Noticias

  • La Universidad de Oviedo participa en un proyecto europeo para la autosuficiencia energética de los puertos

    23 de Abril 2019

    PORTOS (Ports Towards Energy Self-Sufficeincy) será cofinanciado por el programa INTERREG Espacio Atlántico, que promueve la cooperación transnacional en 36 regiones atlánticas de cinco países europeos

    Mario López Gallego.
    Los puertos necesitan un elevado suministro de energía y son fuente de polución, dos problemas ambientales mitigables con el uso de energías renovables. Considerando la convergencia de recursos, infraestructuras e instalaciones en puertos, la energía renovable marina es una alternativa prometedora. El proyecto PORTOS, del que forma parte la Universidad de Oviedo, pretende evaluar, desarrollar y promocionar el uso integrado de recursos energéticos renovables en puertos, estableciendo una hoja de ruta hacia un sector más competitivo y sostenible.
     
    PORTOS se ha iniciado este mes de abril y tiene una duración prevista de tres años, con un presupuesto total de más de 2 millones de euros. Participan 18 instituciones de las regiones europeas bañadas por el Atlántico, incluyendo centros de I+D+i, empresas y autoridades portuarias de Irlanda, Reino Unido, Francia, Portugal y España.
     
    La participación de Universidad de Oviedo en el proyecto está liderada por Mario López Gallego, profesor del Departamento de Construcción e Ingeniería de Fabricación, y coordinador del Máster Universitario en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. El trabajo de la Universidad se centrará en la integración de sistemas mecánicos de captación de energía renovable marina en las estructuras de abrigo, así como en el desarrollo de tecnologías 4.0.
     
    La institución académica asturiana estudiará una serie de puertos integrados en el consorcio -Cork (Irlanda), Leixoes (Oporto, Portugal), Saint Nazaire (Nantes, Francia), Plymouth (Reino Unido) y Vigo- con el fin de analizar la posibilidad de utilizar las fuentes de energía renovable de su entorno: viento, mareas, oleaje, irradiación solar y corrientes. Se evaluará, además del recurso disponible y la capacidad de producción renovable, las forma de integrar los sistemas de conversión mecánica en las infraestrucuras portuarias.
     
    Como explica Mario López Gallego, "desde Asturias estudiaremos la viabilidad estructural de las soluciones que aporten otros socios del proyecto. La idea es valorar los recursos disponibles, qué se puede aprovechar de cada uno, y saber si eso es viable técnicamente. Por ejemplo, si se puede integrar un sistema de conversión de energía del oleaje en un dique que ya esté construido y cómo".
     
    Además de atender las demandas energéticas de las industrias cercanas a los puertos, como es el caso de los astilleros, en el futuro también se podrían satisfacer las de los barcos eléctricos, desde grandes buques de mercancías a pequeñas embarcaciones de recreo. Los puertos beneficiados no serán solo los cinco mencionados, ya que los datos obtenidos pueden ser extrapolados a otros enclaves portuarios del espacio Atlántico, entre los que se incluyen los puertos del Principado de Asturias.

Buscar