Noticias

  • Un trabajo sobre el diagnóstico y seguimiento de tumores gana el Premio de Biomedicina Aplicada Valdés-Salas

    19 de Diciembre 2014

    El doctor Alberto Orfao y la empresa Cytognos obtienen el galardón internacional por el desarrollo de herramientas innovadoras aplicadas a la evaluación del tratamiento de pacientes con leucemias y linfomas

    El equipo humano de Cytognos.

    Una investigación relacionada con el desarrollo de nuevas herramientas para el diagnóstico, clasificación y seguimiento de pacientes con leucemias y linfomas ha obtenido el III Premio de Biomedicina Aplicada Valdés-Salas. El doctor Alberto Orfao, del Centro de Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca, y la empresa Cytognos  han sido distinguidos por el jurado de este galardón internacional, presidido por el bioquímico de la Universidad de Oviedo Carlos López-Otín.

    La labor científica del grupo dirigido por el doctor Orfao  sirvió de base para la creación y desarrollo de la empresa Cytognos, que ha transformado seis patentes internacionales del Centro de Investigación del Cáncer de  la Universidad de Salamanca en un amplio catálogo de productos. 

    Tanto las patentes como las publicaciones científicas derivadas de la investigación están enfocadas a introducir innovaciones tecnológicas en el screening diagnóstico, clasificación, evaluación de la respuesta al tratamiento y monitorización en prácticamente todos los subtipos diferentes de leucemias y linfomas.

    El doctor Orfao asegura que aunque las principales aplicaciones se están enfocando en la actualidad en el campo del diagnóstico clínico, clasificación, y evaluación/monitorización de la respuesta al tratamiento de estos tumores, en paralelo, podrían aplicarse a otros campos como el diagnóstico y evaluación de procedimientos de inmunoterapia activa --por ejemplo en la vacunación--,  y en enfermedades asociadas al sistema inmune, como infecciones, inmunodeficiencias y alergia.

    El trabajo se centra en el campo de la citometría de flujo, que permite analizar de forma simultánea decenas de miles de células individuales por segundo. Esta tecnología posibilita, además, caracterizar en minutos millones de células presentes en una muestra biológica. "Mediante esta tecnología podemos determinar componentes estructurales de las células analizadas (cantidad de proteínas concretas y en diferentes estados fisiológicos o conformacionales, expresión de RNA mensajeros o DNA presentes en cada una de las células analizadas) o determinadas funciones de las mismas", asegura el profesor Orfao.

    Las herramientas desarrolladas permiten, en definitiva, seleccionar el tratamiento más adecuado para cada enfermo, y conocer la calidad de la respuesta obtenida mediante la monitorización de la presencia o ausencia y de los posibles niveles de enfermedad mínima residual persistente durante y al final del tratamiento.

    La empresa Cytognos ha logrado generar y fabricar un número creciente de productos disponibles en la actualidad en toda Europa, además de Asia, Australia, Latinoamérica y EEUU o Canadá. Con ello, participa de forma muy activa y con un papel destacado en lo que podríamos llamar el tejido productivo de la sociedad del conocimiento. En la actualidad, más de 40 personas trabajan en esta empresa, con presencia en cerca de 50 países de todo el mundo.

    Además del profesor Carlos López Otín, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, han integrado el jurado:  José Elguero Bertoli, Profesor emérito del CSIC; Vicente Gotor Santamaría, Catedrático de Química Orgánica de la Universidad de Oviedo; Agustín Hidalgo Balsera, Catedrático de Farmacología de la Universidad de Oviedo; Evaristo Suárez Fernández, Catedrático de Microbiología de la Universidad de Oviedo; Clara Campás-Moya, Directora de Investigación de KERN PHARMA SL; Ramón Estiarte Navarro, Director Médico de BAYER HEALTHCARE; Pablo Ramos Vallina, presidente de COFAS, y Francisco Rodríguez, presidente de ILAS-RENY PICOT, actuando como Secretario, sin voto, José Pedreira Menéndez, Secretario de la Fundación Valdés-Salas.

    El Premio en Biomedicina Aplicada Valdés-Salas está dotado con 8.000 euros y su objetivo es reconocer una investigación que haya sido utilizada con éxito por una empresa, premiando así la colaboración estrecha entre el mundo empresarial y el científico para lograr una mayor eficiencia en los procesos de producción de productos ya existentes o bien en el desarrollo de otros nuevos. El galardón está gestionado por la Fundación Valdés-Salas de la Universidad de Oviedo.

    Imágenes:


Buscar