Noticias

  • Los Encuentros Ópera Universidad abordan "Nabucco", de Giuseppe Verdi, el viernes 9 de octubre

    09 de Octubre 2015

    La Universidad y la Fundación Ópera de Oviedo programan una nueva mesa redonda de su ciclo "De la mano. Encuentros Ópera Universidad", dedicada a "Nabucco". Para conversar con el público y comentar la obra del compositor italiano, contaremos con la presencia de Enrique Ferrer (tenor, que encarna a Ismaele), Gianluca Marcianó (director musical del título) y Amparo Pedregal (profesora del área de Historia Antigua de la Universidad de Oviedo). El acto tendrá lugar a partir de las 20 horas en el Aula Magna del Centro Cultural LAUDEO (C/ San Francisco, 1). Entrada libre.

    Con estos encuentros, que se desarrollan según la programación de la LXVIII Temporada de Ópera de Oviedo se busca acercar al público a la ópera de forma rigurosa pero también distendida. Para ello, profesores universitarios de distintas áreas de conocimiento ejercen de anfitriones de cantantes, directores musicales y de escena, diseñadores, músicos, etc., con el propósito de comentar, entre los tres, los aspectos de la obra y sus contornos que más llaman su atención, y aquellas cuestiones que plantee el público.
     
    La actividad se realiza en virtud del convenio de colaboración que la institución académica y la Fundación Ópera de Oviedo tienen suscrito a fin de propiciar una mayor difusión y un mejor conocimiento de la ópera y las artes escénicas entre la comunidad universitaria y, en general, en la sociedad asturiana.
     
    La ópera
     
    El fiasco de "Un giorno di regno" (1840) y trágicos acontecimientos vitales sumieron a Giuseppe Verdi en una profunda depresión que a punto estuvo de arruinar su carrera. Sin embargo, el libretista Bartolomeo Merelli (1794-1879), empresario de La Scala y que ya le había encargado sus dos óperas anteriores, obvió su intento de rescindir el contrato que obligaba a Verdi a escribir tres óperas en dos años y puso en sus manos un libreto de Tesmitocle Solera. El título era "Nabuccodonosor", basado en la obra dramática homónima de los franceses Anicet-Bourgeois y Francis Cornu, escrita en 1836. El compositor aceptó la idea. Sin embargo al llegar a su casa lanzó el manuscrito en la mesa, sin prestarle mayor atención. Pero el libreto quedó abierto en la página de los versos "Va`pensiero, sull´alli dorate" ("Vuela pensamiento, sobre las alas doradas"). Su lectura impresionó al músico, sobre todo al comprobar que éstos procedían casi literalmente de la Biblia, libro que siempre leía con sumo placer, pero su estado anímico no había mejorado y devolvió el manuscrito a Merelli. El empresario no se rindió, insistió en su empeño y lo echó de su oficina. Desde este momento, Verdi no paró de trabajar hasta tener terminada la partitura en el otoño de 1841. Finalmente la obra fue estrenada en el Teatro alla Scala de Milán el 9 de marzo de 1842. El éxito fue apoteósico y consagró a Verdi como compositor de óperas. El público de La Scala llegaba al delirio cada vez que el coro del teatro entonaba la que es posiblemente una de las páginas corales más famosas de la historia de la ópera, "Va´pensiero, sull´alli dorate". El coro de los esclavos israelitas del tercer acto. En esta escena los judíos, prisioneros del pueblo babilonio, invocan su deseo de volver a la tierra prometida. Los hebreos aparecen como los representantes de una nación oprimida. Ellos portan el mensaje político de Verdi, ya que, en la época del estreno, todos los patriotas italianos se podían identificar con ellos. Los milaneses y luego todos los italianos, entendieron la citada escena como una alegoría de su propia realidad nacional: la ocupación del norte de Italia por los ejércitos austríacos. De esta manera, aunque quizá de forma involuntaria, Verdi, totalmente ajeno a las cuestiones políticas, se convirtió en un símbolo del "Risorgimiento" italiano. La música de Verdi y el patriótico libreto de Solera hicieron que esta ópera entrase en el ámbito de la leyenda. Todos los italianos entonaban el "Va pensiero", convirtiéndose en un canto de protesta y esperanza. 
     
    Musicalmente el coro pasa a ser en "Nabucco" uno de los protagonistas de la ópera, por la extensión y la calidad de sus intervenciones.
     
    A pesar del favor del público, la crítica no se mostró tan entusiasta, especialmente el compositor alemán Otto Nicolai que se convirtió en el azote de Verdi. Esta circunstancia no fue óbice para que Nabucco sea una de las óperas más populares y apreciadas por el gran público. Su éxito ha sido imparable desde su estreno.
     
    Los participantes
     
    Gianluca Marcianò nació en La Spezia, inició sus estudios de piano en la Accademia Musicale de Florencia, continuando su formación con Joaquín Achúcarro y Paolo Restani. Ha sido director musical de la Tbilisi State Opera (2011-2014) dirigiendo "La forza del destino", "Cavalleria rusticana", "Nabucco", "Attila", "Il Trovatore", "Mitridate", "Rè di Ponto" y "Aida". Ha dirigido en la Ópera de Zagreb ("Nabucco", "La Traviata", "Turandot", "Carmen", "Il barbiere di Siviglia" y "La Cenerentola"), Grange Park Opera ("Madama Butterfly", "I Puritani", "Eugene Onegin", "Tosca", "La Traviata" y "Samson et Dalila"), Ópera de Minsk (Il barbiere di Siviglia y La Traviata), Teatro Verdi de Sassari (La Pietra del Paragone, Les Mamelles de Tirésias y La Damoiselle Elue), Ópera de Praga (La Traviata), Longborough Festival Opera (Die Zauberflöte, Le nozze di Figaro, Don Giovanni, Così fan tutte y La Traviata), Ópera de Oviedo (Turandot), Chelsea Opera Group (Manon Lescaut, La Traviata, La Favorita y Alzira), Ópera de Lituania (Ernani), English National Opera (Madama Butterfly y La Bohème), Opera North (La Traviata) y Moscú (I Pagliacci). En el ámbito del recital ha colaborado con Andrea Bocelli (Georgia), Nina Ananiashvili (Avery Fisher Hall de Nueva York) y Simon Keenlyside (Grange Park). Ha trabajado con las siguientes formaciones sinfónicas: Bournemouth Symphony Orchestra, George Enescu Philharmonic, English Chamber Orchestra y Lebanese Philharmonic Orchestra.
     
    Enrique Ferrer nació en Madrid. Realizó estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música de la capital de España, continuando su formación en The Academy of Vocal Arts de Philadelphia especializándose en repertorio lírico. Cantante habitual de los principales teatros españoles, en el ámbito internacional ha actuado en la Ópera de Roma ("Amica"), Ópera de Montecarlo ("Andrea Chénier", "La Bohème" y "La Navarraise"), Montpellier ("Manon Lescaut"), Ankara ("Tosca"), Izmir ("Manon Lescaut"), Estambul ("Aida" y "Cavalleria Rusticana"), Ópera de Lyon ("Manon Lescaut"), Carnegie Hall de Nueva York, París, Washington y Colonia ("La forza del destino"), Buenos Aires ("Francesca da Rimini" y "Pepita Jiménez"), Torre del Lago ("Tosca"), Estrasburgo ("La Bohème"), Arena de Verona ("Nabucco"), Teatro de La Fenice y Guangzhou (Carmen/Royal Opera House/Daniel Oren). Ha trabajado con directores escénicos como Robert Carsen, José Carlos Plaza, Jean Louis Grinda, Lluis Pascual, Calixto Bieto, Beppe de Tomasi y Emilio Sagi. 
     
    Amparo Pedregal es Profesora Titular de Historia Antigua en la Universidad de Oviedo, cofundadora y secretaria del Seminario de Estudios de la Mujer y coordinadora del Máster Género y Diversidad de la institución académica asturiana. Ha sido presidenta de la Asociación Universitaria de Estudios de las Mujeres (AUDEM) y de la Asociación Española de Investigación sobre la Historia de las Mujeres (AEIHM). Es investigadora asociada del GIREA (Grupo Internacional para la Investigación de la Esclavitud en la Antigüedad) y del ISTA (Institut des Sciences et Techniques de l'Antiquité), e integrante de ARYS (Antigüedad, Religiones y Sociedades); forma parte del consejo científico de la colección Alternativas, y de la Revista Arenal. Entre sus líneas de investigación destacan la participación de las mujeres en los fenómenos ideológico-religiosos de la Antigüedad, con particular dedicación a la presencia femenina en la configuración y desarrollo del cristianismo primitivo, y en las creencias y manifestaciones de la magia. Ha dedicado también su estudio a la producción historiográfica feminista en el ámbito de la Historia Antigua, de la Historia de las Religiones y de la Historia del Cristianismo y la Teología feminista.

Buscar