Noticias

  • Una aplicación para dispositivos móviles permite informar de los argayos en tiempo real

    14 de Avientu 2015

    Investigadores de la Universidad de Oviedo solicitan la colaboración ciudadana para estudiar los deslizamientos que se registran en Asturias. La base de datos ‘BAPA' lleva recogidos hasta el momento más de 2.000 registros en la comunidad autónoma

    Uno de los argayos documentados en la base de datos.

    La cámara de un teléfono móvil o de una tablet Android es todo lo que se necesita para informar en tiempo real de los argayos que se registran en Asturias. Investigadores de la Universidad de Oviedo cuentan ya con una aplicación que permite enviar imágenes de una forma sencilla e inmediata. La nueva app facilita la obtención de fotografías que se georreferencian autonómicamente con el GPS del teléfono de manera que quien quiera informar de los argayos solo tiene que rellenar un pequeño formulario con datos sobre el lugar, la fecha y los posibles daños que ha ocasionado el fenómeno. La herramienta puede encontrarse en Google Play buscando la palabra argayo o bapa.

    Las inestabilidades de ladera, también llamadas argayos o fanas, incluyen fenómenos como deslizamientos, desprendimientos o flujos de barro y, habitualmente en Asturias, se asocian a lluvias. Sin embargo, los especialistas de la Universidad apuntan que es preciso seguir investigando para determinar con exactitud el número de días con precipitaciones o el volumen caído que son necesarios para desencadenar movimientos de terreno.

    Un equipo de trabajo integrado por cuatro investigadores –tres del Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo y uno de la Agencia Estatal de Meteorología– está trabajando en el proyecto BAPA (Base de Argayos del Principado de Asturias), un inventario que recoge datos sobre desprendimientos desde 1980 hasta la actualidad. La principal fuente documental utilizada es la hemeroteca de la prensa regional –La Nueva España, El Comercio y La Voz de Asturias–. La base de datos lleva recogidos hasta el momento más de 2.000 registros. La mayoría de ellos, en torno al 89%, se han recabado a partir de la información de prensa. El resto, aproximadamente 220, proceden de informantes diversos como guardas forestales, guardias civiles o la ciudadanía en general.

    Los investigadores señalan que los periódicos reflejan casi exclusivamente aquellos fenómenos que, por la magnitud de los daños ocasionados, tienen repercusiones importantes. Por ello, el proyecto BAPA quiere implicar a la ciudadanía para recibir datos de cualquier argayo que se produzca durante este invierno, especialmente aquellos de pequeña entidad que se registren en zonas aisladas y no aparezcan en los medios de comunicación. Quienes deseen colaborar pueden remitir la información a través de la página web www.geol.uniovi.es/BAPA, de la dirección de correo bapa@geol.uniovi.es o de la aplicación para móviles Android elaborada gracias a la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). 

    Enllaces Rellacionaos:


Buscar