada es libre hasta completar aforo. Esta muestra, organizada por la Universidad de Oviedo en colaboración con el Ayuntamiento de Oviedo, incluye tres funciones que pondrán en escena los grupos de teatro de las instituciones académicas de enseñanza superior de Asturias, León y Cantabria, que representarán obras de Osvaldo Dragún, Laila Ripoll y Arnold Wesker.

    Miércoles, 6 de abril. Aula de Teatro de la Universidad de OviedoHistorias para ser contadas, de Osvaldo Dragún

    La apertura del certamen correrá a cargo del Aula de Teatro Universitario de la Universidad de Oviedo que representará la obra Historias para ser contadas, del dramaturgo Osvaldo Dragún. Este título se estrenó en Buenos Aires en 1956 y fusiona con originalidad y progresismo social y artístico la influencia de Brecht y el melodrama social típicamente argentino, tendencias centrales del teatro de ese país en los años 50.

    La obra está estructurada en cuadros, mediante una causalidad indirecta que pretende poner de manifiesto, siguiendo el modelo de Brecht, el contraste entre los "valores pequeñoburgueses y los nuevos valores". La intención parece ser la de exponer la alienación producida por una "sociedad enferma". Historias para ser contadas, sintetizando las distintas corrientes y tradiciones teatrales argentinas de los años 50 –el sainete, Brecht, la comedia blanca, los juegos o coros dramáticos, la rítmica–, marca una verdadera transición hacia la modernización de los años 60, cuando la mirada de los creadores se vuelve hacia los problemas y los personajes argentinos por primera vez.

    Esta pieza se ha convertido en un texto fundacional del teatro argentino contemporáneo y por extensión, del teatro en castellano. Y aunque han pasado 60 años desde su estreno, sigue plenamente vigente tanto teatral como críticamente.

    Osvaldo Dragún (1929-1999) es autor de una obra de signo realista y comprometido. Basada unas veces en referentes históricos y otras en personajes y situaciones cotidianas, su teatro lanza siempre una mirada crítica hacia el presente. Desarrolló influyentes proyectos teatrales, tanto en Argentina como en otros países latinoamericanos (Cuba, México, Venezuela, etc.). En su país, recuperó el antiguo Teatro del Pueblo, creó el Teatro de la Campana y colaboró muy activamente en la fundación y desarrollo del llamado Teatro Abierto, un proyecto cultural de resistencia contra la dictadura militar. En 1988 creó en La Habana la Escuela de Teatro de Latinoamérica y el Caribe, de la que fue director hasta 1995. Desde 1996 hasta su muerte fue director del Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires. Entre sus obras, pueden citarse La peste viene de Melos (1956), Historias para ser contadas (1956), Milagro en el mercado viejo (1963), Heroica Buenos Aires (1966), Historia del hombre que se convirtió en perro (1967), Historias de la cárcel (1972), Mi obelisco y yo (1981), Al violador (1981), Al perdedor (1982), Al vencedor (1982), Hoy se comen al flaco (1983), Hijos del terremoto (1986), Volver a La Habana (1989), El delirio (1991) y La balada del loco Villón (1992). Una de sus Historias para ser contadas, Los de la mesa 10, fue llevada al cine por Simón Feldman, con guion del director y del propio autor.

    Reparto: Charly Katz, Pilar Gutiérrez, Juan Carlos Soto-Jove, Javier Fernández, Blanca Mariño, Juncal Carasa, Roberto González, Alberto Quesada

    Dirección y dramaturgia: Etelvino Vázquez 

    Jueves, 7 de abril Teatro El Mayal – Universidad de León La ciudad sitiada, de Laila Ripoll

    El grupo de teatro El Mayal de la Universidad de León pondrá en escena la obra La ciudad sitiada de la dramaturga Laila Ripoll, Premio Nacional de Literatura Dramática 2015. La ciudad sitiada muestra sin edulcorantes la muerte, la vida y la muerte en vida de los seres humanos en tiempos de guerra. Como en un macabro álbum de heridas, los personajes deambulan por el escenario invitando a la reflexión del público. Ante el espectador sucede un "desfile" tan duro, como hermoso. La belleza de las palabras y la fuerza de las imágenes son tan necesarias para la tragedia, como las trágicas vidas que se exponen o, como el humor negro, que salpica la obra en algún instante.

    Habitantes de la ciudad

    Camino Fernández, Carlos Moreno, Daniel Cascón, Ino Cisneros, Marina Gay, Marta Fandiño, Rocío Aller, Saúl García, Tania Pérez, Alejandra Nieto, Paola Santos, Silvia Abad, Elisa Herrero y Rubén de la Torre.

    Ficha artística y técnica

    Autor: Laila Ripoll / Dramaturgia y dirección: Javier R. de la Varga / Vestuario: Teatro El Mayal / Espacio escénico e iluminación: Javier R. de la Varga / Producción: Área de Actividades Culturales Universidad de León

    Viernes, 8 de abril Grupo de Teatro Universidad de Cantabria La cocina, de Arnold Wesker

    El Aula de Teatro de la Universidad de Cantabria representa un texto emblemático de Arnold Wesker, otro singular dramaturgo de las últimas décadas, perteneciente esta vez a la tradición escénica británica. La cocina significó en la fecha de su estreno (1959) la consagración de su autor y puso de manifiesto cómo una limitada área de trabajo, transformada en espacio escénico, se alza como metáfora del universo al presentar un retrato de la sociedad y reflejar simbólicamente la lucha de clases. Más de medio siglo después, la obra sigue teniendo plena vigencia y todo su amplio catálogo de personajes (cocineros, pasteleros, camareros) continúa mostrando la diversidad de deseos, odios, amores y frustraciones que caracterizan al ser humano.

    La pieza de Wesker no deja de ser una alegoría sobre las relaciones de dependencia y de poder que establece el mundo actual, algo sugerido a través del infernal ritmo de una jornada laboral en la cocina de un restaurante, donde se muestra la miseria de ciertas condiciones de trabajo, los sueños y anhelos de los personajes y los conflictos con el propietario. 

    Reparto

    Vigilante: José Luis García / Berta, cocinera: Asunción Reigadas / Paula, repostera: Toñi Martínez / Ramona, repostera: Toñi Barranquera / Celia, camarera: Mara Gómez / Violeta, camarera nueva: Sara Giménez / Ana, camarera cafés, tés y pastas: Lucía Alvear / Dora, camarera embarazada: Ana Pellón / Nicolás, cocinero, marido de Dora: Luis Toca / Julia, friegaplatos: Sara Martínez / Mónica, camarera: Olivia Matas / Metre: Begoña Labrada / Gastón, cocinero: Sergio V. / Kiko, cocinero nuevo: Lucio Barrueta / Pedro, cocinero: Tobías Lobera / Chef: Belén Cañas / Marango (voz en off): Nacho Haya

    Colaboración especial

    Max, cocinero, 2º Chef: Fernando Madrazo / Mendigo: Alberto Sebastián.

    Ficha artística y técnica

    Autor: Arnold Wesker / Versión: José Luis Alonso de Santos / Escenografía dramaturgia y dirección: Rita Cofiño / Iluminación: Víctor Lorenzo / Vestuario: Grupo de teatro UC / Attrezzo: La Casona de Noja, La Barraca y Grupo de teatro UC / Director del Aula de Teatro: Francisco Valcarce

     


Search