Noticias

  • Científicos de la Universidad de Oviedo afinan la edad de El Sidrón

    27 de Marzu 2013

    Un estudio ha precisado la antigüedad de los restos humanos neandertales de la cueva de El Sidrón, sobre la que estudios anteriores proporcionaron mediciones poco exactas. La aplicación de un pretratamiento para reducir la contaminación por carbono moderno ha conseguido disminuir el margen de error de 40.000 a solo 3.200 años

    Dos científicos trabajan en el yacimiento de El Sidrón (© Equipo de investigación de El Sidrón)

    El equipo de investigadores de la Universidad de Oviedo que estudia la cueva de El Sidrón,  uno de los yacimientos neandertales con gran cantidad de restos óseos y herramientas líticas, ha realizado nuevos estudios que confirman que la cueva estaba habitada hace 49.000 años. Gracias al desarrollo de nuevos procedimientos analíticos, los científicos, coordinados por el profesor Marco de la Rasilla, ha logrado afinar la edad de estas poblaciones neandertales asturianas, según publica la agencia SINC.

    La edad de los restos de El Sidrón puede ser un dato importante en la discusión sobre cuándo se produjo la transición de neandertales a sapiens en Europa. "Algunas dataciones anteriores, que dieron una antigüedad de solo 10.000 años, son aberrantes y no se pueden considerar creíbles. Serían muy controvertidas en la discusión sobre cuándo se extinguió el Homo neanderthalensis", asegura Marco de la Rasilla.

    Para ajustar la edad de estos neandertales, De La Rasilla y su equipo han comparado anteriores resultados del Laboratorio de Ciencias del Clima y del Medioambiente francés (LSCE, por sus siglas originales), con nuevos datos obtenidos por la Unidad de Acelerador de Radiocarbono de Oxford (ORAU). Las dataciones ofrecidas por ambos laboratorios permiten asegurar que los neandertales de la cueva asturiana vivieron hace 49.000 años.

    La contaminación 'rejuvenece' las muestras
     

    "La anterior medida de 10.000 años para este episodio se debió a un problema de contaminación", explica De La Rasilla. El método de datación más utilizado en arqueología es el carbono-14, que mide la antigüedad del carbono presente en un objeto. Si la muestra se contamina por carbono moderno, u otras sustancias, podría parecer más joven de lo que realmente es.

    Los datos del Laboratorio de Ciencias del Clima y del Medioambiente francés (LSCE, por sus siglas originales) y de la Unidad de Acelerador de Radiocarbono de Oxford (ORAU) confirman que los neandertales de la cueva asturiana vivieron hace 49.000 años

    La nueva datación con carbono-14 en el laboratorio ORAU de Oxford fue precedida por un tratamiento muy sofisticado de ultrafiltración para reducir al máximo la contaminación. El resultado reveló que los restos tenían entre 45.200 y 51.600 años de antigüedad. La media ponderada entre este dato y los obtenidos anteriormente por el laboratorio francés, que había sido sometido a otro pretratamiento con ninhidrina para eliminar contaminantes, sitúa a los habitantes neandertales de El Sidrón hace 49.000 años. "El hecho de que dos laboratorios diferentes, utilizando tratamientos distintos, hayan llegado a cifras parecidas, da aún más fiabilidad a esta fecha" concluye De La Rasilla.

     

    Referencias bibliográficas:

    R. E. Wood, T. F. G. Higham, T. de Torres, N. Tisnerat-Laborde, H. Valladas, J. E. Ortiz, C. Lalueza-Fox, S. Sánchez-Moral, J. C. Cañaveras, A. Rosas, D. Santamaría, M. De La Rasilla. 2013. "A new date for the Neanderthals from El Sidrón cave (Asturias, northern Spain)". Archaeometry, 55, 1, pp.148-158. DOI: 10.1111/j.1475-4754.2012.00671.x

    T. de Torres, J. E. Ortiz,  R. Grün, S. Eggins, H. Valladas, N. Mercier, N. Tisnérat-Laborde, R. Julià, V. Soler, E. Martínez, S. Sánchez-Moral, J. C. Cañaveras, J. Lario, E. Badal, A. Rosas, D. Santamaría, M. de la Rasilla, J. Fortea. 2010. "Dating of the hominid (Homo Neanderthalensis) remains accumulation from El Sidrón cave (Borines, Asturias, North Spain): an example of multi-methodological approach to the dating of Upper Pleistocene sites". Archaeometry, 52, 4, pp. 680-705. DOI: 10.1111/j.1475-4754.2009.00671.x


Buscar