Undergraduate Degrees

Oferta 2016/2017

  • Degree in Nautical and Marine Transportation

    General Information

    Description:

    The duration of the Degree in Nautical and Marine Transportation is of 4 years. The minimum number of credits needed to obtain the degree is 240 ECTS credits.

    Responsible Center:

    Teaching Languages: Spanish

    Distribution and Credits:

    • Basic Formation: 60
    • Compulsory Subjects: 141
    • Elective Subjects: 6
    • Compulsory External Internships: 21
    • Undergraduate Thesis: 12

    Registration fees for first-time enrollment in a full course:  1068,54 €

    Access and Career Opportunities

    Profile of the New Student
    • Recommended High School modalities with the PAU examination passed: Sciences and Technology.
    • Higher Grade formative cycle: Those related to Marine Studies and Fishing, Electricity, Mechanics and Electronics.
    • Access examination for people Older than 25, 40 or 45.
    • University degree.

    Students are encouraged to show a positive attitude towards teamwork, communication and responsability. They have to be creative, willing to innovate and curious about the maritime sphere and environment.

    Professional Opportunities

    The main objective of the Degree is to provide the students the necessary knowledge and skills needed by a pilot of the Merchant Navy. After completing the on-board practice, they can develop their professional careers in the nautical field and in the land-based Maritime Administration.

    Professional Profiles:

    • Teaching and/or Research
    • Captain or mate.
    • Ship inspector.
    • Civil servant of the Maritime Administration (Marine lifesavng, marine traffic controller, etc.)
    Academic Opportunities

    El Grado en Náutica y Transporte Marítimo permite el acceso al Máster Universitario en Ingeniería Náutica y Gestión del Transporte Marítimo. El Máster Universitario en Ingeniería Náutica y Gestión del Transporte Marítimo ofrece tanto una formación teórica como práctica de profesionales, al objeto de que adquieran las competencias, destrezas y habilidades necesarias para ejercer la profesión de Capitán de la marina mercante sin limitación alguna, así como ejercer en puestos de responsabilidad y gestión en las empresas relacionadas con el sector marítimo. Se trata de un Máster que permite la adquisición de conocimientos y capacidades que prepara profesionales altamente cualificados. Los egresados serán profesionales que han adquirido conocimientos aplicados, integradores y multidisciplinares dentro de la ingeniería náutica y el transporte marítimo con las competencias profesionales que tengan que asumir para incorporarse al ejercicio de la profesión de Capitán.

    Además, el Graduado puede acceder a la oferta de Másteres impartidos por  la Universidad de Oviedo

     

    Characteristics of the Center

    Premises and Services

    The Superior School of Merchant Marine of Gijón has most advanced equipment in its laboratories and offers simulators, workshops and a planetarium that fully guarantee the quality of the education it offers, along with a practice room at the dock with several vessels and sailboats.

    Mobility and International Relations

    The specific ERASMUS Mobility agreements allow students to attend lectures in universities of Belgium and Poland. Moreover, there are bilateral SICUE agreements with the Schools of Santander, Bilbao, Barcelona and Cadiz.

    Internships, Employment and Tutorial Action Plan

    The School has made cooperation agreements with around 20 enterprises and several sailing industries, apart from an agreement with ANAVE to allow students to embark its fleet. The School also programs several activities aimed at the popularization of the knowledge it provides.

    Further information

    Justification of the Degree
    Interés académico

    Las enseñanzas correspondientes al campo de la Ingeniería Náutica y Transporte Marítimo están implantadas en España desde el siglo XV, con el Colegio de Pilotos Vizcaínos, establecida en Cádiz, con privilegios confirmados por Real Cédula expedida por los Reyes Católicos en Sevilla, el 18 de marzo de 1500.

    En cuanto a Gijón, Ricardo Arroyo Ruiz-Zorrilla nos describe a Jovellanos como uno de los ilustrados más notables y que obtuvo resultados más brillantes. Dedicó buena parte de sus esfuerzos a implantar en Gijón un centro de estudios náuticos compartido con el estudio de la mineralogía. El 9 de abril de 1789, D. Gaspar Melchor de Jovellanos había solicitado la creación de una Escuela de Náutica y Mineralogía. En la petición se incluía la oferta de su hermano D. Francisco de Paula Jovellanos, Capitán de Navío, para dar gratuitamente las clases de matemáticas y albergar la Escuela en un edificio de su propiedad. En 1792 quedó autorizado el instituto. Conseguida la real aprobación, aún habría que superar otro problema, ya que la subvención real que se otorgaba al sostenimiento del Instituto, provenía de la que estaba concedida al Real Hospicio de Oviedo, razón por la cual el Alcalde de esta ciudad, Antonio Carreño, comisionado para ello, se dirigió por escrito a Jovellanos el 23 de diciembre de 1792 a fin de que se le manifestase "alguna de las principales causas que indiquen la preferencia adoptada a favor de ese puerto". Jovellanos responde con urgencia dos días más tarde al Alcalde de Oviedo, con una larga serie de razonamientos sobre la necesidad de combinar con la enseñanza de la Náutica, las de Mineralogía y que ese centro se ubique en Gijón, a lo que además añade: "si todavía se me pregunta por qué no procuré reunir esta enseñanza a las demás que se dan en nuestra Universidad y fijarla en ella, diré, que además de las razones indicadas tuve para ello las siguientes: 1) que la Universidad no necesita cátedra de matemáticas, pues la tiene ya; 2) que no necesita cátedra de Náutica porque este estudio no pertenece a su plan … Y por último, que si la Universidad no logra estos deseos, no podrá estar mal al país, tener un establecimiento que en su juventud estudie las ciencias útiles". Al fin el 7 de enero de 1794 se inaugura solemnemente el Real Instituto Asturiano de Náutica y Mineralogía, precedente en Gijón de la actual Escuela Superior de la Marina Civil y cuyas ordenanzas, redactadas por el propio Jovellanos, fueron sancionadas por el Ministro Valdés en San Lorenzo el 1 de diciembre de 1793. El plan establecido en el Real Instituto Asturiano de Náutica y Mineralogía, en líneas generales, responde a la tónica de la época, quizás acentuando la preparación básica, a lo que hay que contar el atractivo de las enseñanzas de idiomas, poco difundida en aquellos tiempos y que responde a una divisa tan impregnada de ilustración como "Quid verum, quid utile".

    A principios del siglo XIX el número de Escuelas de Náutica era de 16, lo que parece excesivo, a pesar del auge experimentado por la Marina Mercante. Quizás este número tan elevado de centros, nos hace pensar que no en todos ellos estaban las enseñanzas impartidas a la altura del espíritu científico que se percibía en otros. El 6 de junio de 1924, un decreto de la presidencia del Directorio Militar suprime todas la Escuelas de Náutica y simultáneamente crea cuatro: Bilbao, Cádiz, Barcelona y Santa Cruz de Tenerife, pues parecía necesaria la drástica supresión de las excesivas escuelas existentes. La promulgación de la Ley 144/61 sobre Reorganización de Enseñanzas Náuticas y de Pesca, constituye el hito y piedra angular de un conjunto de disposiciones que daría a estas enseñanzas una nueva dimensión. Entre otras cosas, las Escuelas de Náutica adquieren el rango de Escuelas Técnicas de Grado Medio (las actuales Escuelas Universitarias). Los innegables beneficios que se derivaron de esta normativa, se extendieron a lo largo de un par de décadas, hasta culminar en 1975 con el Decreto 1439 en el que la Enseñanza Náutica adquiere el rango de Enseñanza Superior, con el nivel correspondiente al segundo ciclo de la enseñanza universitaria, aunque sin integrarse en el Ministerio de Educación y Ciencia. Bajo este conjunto de disposiciones, con normativa de acceso del profesorado con oposiciones muy rigurosas, junto con la construcción de las Escuelas nuevas de Bilbao, La Coruña y Santa Cruz de Tenerife y equipamiento de aulas y dotaciones docentes "state of the art", nuestras Escuelas merecieron que las revistas internacionales del ramo las calificasen entre las mejores, si no las mejores de Europa. Esta fue la época que marcó el "boom" de la Marina Mercante Española desde el punto de vista de sus hombres. Nuestros marinos, por su carácter, preparación y entrega, eran solicitados por la Compañías Armadoras más potentes del mundo. Hasta treinta mil titulados náuticos, Capitanes, Pilotos, Jefes de Máquinas, Oficiales de Máquinas y Radiotelegrafistas de 1ª y 2ª clase formaron parte de las tripulaciones de buques de banderas internacionales. Tal fue el éxito de este éxodo profesional que se originó una escasez alarmante para los buques de bandera nacional, a la que se aplicaron remedios, que por su naturaleza, serían dignos de edición especial aparte.

    Como se comentó anteriormente, el Decreto 1439 de 6 de junio de 1975 determinaba que la Enseñanza Náutica Superior pasaba a tener el nivel correspondiente al Segundo ciclo de la Enseñanza Universitaria. El resto de los títulos, correspondientes al primer ciclo de las Enseñanzas Náuticas tendrán la consideración de Diplomaturas. Según el Decreto antes indicado, la aprobación de nuevos planes de estudio correspondería en el futuro al Ministerio de Educación y Ciencia; pues bien, en uso de su facultad, este Ministerio aprueba el 18 de octubre de 1977 un nuevo plan compuesto por cinco cursos académicos, correspondientes los tres primeros al primer ciclo de enseñanza universitaria y los otros dos al segundo ciclo. Tras el reconocimiento del nivel superior a los estudios de Náutica, quedaba pendiente armonizar algunos aspectos, tales como las denominaciones de los centros docentes y fijar qué organismos expedirían en lo sucesivo tanto los títulos académicos como los profesionales. Este vacío legal fue cubierto por el Decreto del Ministerio de Presidencia 2841/80, de 4 de diciembre, por el que las Escuelas Oficiales de Náutica, dependientes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, pasaban a denominarse Escuelas Superiores de la Marina Civil, manteniendo su dependencia orgánica del citado ministerio, que además, en el futuro propondría los planes de estudio, siempre aprobados por el de Universidades e Investigación y con la conformidad del Ministerio de Defensa (Armada) a los efectos del cumplimiento de las directrices de este departamento, en lo que se refiere a las misiones que en caso de guerra o circunstancias especiales, pudieran encomendarse a los buques y oficiales de la Marina Mercante. Se establecían tres titulaciones académicas: Diplomado en Marina Civil, Licenciado en Marina Civil y Doctor en Marina Civil, quedando las titulaciones profesionales para el ejercicio a bordo de los buques.

    Por Real Decreto de 29 de septiembre de 1978 se establecía la oficialidad de la Escuela de Náutica de Santander; otro tanto ocurría con la de Gijón el 20 de febrero de 1979, con lo que el número de Escuelas de Náutica se elevaba a las siete actualmente existentes, entre las cuales se halla nuestra Escuela Superior de la Marina Civil de Gijón como parte de la Universidad de Oviedo. Por último, se produce la integración de las Escuelas Superiores de la Marina Civil en la Universidad española; esta fase se inicia con la publicación el 29 de julio de 1988 de la Ley 23/1988, de 28 de julio, por la que se da al Gobierno un plazo de seis meses para llevar a cabo el proceso de integración, de acuerdo con el artículo 9 de la Ley 11/1983 de Reforma Universitaria. El Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones mantiene el control en lo que se refiere a la expedición de las titulaciones profesionales. Según varios Reales Decretos aprobados el 17 de julio de 1992, se establecen nuevos títulos universitarios oficiales, así como la aprobación de las directrices generales propias de los planes de estudios conducentes a la obtención de dichos títulos. En nuestra Escuela Superior de la Marina Civil de Gijón, estos nuevos planes de estudios (Reformados) comienzan con el 1er curso en octubre de 2002 impartiéndose progresivamente un año más cada curso académico. Las actuales titulaciones universitarias pasan a denominarse:

    • Diplomado en Navegación Marítima.
    • Licenciado en Náutica y Transporte Marítimo.
    • Diplomado en Máquinas Navales.
    • Licenciado en Máquinas Navales.

    El RD 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, entre otras cuestiones, clasifica las enseñanzas universitarias en cinco ramas de conocimiento, de manera que las enseñanzas de carácter técnico están englobadas en la rama de Ingeniería y Arquitectura.

    Por todo lo anterior y teniendo en cuenta la necesidad de convergencia y homologación de las titulaciones preexistentes dentro del Espacio Europeo de Educación Superior, se propone el Grado en Ingeniería Náutica y Transporte Marítimo, con el título oficial de Graduado en Ingeniería Náutica y Transporte Marítimo. Este grado se ha desarrollado con el objetivo de armonizar sus contenidos y estructura con lo establecido en el RD 1393/2007 ya mencionado y con el Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente de Mar STCW-95, de la Organización Marítima Internacional (IMO)

    Interés profesional

    La Náutica y el Transporte Marítimo han venido colaborando de manera extraordinaria al desarrollo de todos los países, aumentando de forma progresiva a medida que transcurren los años, ya que casi el 90% de las mercancías que se mueven entre los distintos continentes lo hacen por esta vía, puesto que la contribución de la aérea, desde el punto de vista de la carga, es puramente testimonial. Se suele utilizar también el término de navegación para calificar a la náutica, con definiciones coincidentes en el diccionario de la Real Academia. Los marinos suelen definir la Navegación como "los conocimientos que permiten situar el buque y conducirlo de un punto a otro de la Tierra, a través de los mares, con seguridad y prontitud". Las competencias profesionales y responsabilidades no sólo se desarrollan a bordo de los buques, sino que también abarcan cualquier otra actividad desarrollada en el sector marítimo directamente relacionada con la navegación de los buques, así como en empresas dedicadas al comercio que estos generan, donde tradicionalmente ejercen la profesión los estudiantes egresados de la citada titulación.

    La Náutica y el Transporte Marítimo integran una serie de conocimientos específicos a nivel superior universitario en el ámbito de las tecnologías marítimas que, atendiendo a sus aplicaciones, se pueden clasificar en cuatro apartados:

    Los relativos al posicionamiento y navegación del buque, así como a los procedimientos implicados en las operaciones de carga y descarga.

    Los relativos a la planificación de la derrota, la protección del medio ambiente marino, la seguridad y la protección de las personas a bordo.

    Los relacionados con la gestión y organización del mantenimiento, recursos humanos y explotación del buque.

    Los implicados en los proyectos de reparaciones, inspecciones y construcción de todo tipo de buques y plataformas marinas.

    El RD 2061/1981 de 4 de septiembre sobre títulos profesionales de la marina mercante, establece, en su artículo primero, como requisito previo a la obtención de los títulos profesionales antes mencionados, estar en posesión de los títulos académicos universitarios de Diplomado en Navegación Marítima y Licenciado en Náutica y Transporte Marítimo. Con la nueva ordenación de las enseñanzas oficiales, la formación debe ser definida para garantizar la adquisición de las competencias que permitan el ejercicio de atribuciones profesionales. En este caso, los títulos vinculados al ejercicio de la profesión, establecidas en la Directiva Comunitaria 2005/36/CE, serán de referencia obligada, para la elaboración de títulos universitarios de grado y máster, según establece el mencionado RD 1393/2007.

    Los datos recogidos por la Unidad Técnica de Calidad de la universidad de Oviedo muestran que desde el curso 2000/01 se aprecia un descenso paulatino de estudiantes, pudiendo estimarse en un 30% la pérdida desde el citado curso.

    En virtud a los datos recogidos, se observa una tendencia al alza en la matrícula de alumnos. Además, el cambio de denominación del título desde un nombre como el de Diplomado en Navegación Marítima -el cual  indroducía confusión respecto al carácter eminentemente técnico de las Enseñanzas- hacia un título de Grado en Ingeniería Náutica y Transporte Marítimo, más acorde con los aspectos eminentemente técnicos de la titulación, hacen que el futuro Grado en Ingeniería Náutica y Transporte Marítimo sea mucho más atractivo para los posibles estudiantes de titulaciones técnicas que la antigua denominación de Diplomado. Este hecho ha quedado ampliamente demostrado en las Escuelas de Náutica de Santander y Barcelona, en las que durante los últimos años se ha impartido de forma conjunta las titulaciones de Diplomado en Máquinas Navales y de Ingeniería Técnica en Propulsión y Servicios de Buque, donde el número de alumnos matriculados en la Ingeniería resulta siempre muy superior al de la Diplomatura, a pesar de ser  títulaciones muy similares (con unas pocas asignaturas adicionales, los alumnos obtienen ambas titulaciones) y aun teniendo sólo competencias profesionales la primera de ellas. Esta circunstancia es achacable al mero hecho de la diferente denominación de las titulaciones. Todo ello justifica el aumento de demanda esperado, 30 alumnos el primer año de implantación y 35 en años sucesivos, respecto a los alumnos matriculados en los últimos años en la titulación de Diplomado en Navegación Marítima.

    Interés socioeconómico

    El principal interés socioeconómico de la Náutica y Transporte Marítimo está basado en el hecho de que el 90% del comercio mundial se realiza por vía marítima y, además, el transporte marítimo de corta distancia lleva a cabo el 40% de flete intraeuropeo. Hay que destacar el objetivo europeo de promocionar el tráfico de cabotaje para disminuir el transporte por carretera. Las empresas europeas poseen el 41% de la flota mundial en Toneladas de Peso Muerto (TPM). Asimismo, el transporte marítimo es un elemento clave para la seguridad energética de Europa. El transporte por mar se considera parte de la estrategia de diversificación de rutas y de fuentes de energía de la Unión Europea. El 90% del petróleo se transporta por mar, y crece además la tendencia al transporte del gas natural licuado mediante buques cisterna especiales. En la última década, el transporte marítimo internacional ha experimentado un importante desarrollo. La flota mundial ha mantenido un crecimiento constante, lo que significa un aumento de la demanda laboral en el sector. A nivel mundial, existe un creciente problema de escasez de personal cualificado de nivel superior universitario para cubrir la dotación necesaria de los buques. Esta escasez de personal cualificado repercute en actividades profesionales relacionadas con el egresado de la Titulación de Graduado en Ingeniería Náutica y Transporte Marítimo que también se desarrollan en tierra, como son la inspección de buques, tareas de vigilancia, gestión y organización del tráfico marítimo, salvamento, servicio de guardacostas, etc. A bordo de los buques mercantes, las navieras españolas han experimentado una dificultad creciente para contratar personal cualificado, especialmente oficiales con competencias profesionales. Además, un 70% de los puestos de trabajo relacionados con el transporte marítimo son puestos en tierra con elevados requerimientos de conocimientos y especialización, por lo que puede tener como consecuencia el riesgo de perder la masa crítica de recursos humanos que mantenga la competitividad de los sectores marítimos europeos en general. Entre las conclusiones del informe de BIMCO/ISF/2005, se constata un déficit de 27.000 oficiales de la Marina Mercante en el mundo para 2015.

    Abundando en estas cifras, en un informe denominado "Report on Manning 2008", realizado por Drewry Shipping Consultants se indica que la escasez de oficiales puede llegar a 34.000, y seguir aumentando hasta los 83.900 oficiales en el año 2012.

    En la última década, el número de buques mercantes ha aumentado a razón de un 1% anual, no siendo previsible una disminución del número de tripulantes, debido a que el Código Internacional de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (Código ISPS) ha incrementado la carga de trabajo a bordo y, por tanto, un aumento en el número de buques traerá como consecuencia una mayor demanda de oficiales, que sólo podrá ser satisfecha aumentando el número de estudiantes y, por ende, de graduados universitarios con competencias profesionales. El mantenimiento de altos niveles de formación y competencia profesional de los Oficiales de la Marina Mercante es esencial para garantizar que las operaciones de transporte marítimo sean seguras y respetuosas con el medio ambiente.

    Con el objeto de satisfacer este aumento en la demanda de personal cualificado en las actividades profesionales relacionadas con la Náutica y Transporte Marítimo, los estados miembros de Unión Europea, han establecido conjuntamente una serie de medidas, entre las que destacan las siguientes:

    • Fomentar la cooperación entre instituciones europeas de formación marítima para mejorar las competencias de la gente de mar y adaptar los requisitos a las exigencias básicas de la industria del transporte marítimo de hoy en día (buques sofisticados, seguridad y protección).
    • Trabajar en colaboración con instituciones de formación universitaria y la industria para establecer certificados marítimos de excelencia (cursos de posgrado marítimos europeos).
    • Introducir para la formación de los futuros oficiales un modelo de intercambio tipo Erasmus entre instituciones dedicadas a la formación marítima.
    • Creación de una red de centros de excelencia para la formación marítima en Europa (European Maritime Academy).
    Termination of the Curriculum

    Adaptation to the Degree

    While waiting for the general regulations by the University of Oviedo, and always seeking to prevent students from being affected by the process, a process to adapt subjects has been created and detailed in the following table:

    View table of adaptation to the Degree

    Programs that cease to exist after the proposed Degree is established

    The establishment of the Degree in Nautical Engineering and Marine Transportation of the University of Oviedo carries the supression of the current: Diplomado en Navegación Marítima, Plan de Estudios de 2002, según Resolución de 7 de marzo de 2002 de la Universidad de Oviedo, publicada en el BOE nº 73 de 26 de marzo de 2002.