Noticias

  • La Universidad de Oviedo exhibe en una exposición los ejemplares más valiosos del ‘Quijote'

    25 de Abril 2016

    La institución académica se suma al cuarto centenario de la muerte de Cervantes con una muestra en la Biblioteca Central del 25 de abril al 9 de mayo

    De izquierda a derecha, Ramón Rodríguez, director de la Biblioteca; Leopoldo Sánchez Torre, vicerrector de Extensión Universitaria y Comunicación, en funciones; y Vicente Gotor, rector, en funciones.

    La Universidad de Oviedo se suma al cuarto centenario de la muerte de Cervantes con una exposición en la que exhibirá las mejores impresiones del Quijote que se custodian en la Biblioteca Central de la institución académica.

    La colección cervantina de la Universidad cuenta, entre sus joyas literarias, con dos ejemplares de 1605, el mismo año de la edición de la primera parte del Quijote. La muestra Cervantes en la Universidad de Oviedo, que permitirá contemplar 35 impresiones de obras del maestro de las letras españolas, estará abierta al público del 25 de abril al 9 de mayo en la sala central de la Biblioteca, en LAUDEO Centro Cultural de Extensión Universitaria. 

    Custodia entre sus joyas dos impresiones de las seis que se realizaron en 1605 coincidiendo con la publicación de la primera parte de la obra maestra

    La Universidad de Oviedo es, entre todas las instituciones de enseñanza superior, la que alberga un fondo más rico en ediciones antiguas de la obra magna de Cervantes, el Quijote, y de otros libros del escritor. La Biblioteca Central custodia 348 volúmenes entre los que se encuentran algunos ejemplares especialmente valiosos.

    Los fondos bibliográficos de la obra cervantina que atesora la Universidad de Oviedo destacan sobre los del resto de las universidades españolas por dos razones. Las bibliotecas de las instituciones académicas no son especialmente ricas en fondos bibliográficos antiguos de carácter literario porque en los planes de estudio de las universidades durante los siglos XVII y XVIII la literatura no tenía demasiada cabida. Además, las bibliotecas monásticas, que se integraron en las universitarias como consecuencia de la desamortización eclesiástica, tampoco custodiaban obras literarias, con la excepción de algunos autores clásicos griegos y latinos.

    La Universidad de Oviedo se distingue no solo por ser la mejor dotada de todas las españolas en fondos sobre la gran obra de Cervantes, sino también por guardar algunas de las primeras impresiones. De las seis que se realizaron 1605, coincidiendo con la publicación de la primera parte del Quijote, Oviedo custodia dos ejemplares. Se corresponden con la edición de Lisboa, de Jorge Rodríguez, y la de Madrid, de Juan de la Cuesta. Ambas pueden verse en la exposición. La de Juan de la Cuesta tiene especial relevancia porque ha servido como base de las múltiples reediciones de la obra capital de Cervantes hasta 2005, cuando el texto revisado del académico Francisco Rico toma el relevo.

    Revolución de Octubre

    El 13 de octubre de 1934, durante la Revolución de Asturias, ardió el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, convertido ahora en Centro Cultural de Extensión Universitaria. El inmueble quedó arrasado y el fuego acabó con la Biblioteca Provincial Universitaria, la Biblioteca especial de la Facultad de Derecho, el Archivo Universitario, la Iconoteca y la Pinacoteca.

    Dos iniciativas fundamentales hicieron posible que la Universidad disponga en la actualidad de un fondo histórico magnífico. Estos dos acontecimientos son la donación por parte de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de la biblioteca de Roque Pidal y Bernaldo de Quirós, formada por 22.000 volúmenes; y la cesión por herencia del legado de José María Queipo de Llano Fernández de Córdoba, con otros 10.000 ejemplares. De estas dos magníficas bibliotecas particulares, especialmente, de la de Roque Pidal, proceden las ediciones más antiguas y valiosas del Quijote y de otras obras de Cervantes que se conservan actualmente en la Universidad de Oviedo.

    Fotografía de portada: reproducción de la edición de Lisboa, de Jorge Rodríguez.

    Imágenes:


Buscar