Noticias

  • Un estudio analiza los hábitos nutricionales de los colectivos con mayor vulnerabilidad social en Asturias

    28 de Mayu 2015

    El trabajo, realizado por investigadores de la Universidad de Oviedo y del IPLA-CESI, la Fundación Cauce y la Fundación Alimerka, constata la dificultad de acceso a ciertos alimentos saludables de las personas en situación socioeconómica vulnerable

    Clientes haciendo la compra en un mercado.
    La Universidad de Oviedo, el Instituto de Productos Lácteos (IPLA) del CSIC, la Fundación CAUCE y la Fundación Alimerka han elaborado un estudio sobre los hábitos nutricionales en colectivos con dificultades socioeconómicas en Asturias. La investigación "Alimentación y salud en personas con privación material",  ha sido dirigida por la profesora de Biología Funcional Sonia González Solares, en colaboración con el grupo de investigación del IPLA-CSIC, y sus conclusiones permitirán sentar las bases de futuras actuaciones dirigidas a la mejora alimentaria de este colectivo.
     
    La falta de recursos puede dificultar el acceso a alimentos básicos como la leche, las frutas y verduras y el pescado. Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de un estudio impulsado por la Fundación Alimerka con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Fundación Cauce y la Universidad de Oviedo. La investigación se ha llevado a cabo en una muestra de 37 personas, 19 hombres y 18 mujeres con edades comprendidas entre los 19 y los 56 años, con el objetivo de evaluar los hábitos nutricionales de los colectivos más desfavorecidos.
     
    Científicos de la Universidad de Oviedo han comparado el consumo de los principales grupos de alimentos y han determinado que las personas con menos recursos ingieren una cantidad significativamente menor de productos básicos en una dieta saludable. Los resultados sugieren que el elevado coste que, en ocasiones, estos productos presentan en el mercado, podría limitar su disponibilidad en personas con dificultades económicas.
     
    El trabajo sitúa a los colectivos más desfavorecidos como más propensos a sufrir patologías crónicas. El 88% de estas personas sufre sobrepeso u obesidad. Según los investigadores, estos resultados "ponen de manifiesto la importancia de efectuar una intervención nutricional".
     
    Los datos obtenidos en la muestra fueron comparados con los procedentes de un grupo control formado por 35 personas de nivel socioeconómico medio-alto, de la misma edad y con la misma distribución de sexos. En torno al 60% de los sujetos del primer grupo declaró encontrarse en situación de desempleo en el momento de la primera entrevista.
     
     

Buscar