Noticias

  • La Universidad de Oviedo lidera un proyecto europeo para recuperar los ecosistemas dunares de la costa cantábrica

    08 de Mayo 2014

    La institución académica impulsará con otros cinco socios un ambicioso plan de conservación de la biodiversidad en diez sistemas de dunas y playas de Asturias, Cantabria y País Vasco

    De izquierda a derecha: Enrique Jáimez, gerente del Cluster de Energía, Medioambiente y Cambio Climático del CEI; Paz Suárez Rendueles, vicerrectora de Investigación y CEI; Vicente Gotor, Rector de la Universidad de Oviedo; y Tomás Emilio Díaz, decano de la Facultad de Biología de la Universidad de Oviedo.

    La Universidad de Oviedo lidera un proyecto europeo para mejorar el estado de conservación de los ecosistemas dunares de la costa cantábrica mediante la restauración de 10 espacios de protección especial ubicados en Asturias, Cantabria y País Vasco. Esta iniciativa cuenta con plazo de ejecución de cerca de cinco años y un presupuesto de 1,4 millones de euros con cofinanciación del programa LIFE+ de la Unión Europea, especializado en temáticas medio ambientales.

    La gestión y coordinación de la preparación de la solicitud del proyecto "Conservación de la biodiversidad vegetal en los arenales costeros cantábricos" ha sido realizada por el Cluster de Energía, Medioambiente y Cambio Climático del Campus de Excelencia Internacional teniendo en cuenta el modelo de la cuádruple hélice, ya que colaboran empresas, administraciones públicas, centros de investigación y asociaciones. En el proyecto toman parte seis socios de las tres comunidades autónomas, y cuenta con el apoyo de once administraciones locales, tres autonómicas y del Gobierno de España junto con ONGs, sociedades científicas y colectivos vinculados a la protección del medio ambiente.

    El rector, Vicente Gotor, presentó el proyecto, acompañado por la vicerrectora de Investigación y Campus de Excelencia Internacional, Paz Suárez Rendueles; el catedrático de Botánica y director científico del Jardín Botánico de Gijón, Tomás Emilio Díaz; y el gerente del Cluster de Energía, Medioambiente y Cambio Climático, Enrique Jáimez.

    Las acciones incluyen eliminación de pinos y especies exóticas invasoras, repoblación de plantas estructurales y reintroducción de ejemplares de hábitats dunares considerados raros, amenazados o protegidos

    Entre otras acciones, se pondrán en marcha planes de conservación para reforzar la población de plantas estructurales y reintroducir especies de hábitats dunares consideradas como raras, amenazadas o protegidas, restaurar la dinámica dunar mediante la instalación de captadores de arena, reducir la presencia de pinos y disminuir el efecto negativo de estas plantaciones así como eliminar especies exóticas invasoras.

    Lugares de actuación

    Las acciones se desarrollarán en 10 Lugares de Importancia Comunitaria (LICs) a lo largo de la costa cantábrica incluidos en la Red Natura 2000:

    • Asturias: se centrarán en el sistema dunar de Barayo entre los municipios de Navia y Valdés, en la playa de Verdicio(Gozón) y en el sistema dunar de Vega (Ribadesella).
    • Cantabria: sistema dunar de Liencres (Piélagos), sistema dunar de Somo, (Ribamontán al Mar) y la playa de Berria-Higueras (Santoña).
    • País Vasco: las actuaciones se centrarán en la playa de la Arena (en los municipios de Muskiz y Ziérbana - Vizcaya), la playa de Laida (municipio de Ibarranguelu - Vizcaya), el sistema dunar de Santiago (municipio de Zumaya - Gipuzkoa) y el sistema dunar de Zarauz (Zarauz - Gipuzkoa).

    El ecosistema dunar se ha visto especialmente alterado por la actividad humana y por la existencia de fenómenos destructivos como tormentas y riadas, que han disminuido o alterado sensiblemente la biodiversidad propia de estos medios y sus poblaciones naturales de especies silvestres. Buena parte de las especies exclusivas de estos ambientes aparecen actualmente en listas rojas de flora amenazada y catálogos de protección de flora y fauna.

    Entre otras medidas concretas, este proyecto plantea, por ejemplo, la eliminación de unos 250 pinos del sistema dunar de Barayo, la conservación de 28 especies presentes en los hábitats dunares, la colocación de 50.000 plantas estructurales para favorecer la dinámica natural de las dunas o la eliminación de flora exótica invasora. También se actuará en la restauración del hábitat de las dunas costeras fijas y dunas móviles de litoral, y se procederá a la protección de sistemas dunares con vallado de cuerdas y postes de madera.

    Socios participantes

    • Socio Coordinador
      • Universidad de Oviedo, a través del Equipo Científico del Jardín Botánico Atlántico de Gijón, el personal adscrito al Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (INDUROT) y el Departamento de Biología de Organismos y Sistemas (BOS).
    • Socios Beneficiarios
      • Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA)
      • Dirección General de Montes y Medio Natural del Departamento de Innovación, Desarrollo Rural y Turismo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
      • Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria. Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural.
      • Ecología Litoral, S.L.
      • Sociedad de Ciencias Aranzadi

    El proyecto cuenta, además, con el respaldo de diferentes administraciones locales (ayuntamientos de Navia, Valdés, Gozón y Ribadesella, en Asturias; Piélagos, Ribamontán al Mar y Santoña, en Cantabria; y Muskiz, Ziérbana, Ibarranguelu, Zumaya y Zarauz, en el País Vasco), comunidades autónomas, ONG y entidades vinculadas a la conservación del medio ambiente.

    Imágenes:

    Documentos Relacionados:


Buscar