Noticias

  • La Universidad de Oviedo reúne la savia nueva de la investigación asturiana en las III Jornadas Doctorales

    20 de Diciembre 2013

    Cerca de 170 jóvenes doctorandos de todas las ramas de conocimiento exponen su trabajo en el encuentro y entran en contacto con el mundo empresarial

    Foto de familia de los participantes en las III Jornadas Doctorales de la Universidad de Oviedo.

    Las III Jornadas Doctorales de la Universidad de Oviedo han vuelto a ser una cita de referencia para los jóvenes investigadores de la institución académica asturiana. Un total de 169 doctorandos han participado en los encuentros, organizados desde el Centro Internacional de Postgrado y con el apoyo del Campus de Excelencia Internacional. Las sesiones han permitido el contacto entre los futuros doctores y el mundo empresarial en sus distintas vertientes. 

    Las diferentes posibilidades de inserción laboral son una de las principales inquietudes de los jóvenes. Además, los doctorandos han aportado su visión y sus sugerencias para tratar de mejorar en lo posible los diferentes programas de doctorado que oferta la Universidad de Oviedo.

    El Rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor, fue el encargado de clausurar las jornadas en el Aula Magna y animó a los investigadores más jóvenes a continuar su trabajo "y ser interdisciplinares para conocer lo que se está haciendo en otros campos". Acompañado por la directora general de Universidades e Investigación, Miriam Cueto, y la vicerrectora de Internacionalización y Postgrado, Covadonga Betegón, hicieron entrega de los premios a los mejores pósteres expuestos en la III Jornadas Doctorales. 

    Alfonso Gallo y Aránzazu González obtuvieron los premios del concurso de pósteres por sus trabajos en el campo de la química teórica y la bioquímica, respectivamente

    Un total de 87 estudiantes expusieron en paneles el contenido principal de sus investigaciones. Los premios votados por el jurado y por los propios doctorandos recayeron en Alfonso Gallo (Premio del Jurado) y Aránzazu González (Premio del Público). El póster de Gallo, titulado Nuevas medidas del enlace químico, expone un trabajo en el campo de la química teórica sobre el papel y el funcionamiento de los enlaces químicos. El trabajo de Aránzazu González, doctoranda del área de bioquímica, aborda la Activación de rutas de biosíntesis silenciosas en Streptomyces albus para conocer los derivados que esta bacteria puede producir y que pudieran tener en un futuro aplicaciones clínicas.

    Los pósteres expuestos recogen los trabajos de los investigadores más jóvenes  en todas las ramas del conocimiento. Cabe reseñar el número destacados de proyectos que están vinculados de alguna manera a las áreas de especialización de los clústeres del Campus de Excelencia Internacional: Biomedicina y Salud, y Energía, Medioambiente y Cambio Climático.

    Casi una veintena de investigaciones reunidas en las jornadas pertenecen al ámbito de las ciencias de la salud y dentro de ellas la oncología es el campo predominante, manteniendo un estrecho vínculo con el Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias (IUOPA). La salud mental o las enfermedades degenerativas del sistema nervioso central también figuran entre los temas de atención de algunos doctorandos.

    La rama de arquitectura e ingeniería recoge trabajos sobre campos muy diferentes, desde el desarrollo de nuevos software informáticos hasta el tratamiento y diseño de materiales. La sostenibilidad medioambiental tiene un peso específico en las investigaciones que se están llevando a cabo en esta rama, con un protagonismo importante de las energías renovables, nuevas técnicas de gestión de residuos o el perfeccionamiento de procesos de mayor eficiencia energética.

    Desde el antiguo Egipto a las casonas de indianos del oriente de Asturias, pasando por la estructura platónica en la ciudad, la investigación que los doctorandos de la Universidad desarrollan en el campo de Artes y Humanidades representa todo un crisol de opciones. Medio centenar de investigadores de esta rama se han dado cita en las jornadas doctorales para presentar sus trabajos.

    La educación y la psicología centran buena parte de los proyectos presentados en el ámbito de las ciencias sociales y jurídicas. La formación del profesorado enfocada desde diferentes perspectivas o los mecanismos que rigen los sistemas de aprendizaje, de memoria y también de olvido son objeto de las tesis doctorales. La economía y el derecho también aportaron enfoques variados en las investigaciones a propósito de tributos, legislación laboral o empresas familiares.

    Finalmente, dentro del campo de las ciencias, cabe reseñar la importancia de la nanotecnología o del desarrollo de nuevos métodos de análisis en las nuevas investigaciones. La geología, las matemáticas, la física y la química concentran buena parte de la investigación básica que se desarrolla dentro de la institución académica asturiana y que es el primer paso para alcanzar una vertiente aplicada.


Buscar