Noticias

  • La Universidad de Oviedo rinde homenaje al rector Teodoro López-Cuesta

    18 de Septiembre 2014

    El Rector entregó una placa de reconocimiento al hijo y la viuda de López-Cuesta en un emotivo acto celebrado en el Paraninfo

    La familia, el Rector, Fernando Suárez y Francisco Sosa posan junto al retrato oficial de Teodoro López-Cuesta.
    La comunidad universitaria rindió un emotivo homenaje al rector Teodoro López-Cuesta, recientemente fallecido. El acto se celebró en el Paraninfo del Edificio Histórico con la presencia de familiares y amigos que recordaron y elogiaron la destacada contribución de López-Cuesta a la modernización de la Universidad y a la promoción y difusión de la cultura.
     
    La viuda y el hijo del Teodoro López-Cuesta acudieron al acto en que recibieron numerosos gestos de cariño y reconocimiento de la labor del profesor emérito. Su hijo fue el encargado de recoger de manos del Rector una placa que conmemora el homenaje de la comunidad universitaria asturiana a Teodoro López-Cuesta.
     
    El Rector, Vicente Gotor, presidió el homenaje y ensalzó el "carácter sencillo y humano" de Teodoro López-Cuesta y también su valiosa faceta de "conseguidor porque era un hombre que siempre se traía algo debajo del brazo cuando iba a Madrid y eso es algo muy complicado. La Universidad ha sido desde luego la gran beneficiada de su trabajo". 
     
    Fernando Suárez González, Catedrático emérito de derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la UNED, Catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Oviedo (1969-1973), fue el encargado de glosar el primer lugar la figura del desaparecido rector y destacó de él "su humanismo desbordante".  
     
    Las palabras de Francisco Sosa Wagner, Catedrático de derecho Administrativo en la Universidad de León, Catedrático de derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo (1976-1982) y Secretario general de la Universidad de Oviedo (1977-1982), elogiaron el esfuerzo inversor y renovador de López-Cuesta durante los años en que estuvo al frente del Rectorado. Una labor desarrollada, en sus palabras, "como un mago de la sencillez".
     
    Teodoro López-Cuesta Egocheaga fue rector de la Universidad de Oviedo entre 1975 y 1983. Era catedrático de Economía Política, Hacienda Pública y Derecho Financiero y además fue nombrado profesor emérito de la institución académica. Su destacada trayectoria como universitario cuenta con contribuciones tan destacadas como el impulso a la Conferencia de Rectores de la Universidad Española (CRUE), la puesta en marcha de los cursos de La Granda o la fundación de la Escuela de Estudios Hispánicos.
     

    Imágenes:


Buscar