Noticias

  • La Universidad de Oviedo inviste doctores ‘honoris causa' al constitucionalista Alessandro Pace y al nefrólogo en pediatría James Chan

    11 de Mayo 2017

    El rector, Santiago García Granda, ha subrayado como punto de conexión entre las especialidades de ambos expertos "la función que puede desempeñar la pediatría en el ámbito de los derechos de la infancia"

    El rector se dirige a Alessandro Pace (a la derecha) y James Chan.
    La Universidad de Oviedo ha investido doctores ‘honoris' causa al italiano Alessandro Pace, reconocido constitucionalista, y a James C. M. Chan, natural de Hong Kong y ciudadano norteamericano, en un solemne acto presidido por el rector, Santiago García Granda, y celebrado en el Paraninfo del Edificio Histórico.
     
    "Es significativo que sean de dos especialidades tan diferentes como el Derecho y la Medicina, y de dos países tan alejados entre sí, como Italia y Estados Unidos, porque pone de manifiesto la proyección multidisciplinar y el sentido universal de nuestra institución", ha afirmado el rector. Santiago García Granda ha señalado como un punto de contacto significativo entre las especialidades de los ya doctores honoris causa "la función que puede desempeñar la pediatría en el ámbito de los derechos de la infancia". A este respecto, el rector ha hecho referencia a la "Convención sobre los Derechos del Niño" y a un informe de la Organización Mundial de la Salud sobre el impacto de los alimentos contaminados en la salud y el bienestar. 
     
    El catedrático Francisco Bastida ha enfatizado "la enorme capacidad de trabajo y liderazgo de Alessandro Pace, puesta de manifiesto dentro de la vida académica en su magisterio en la formación de nuevos profesores, en su prolongada dirección de la Revista científica "Giurisprudenza constituzionale" o en la fundación de la Asociación Italiana de Constitucionalistas, de la que además fue Presidente entre 2006 y 2009". La obra de Pace ha girado siempre en torno a las libertades públicas, los límites al poder y la Constitución y su reforma.
     
    El profesor Pace ha mostrado su profundo agradecimiento a la universidad por esta distinción, que para él supone "la responsabilidad de mantener el nivel de excelencia de la propia actividad científica". Su discurso de investidura ha versado sobre "Las situaciones subjetivas de la información", "que, al menos en Italia, es un tema de investigación escasamente frecuentado, pero que, en mi opinión, es todavía de gran importancia práctica", ha afirmado.
     
    Por su parte, en referencia a James Chan, el catedrático Fernando Santos ha resaltado su vinculación con el Departamento de Medicina de la Universidad de Oviedo. La línea de investigación del Área de Pediatría sobre alteraciones de la placa de crecimiento en la enfermedad renal crónica "es sin duda la que ha tenido más rendimiento científico y por la que nuestro grupo es reconocido internacionalmente; surgió de mi estancia sabática como becario Fulbright en el Medical College of Virginia y nunca se hubiera desarrollado y consolidado sin el apoyo del grupo de James Chan", ha indicado el profesor  Santos. 
     
    El doctor Chan se ha mostrado igualmente agradecido a la institución. Recibir un reconocimiento como este le parecía "un sueño inalcanzable". Su exposición la ha dedicado a repasar los progresos más relevantes en medicina como resultado de la investigación, incluyendo el potencial de la investigación sobre las células madre. Desde su punto de vista, la comunidad científica médica necesita "buenos supervisores, un intercambio de conocimiento abierto, compromiso por parte de las instituciones y ayudas del gobierno, que en última instancia depende de la opinión pública".

    Imágenes:


Buscar