Noticias

  • La Universidad de Oviedo instala bucles magnéticos para mejorar la accesibilidad de las personas con pérdidas auditivas

    16 de Enero 2014

    La implantación de los equipos, que se enmarca dentro de las acciones del Campus de Excelencia Internacional, se han llevado a cabo en espacios comunes que acogen un buen número de actividades en Oviedo, Gijón y Mieres

    Acto público celebrado en el Aula Magna del Edificio Histórico, uno de los espacios en los que se han instalado un bucle magnético.

    La Universidad de Oviedo ha instalado en sus campus de Oviedo, Gijón y Mieres bucles magnéticos que permiten facilitar la audición a personas con una pérdida auditiva. La actuación se enmarca dentro de las acciones estratégicas de accesibilidad llevadas desde el Campus de Excelencia Internacional y ha sido coordinada desde la Oficina de Atención a Estudiantes con Necesidades Específicas (ONEO), del vicerrectorado de Estudiantes.

    Los bucles han sido instalados en el Aula Magna del Edificio Histórico, el Aula Magna de la Facultad de Economía y Empresa en el campus de El Cristo, el Aula Magna de la Escuela Politécnica de Mieres y la antigua Aula Magna de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón. Los espacios han sido seleccionados entre los que mayor número de actividades acogen a lo largo del año y convenientemente señalizados.

    Se trata de los primeros sistemas con que cuenta la Universidad para mejorar la accesibilidad auditiva en espacios comunitarios. La inversión global ha ascendido a más de 16.000 euros y se ha afrontado gracias a una subvención convocada por la Fundación Universidad.es y avalada por la Fundación ONCE y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

    El sistema de bucles magnéticos funciona como un apoyo auxiliar para las personas que utilizan audífonos o llevan un implante coclear. El bucle magnético funciona como equipo de FM, recogiendo el sonido emitido directamente desde la fuente (megafonía) para enviarlo hasta el audífono o el implante sin ninguna interferencia. Este sistema mejora sustancialmente la recepción del sonido para las personas con pérdidas auditivas.

    Además de los cuatro bucles magnéticos, en las salas se han instalado equipos que permiten comprobar el funcionamiento del sistema y utilizar unos cascos para recibir el sonido a las personas cuyos audífonos o implantes no se adapten a los bucles o que no cuenten con estos apoyos auxiliares. Junto a los sistemas de bucle magnético, la ONEO ha adquirido tres equipos de FM que permitirán prestar servicios individuales a estudiantes con una pérdida auditiva.


Buscar