Noticias

  • Los rectores acuerdan una moratoria sobre el decreto de reforma universitaria aprobado por el Gobierno

    02 de Febrero 2015

    La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas aconseja que no se comience la tramitación de los grados de tres años hasta septiembre de 2016

    La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha acordado una moratoria sobre el decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes. Los rectores solicitan que no se comience la tramitación de los grados de tres años hasta septiembre de 2016, con lo que la implantación no podría realizarse hasta el curso 2017. La CRUE ha remitido el siguiente comunicado:

    En relación con la aprobación el día 30 de enero de 2015, por el Consejo de Ministros, del Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales y el Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), reunida en Asamblea General el 2 de febrero de 2015, tras un amplio debate acuerda:

    1. Reafirmarse en la necesidad de una moratoria que en su día pidió respecto a la aplicación de este Real Decreto.
    2. Solicitar a todas las universidades y comunidades autónomas que no se comience la tramitación de propuestas al amparo de esta disposición hasta septiembre de 2016. El objetivo principal es poder aplicar esta normativa de una forma prudente, evitando la confusión de la sociedad en su conjunto y preservando de este modo la cohesión del sistema universitario español.
    3. Manifestar que, pudiendo considerarse el cambio en la estructura de algunos de los estudios universitarios, es prioritario culminar primero la evaluación de las titulaciones actualmente vigentes. Del mismo modo, consideramos preciso llevar a cabo una profunda reflexión sobre el futuro de la universidad española también en lo referente al modelo de financiación, antes de poner en marcha un cambio que de hacerse con precipitación tendría graves consecuencias para todo el sistema universitario.
    4. Declarar que la mayor preocupación de la CRUE, es la defensa de la calidad de la oferta académica de nuestras universidades, garantizando además una verdadera igualdad de oportunidades para sus estudiantes. Asimismo, consideramos necesario que la sociedad cuente con la suficiente información sobre la nueva oferta curricular de grados y másteres oficiales que pueda derivarse de esta disposición, con el objetivo de asegurar la mejor formación y empleabilidad de nuestros egresados.

Buscar