Noticias

  • La Universidad y el Principado impulsan la transferencia de proyectos de investigación a la industria

    24 de Marzu 2015

    El programa 'Proof of Concept' facilitará la demostración del potencial innovador de los proyectos realizados por investigadores en las áreas prioritarias para el desarrollo de Asturias

    El rector y el consejero, tras la firma del convenio

    La Universidad de Oviedo y el Gobierno regional han suscrito un convenio de colaboración para impulsar la aplicación de proyectos de investigación básicos en el entorno industrial. El acuerdo, firmado entre el rector, Vicente Gotor, y el consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre, supone el primer paso de un modelo de financiación público-privada que pretende estimular la transferencia científico-tecnológica con la implicación de empresas tractoras.

    La iniciativa que se pone en marcha, denominada Proof of Concept (Prueba de Concepto), facilitará la prueba del potencial innovador de proyectos desarrollados por los investigadores que desarrollan su actividad en la región en las áreas científico-tecnológicas prioritarias de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3).

    El programa, que desarrollará la consejería a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (IDEPA) en colaboración con la institución académica, requerirá como paso previo el acuerdo con una empresa tractora dispuesta a colaborar con los fines del convenio.

    La mecánica del programa consistirá en invitar a los investigadores de proyectos finalizados a presentar una candidatura en la que se destaque la excelencia de los resultados obtenidos según criterios estándar de valoración del conocimiento científico y que contenga, además, un plan de trabajo que valide la utilidad de la teoría desarrollada, pues el fin último es transferir el conocimiento de calidad desarrollado en el laboratorio al ámbito industrial.

    Las candidaturas seleccionadas recibirán una dotación económica de 30.000 euros que permitirá a los investigadores llevar a cabo, en un plazo máximo de 12 meses, dicho estudio de validación técnica o prueba de concepto para las aplicaciones previstas del proyecto de investigación. La empresa ArcelorMittal colabora con la Consejería de Economía y Empleo en el desarrollo del programa, aportando el 50% de la dotación económica que se concederá a las primeras candidaturas seleccionadas. La Universidad de Oviedo, además de invitar a sus investigadores a participar en el proyecto, velará por el cumplimiento de los requisitos exigidos para las candidaturas y, una vez recibida la aportación económica por parte de la consejería y la correspondiente empresa colaboradora, garantizará el desarrollo de la prueba de los proyectos en el campo industrial.

    Tanto el rector como el consejero confiaron en que el Programa Proof of Concept servirá de impulso a la recuperación del liderazgo industrial a través de la tecnología, favoreciendo la especialización de la actividad de la I+D+i de las empresas tractoras. Además, el rector puso énfasis en que este acuerdo pretende potenciar las relaciones entre la investigación universitaria y las empresas asturianas, para corregir la debilidad existente en transferencia de conocimiento y mejorar la competitividad de la comunidad.

    Las áreas científico-técnicas prioritarias de la Estrategia de Especialización Inteligente son las siguientes:

    Nanomateriales: El sector industrial identifica las nanociencias como una fuente de funcionalización de los materiales tradicionales o un cauce para la evolución de los productos hacia posiciones de más alta-media tecnología o de mercados de mayor valor añadido. Los resultados en estas disciplinas resultan muy prometedores al mejorar y multiplicar las propiedades de los materiales y abrir nuevos campos de aplicación, como energía, salud, renovables, construcción…

    Grafeno: La RIS3 de Asturias sugiere establecer una estrategia asturiana en torno al Grafeno, orientada tanto a la capacidad de suministro para distintas aplicaciones como a la identificación de nichos de especialización en aplicaciones concretas.

    Fabricación aditiva: La fabricación aditiva, además de constituir un reto a los límites de la manufactura actual, se considera un facilitador de la industrialización de algunas de las nuevas tecnologías (nanomateriales, grafeno, sensores, etc.) identificadas de interés para la especialización regional.

    Análisis de datos: La rápida e intensa digitalización que se está produciendo en la sociedad ha generado la necesidad de recoger y organizar una inmensa cantidad de datos. El campo de trabajo conocido como BigData ofrece la posibilidad de extraer valor de manejar y analizar esos datos, trasladando los resultados de investigación hacía nuevas oportunidades de negocio.

    Sensores: La demanda de medida de magnitudes físicas, químicas o biológicas concentra el interés general de la actividad económica desde muchas perspectivas, producción industrial, logística, control medioambiental, salud, etc. La sensórica es una disciplina que precisa de la combinación de conocimientos multidisciplinares, que abarcan desde la concepción y fabricación del elemento sensor hasta los sistemas de captación y tratamiento de la señal entre otros.

    Biotecnología láctea: Mantener la percepción del sector lácteo como seña de identidad de la región requiere no sólo continuar con los estándares de calidad de materia prima reconocidos, sino también acompasarse a los tiempos con la incorporación de componentes bioactivos para la funcionalización de los productos derivados.

    Biomedicina: La RIS3 de Asturias reconoce la excelencia investigadora en Biomedicina de los recursos humanos concentrados en el Cluster de Biomedicina y Salud del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Oviedo, qua aglutina grupos de investigación de prestigio internacional, y sugiere la necesidad de estrechar lazos entre la investigación básica y la clínica, fomentando la generación de nuevos tratamientos.


Buscar