Grados

Oferta 2016/2017

  • Grado en Química

    Datos Generales

    Descripción:

    La duración del Grado en Química es de 4 años. El mínimo de créditos exigidos para la obtención del título es de 240 créditos ECTS.

    Centro responsable:

    Modalidad: Presencial

    Idiomas en los que se imparte: Español/Inglés (itinerario bilingüe)

    Distribución y Créditos:

    • Formación Básica: 60
    • Obligatorias: 144
    • Optativas: 18
    • Trabajo Fin de Grado: 18

    Admisión: 90 plazas. Necesaria preinscripción

    Precio de un curso completo en primera matrícula:  1068,54 €

    Ingreso y salidas profesionales

    Perfil de ingreso
    • Bachillerato recomendado con la PAU superada: Ciencias y Tecnología.
    • Ciclo formativo de grado superior recomendado: Ramas Sanitarias.
    • Prueba de Acceso para mayores de 25, 40 o 45 años.
    • Titulación universitaria.

    El alumnado de nuevo ingreso ha de poseer facilidad para la comprensión, expresión verbal y escrita. Manifestar interés y motivación por el cuidado, capacidad para la observación, análisis y reflexión. Ser capaz de adaptarse a nuevas situaciones y mostrar una disposición activa hacia el aprendizaje y el trabajo en equipo.

    Salidas profesionales

    El Graduado o Graduada en Química adquiere las competencias necesarias para trabajar en campos como la industria química, la docencia no universitaria, las ciencias de la salud, así como otros campos relacionados con la química (asesoría, gestión comercial, seguridad e higiene en el trabajo).

    Perfiles profesionales:

    • Docencia y/o investigación.
    • Administración Pública.
    • Gestión y administración de laboratorios químicos.
    • Industria, gestión de proyectos y trabajos técnicos.
    • Control de calidad en laboratorios y prevención y riesgos laborales.
    • Gestión comercial.
    • Consultoría y asesoría.

    Además, el Graduado puede acceder a la oferta de Másteres impartidos por  la Universidad de Oviedo

    Características del centro

    Instalaciones y servicios

    Aulario y laboratorios docentes y de investigación. Biblioteca y sala de revistas con una importante colección de publicaciones periódicas. Sala de informática dotada con 36 ordenadores en red.

    Movilidad y relaciones internacionales

    Convenios con numerosas universidades españolas dentro del programa de intercambio de estudiantes SICUE. Convenios de intercambios de estudiantes en el programa SÓCRATES/ERASMUS. Convenios de intercambio de estudiantes y profesores con universidades americanas (p.ej. USA, México, Brasil).

    Prácticas, empleo y plan de acción tutorial

    Jornadas de Bienvenida, Plan de Acción Tutorial (en grupos de cinco alumnos por tutor). Prácticas en empresas, cursos de orientación laboral organizados por la Universidad de Oviedo, el Colegio Oficial de Químicos de Asturias y León y la Asociación de Químicos del Principado de Asturias.

    Información adicional

    Justificación del título

    La Química permite comprender el mundo que nos rodea, incluidos los seres vivos, y tiene una gran influencia en nuestra existencia, en nuestra cultura y en nuestra calidad de vida. Por medio de la Química se han preparado nuevos medicamentos que alargan la esperanza de vida de las personas, se ha conseguido aumentar notablemente la producción de alimentos mediante el uso de fertilizantes y plaguicidas, se han preparado plásticos y otros materiales que utilizamos de forma habitual en nuestra vida diaria, se ha avanzado notablemente en la protección del medioambiente. Así pues, la Química se ha convertido en un factor crucial del bienestar social de la humanidad. Como ciudadanos que vivimos en un mundo desarrollado y consumista, es necesario que seamos capaces de analizar de forma científica los efectos, positivos y negativos, que las sustancias químicas tienen en nuestras vidas y en nuestro entorno. Este análisis sólo se puede realizar si tenemos una buena formación básica en Química.

    Aparte de contribuir a la educación de ciudadanos informados, el estudio de la Química figura en los planes de estudio de otras disciplinas como la biología, las ingenierías, la farmacología, la agricultura, etc. Esto se debe a que la Química es una ciencia central para la comprensión de otras ciencias y tecnologías. Este carácter de disciplina central deriva del propio objeto de estudio de la Química: la materia, su estructura a nivel atómico y molecular, sus propiedades derivadas de la estructura y su transformación mediante reacciones químicas. La investigación en Química permite avanzar en el conocimiento de estos aspectos y hacer extrapolaciones y predicciones acerca de la síntesis de nuevas sustancias útiles para la humanidad. También presenta esta disciplina un enorme interés en el campo industrial, ya que son muchas y muy variadas las industrias basadas en procesos químicos (fertilizantes, petrolíferas, metalúrgicas y siderúrgicas, papeleras, cementeras, cosméticas, alimentación, farmacéuticas, pinturas y detergentes). No menos importante es la tarea de transmisión de los principios básicos de Química a los estudiantes de Enseñanza Secundaria y Bachillerato, que será desarrollada por los graduados en esta materia, una vez hayan completado su formación con los conceptos pedagógicos necesarios.

    En resumen, por su vocación de innovación y servicio a la sociedad, la Química, desde sus inicios, ha tenido un enorme impacto en el progreso de la humanidad, desarrollando sustancias y tecnologías de gran incidencia en todos los campos de actividad de los seres humanos, convirtiéndose así en uno de los pilares de la capacidad competitiva de un país.

    La Química es una ciencia central, relacionada con todo lo que nos rodea incluidos los seres vivos. Por eso ofrece un horizonte tan amplio sobre sí misma. De forma inequívoca, la Química influye en nuestras vidas, en nuestra existencia, en nuestra cultura y en nuestra calidad de vida. Todos los procesos de los seres vivos, desde su origen, son reacciones químicas; las cosas que usamos o vestimos, el lugar donde vivimos o aquello con lo que jugamos, son producto de reacciones químicas controladas. La tarea del químico es diseñar reacciones que conviertan las sustancias que nos rodean en otras sustancias que satisfagan nuestras necesidades. Los químicos se las arreglan para responder a tantas necesidades de nuestra sociedad estudiando los factores que gobiernan y controlan las reacciones químicas. Obviamente, en este estudio necesita la ayuda de otras disciplinas y así, desde su posición central, la Química interrelaciona con una gran variedad de materias científicas generando áreas de conocimiento de difícil catalogación. Sea como fuere, la Química está siempre presente en cualquier ámbito que suponga un avance del conocimiento del universo que nos rodea.

    En este avance de las fronteras de la Química juega un papel crucial la investigación básica que permite conocer de manera fundamental el cómo y por qué de las reacciones químicas. Como resultado de este tipo de investigación, se genera un cuerpo de doctrina teórico que permite extrapolar y hacer predicciones acerca de nuevas reacciones que deben dar lugar a nuevas sustancias beneficiosas para la sociedad. Así, partiendo de conceptos teóricos la Química es capaz de proyectarse hacia nuevas y prometedoras aplicaciones industriales o que sirven para resolver problemas de nuestras sociedades.

    Debido a la respuesta que ha dado a las necesidades humanas, la Química se ha convertido en un factor crucial del bienestar económico de las sociedades. Vivimos en una época de oportunidades especiales para los avances de muchos de los frentes en los que la Química, y los químicos, interaccionan con otras disciplinas. La oportunidad surge de la enorme versatilidad de esta ciencia para desarrollar mecanismos de exploración de las etapas básicas que ocurren durante los cambios químicos; de su capacidad para entender las sustancias que nos rodean, incluidas las de complejidad extrema como las moléculas biológicas, y del uso por parte de los químicos de las técnicas instrumentales más avanzadas que contribuyen de manera significativa a acelerar el progreso de la Química.

    proyecto docente que se propone para la verificación del Título de Grado en Química por la Universidad de Oviedo tiene su base en los estudios de Química que se han impartido en esta Universidad desde 1895. Dentro de la Facultad de Ciencias, los estudios de Química se ubicaron en el edificio de la calle San Francisco, hoy sede del Rectorado, hasta que en 1913 se creó la Sección de Química, ocupando un edificio independiente, el llamado Pabellón de Ciencias, sede en la actualidad de tres Vicerrectorados. El 20 de septiembre de 1958 se inauguró el edificio de la Facultad de Ciencias en el hoy denominado Campus de Llamaquique. Este Centro albergó las secciones de Química, Geología (creada el 22 de julio de 1958) y Biología (implantada el 27 de julio de 1968). Posteriormente, el 5 de febrero de 1982, la Facultad de Ciencias se divide en las actuales Facultades de Biología, Geología y Química. El edificio actual de la Facultad de Química se ocupó a finales de 1988, inaugurándose oficialmente en octubre del siguiente año.

    En la década de los setenta, la Facultad inició su etapa actual, caracterizada por la incorporación de nuevos profesores tras la jubilación o traslado de los catedráticos titulares de Química Técnica (1970), Química Orgánica y Química Física (1973), Física (1979) y Química Inorgánica (1980). Con ello se consolidaron prolíficas escuelas que cambiaron en pocos años el panorama docente. En los años ochenta comenzó un aumento muy sensible del profesorado estable que ha continuado hasta nuestros días.

    En el año 1973 se implanta un nuevo plan de estudios de Química que introdujo la posibilidad de cursar cinco especialidades químicas. Más tarde, en 1994, fueron reformados contando con cuatro especialidades químicas (Analítica, Física, Inorgánica y Orgánica) y la especialidad de Ingeniería Química se transformó en titulación independiente. En el año 1994 se comenzó a impartir un Plan de Estudios de Química en cuatro años en el que la mayor innovación fue que las prácticas de laboratorio se transformaron en asignaturas experimentales, independizándose de las asignaturas teóricas. En el año 2001 se comenzó a impartir el vigente plan de estudios en cinco años que mantuvo la autonomía de las asignaturas experimentales. En los últimos años la demanda de esta titulación se ha estabilizado en 70-80 estudiantes de nuevo ingreso siendo la segunda titulación más demandada por los estudiantes de la rama de Ciencias Experimentales después de Biología.

    La propuesta que aquí se formula se centra en conseguir que los estudiantes que sigan los estudios de Grado adquieran una formación generalista de la Química en su estado actual de desarrollo científico y aplicado. Con esta formación se les faculta para su futuro desempeño profesional en áreas de interés para la sociedad actual.

    En España, la importancia de la Química ha sido reconocida oficialmente en múltiples ocasiones. A modo de ejemplo, el 14 de noviembre de 2002 se publicó en el B.O.E. la orden 2893/2002 por la que se establecía el Día de la Química. En su preámbulo puede leerse: "La Federación Empresarial de la Industria Química (FEIQUE), la Real Sociedad Española de Química, el Consejo de Colegios Oficiales de Químicos de España, la Asociación Nacional de Químicos de España, la Federación Estatal de Industrial Afines-UGT, la Federación de Textil-Piel, Químicas y Afines de Comisiones Obreras y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha solicitado a este Ministerio la declaración del día 15 de Noviembre, como Día de la Química … El Objeto de la solicitud planteada es impulsar la divulgación de la Ciencia Química, sensibilizando a la sociedad sobre su contribución a la mejora de la calidad de vida. Ello contribuirá, por otro lado, a promover la formación, la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica en dicha área. El Ministerio de Ciencia y Tecnología es plenamente consciente de la relevancia que la Ciencia Química tiene en cualquier política de impulso de I+D. No es extraño, por ello, que en el Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (2000-2003) aprobado por el Acuerdo del Consejo de Ministros de 12 de diciembre de 1999, se incluya, entre sus áreas científico-tecnológicas, una referida, precisamente, a Procesos y Productos Químicos".

    La Química es una disciplina que se imparte desde hace muchos años en la mayor parte de las universidades europeas y americanas. Una gran parte de las universidades europeas que ofrecen el grado en Química han adoptado la formación de sus estudiantes al modelo Eurobachelor, promovido por la European Chemistry Thematic Network (http://ectn-assoc.cpe.fr/) y adoptado por la Asamblea General de EuChems en 2003. Para ello han seguido las líneas de acción planteadas por la red Tuning de Química.

    Desde el punto de vista académico es imprescindible proponer estos estudios que tienen como fin el conocimiento de la materia y de sus transformaciones con un enfoque que no está implícito en ninguna otra ciencia. La transmisión de los conocimientos adquiridos durante años a las generaciones jóvenes hace posible que este conocimiento pueda evolucionar para dar respuesta a viejos y nuevos interrogantes.

    En cuanto a su interés para el mundo profesional, cabe destacar que son muchas las industrias basadas en procesos químicos: productoras de fertilizantes, industrias petrolíferas, metalúrgicas y siderúrgicas, papeleras, cementeras, etc. Además, la presencia de conocimientos químicos es importante en sectores como la cosmética, la farmacia, la alimentación y la elaboración de pinturas y detergentes. Por otra parte, la transmisión de la química a los estudiantes de Enseñanzas Medias descansará en los graduados en esta materia una vez que hayan completado su formación con los conceptos pedagógicos necesarios. Entre las conclusiones del Libro Blanco se cita que la titulación en Química aparece entre las 20 más demandadas por los empleadores para licenciados tanto con experiencia como sin ella. En la actualidad, la oferta sectorial de empleo para los licenciados en Química está encabezada por el sector servicios seguido del sector industrial. La distribución ocupacional de esta oferta global viene dominada por el trabajo de químico propiamente dicho y la dedicación a la enseñanza. La ocupación de los químicos como comerciales y como técnicos aparece a una cierta distancia. En cuanto al campo de actividad de las empresas empleadoras, la oferta de empleo para los titulados en Química está liderada por el sector Químico (cuarto sector empleador del país), seguido a distancia por el sector industrial, el docente y el sanitario. Los Titulados europeos en Química consiguen empleo con facilidad, en los mismos campos que los españoles.

    Así pues, de acuerdo con la oferta sectorial de empleo de los químicos actuales (Libro Blanco del Título de Grado en Química –ANECA-), los perfiles más interesantes a definir para este tipo de titulados serían el industrial, el de química aplicada, el docente-investigador, el docente no universitario, el de las ciencias relacionadas con la salud y otros asociados a campos de actividad variados relacionados con la Química. En el campo de la investigación científica, son muchos los temas en los que la Química está llamada a aportar mejoras. En la rama del análisis se espera el desarrollo de nuevas técnicas analíticas más sensibles y para más sustancias. Se mejorarán los procesos de síntesis de sustancias utilizando métodos más eficaces, baratos y ecológicos y se propondrán síntesis de sustancias nuevas o sólo producidas de forma natural hasta el momento. Es previsible un aumento en el conocimiento de la estructura y de las propiedades de los materiales que puede conducir al diseño de otros materiales nuevos adaptados a necesidades específicas, incluyendo dispositivos contenidos en el naciente campo de la nanotecnología. También se prevé el desarrollo de métodos de simulación útiles para estudiar desde los estados condensados de la materia hasta la reactividad y la actividad biológica aprovechando la enorme capacidad de los sistemas informáticos actuales.

    En resumen, por su permanente capacidad de innovación, la Química ha tenido siempre un enorme impacto sobre el progreso, desarrollando productos y tecnologías que inciden en todos los campos de actividad de los seres humanos, convirtiéndose en uno de los pilares de la capacidad competitiva de un país. A este respecto, baste señalar el testimonio concreto presentado por Allchem (Alianza para las Ciencias y Tecnologías Químicas en Europa) en su informe del 2002 titulado "Química: Europa y el Futuro" (ver documentación adjunta), sobre el determinante papel que la Ciencia Química juega en la protección de la salud y el medio ambiente, en la mejora de las condiciones higiénicas y sanitarias, en la obtención cualitativa y cuantitativa de alimentos y en la fabricación de nuevos y más baratos materiales que permiten mejorar la calidad de nuestras vidas.

    Todo lo expuesto justifica la existencia de los estudios de Química en nuestra Universidad de Oviedo, una de las Titulaciones más antiguas, con objeto de seguir formando profesionales e investigadores en esta rama del conocimiento científico.

    Extinción del plan de estudios

    Adaptación al grado

    La propuesta de procedimiento de adaptación que se plantea tiene como eje fundamental el favorecer la incorporación de los estudiantes del Plan 2001 a los estudios de Grado. No se ha tenido en cuenta el número de créditos de las asignaturas sino sus contenidos, único aspecto comparable entre los dos proyectos docentes, de manera que, ante la disyuntiva, salga beneficiado el estudiante.

    Enseñanzas que se extinguen por la implantación del título propuesto

    La implantación del Grado en Química por la Universidad de Oviedo supone la extinción de los estudios actuales de la Licenciatura en Química (Resolución del 25 de junio de 2001, BOE 23-07-2001).