Grados

Oferta 2016/2017

  • Grado en Historia y Ciencias de la Música

    Datos Generales

    Descripción:

    La duración del Grado en Historia y Ciencias de la Música es de 4 años. El mínimo de créditos exigidos para la obtención del título es de 240 créditos ECTS.

    Centro responsable:

    Modalidad: Presencial

    Idiomas en los que se imparte: Español

    Distribución y Créditos:

    • Formación Básica: 60
    • Obligatorias: 132
    • Optativas: 42
    • Trabajo Fin de Grado: 6

    Admisión: Matrícula directa. NO requiere preinscripción

    Precio de un curso completo en primera matrícula:  759,54 €

    Ingreso y salidas profesionales

    Perfil de ingreso
    • Bachillerato recomendado con la PAU superada: Artes Escénicas, Música y Danza, Humanidades y Ciencias Sociales.
    • Ciclo formativo de grado superior.
    • Prueba de Acceso para mayores de 25, 40 o 45 años.
    • Titulación universitaria.

    El perfil recomendado combina actitud analítica, reflexiva y crítica con interés por la creación musical y buena disposición ante el desarrollo de conocimientos musicológicos. Se requiere cierta destreza en la lectura y comprensión de partituras así como un nivel básico de apreciación musical.

    Salidas profesionales

    Perfiles profesionales:

    • Docencia en diversos niveles educativos.
    • Investigación en Musicología.
    • Gestión del patrimonio musical: catalogación, conservación y asesoría.
    • Gestión y programación de actividades musicales.
    • Dirección y asesoría artística en artes escénicas, música y danza.
    • Medios de comunicación e industrias culturales.
    • Divulgación y difusión musical en medios de comunicación, empresas editoriales y turísticas.

    Además, el Graduado puede acceder a la oferta de Másteres impartidos por  la Universidad de Oviedo

    Características del centro

    Instalaciones y servicios

    Aulas y seminarios equipados con ordenador, cañón de proyección, conexión a Internet, medios de reproducción sonora y audiovisual. Aula de Informática Musical. Biblioteca, hemeroteca, partoteca y mediateca del Campus de Humanidades. Comedor y espacios sociales para las y los estudiantes.

    Movilidad y relaciones internacionales

    Acuerdos de movilidad ERASMUS: Pisa y Turín (Italia), Lisboa (Portugal).

    Acuerdos de movilidad SICUE: Granada, Valladolid.

    Prácticas, empleo y plan de acción tutorial

    Prácticas externas en archivos de música, orquestas y otras entidades musicales y culturales. Plan de acción tutorial para estudiantes de nuevo ingreso.

    Información adicional

    Justificación del título

    En los últimos 30 años, en España se ha producido una importante socialización de la cultura y de la música como parte de la misma, asumiendo no sólo el Estado sino las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos una importante responsabilidad en la recuperación, estudio analítico, transmisión y difusión del patrimonio musical, con acciones concretas sobre el mismo, y ello genera la necesidad de nuevos profesionales. En la actualidad cada día son más los licenciados en Historia y Ciencias de la Música que ocupan puestos destacados, en Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Orquestas, Escuelas de Música, Escuelas de Música Tradicional, Museos, Archivos de Música, Centros de Documentación Musical, Fundaciones dedicadas a la conservación y difusión de la música, empresas de gestión, difusión y producción musical, etc. A modo de apunte, destaquemos que con el inicio del proceso de reconversión de las licenciaturas en títulos de Grado, en el transcurso del año 2005 se realizó una campaña a nivel nacional de apoyo al Grado en Historia y Ciencias de la Música, recogiéndose en el período de un mes, aproximadamente, algo más de 500 firmas de instituciones, empresas y profesionales de diferentes comunidades autónomas. En el caso de Asturias, se recibieron apoyos desde la Gerencia de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, fundaciones municipales de cultura de diversos ayuntamientos y otras de carácter privado, conservatorios y escuelas de música, así como algunas empresas relevantes.

    Es por ello que consideramos que el título de Grado en Historia y Ciencias de la Música que se propone, es académicamente incuestionable y necesario en el nuevo mercado laboral. Se trata de un título capaz de formar profesionales preparados para afrontar los nuevos retos de una sociedad en la que la industria y gestión del ocio y la mayor sensibilidad hacia el conocimiento, difusión y gestión del patrimonio musical de toda índole abren constantemente nuevas necesidades. Estas necesidades, a las que atenderá el Grado en Historia y Ciencias de la Música, son las que sintetizamos en la descripción de los perfiles profesionales que exponemos a continuación:

    Patrimonio musical: catalogación, conservación, restauración del patrimonio y asesoría

    Con el desarrollo del Estado de las Autonomías, han proliferado en España numerosos proyectos relacionados con la recuperación, edición y difusión del patrimonio musical, materializados en colecciones discográficas, series editoriales, así como en la creación de varios centros de documentación musical. Gracias a ellos, conocemos cada vez más el riquísimo patrimonio musical español que se ha conservado en decenas de bibliotecas, archivos (públicos y privados), a lo que hay que añadir los fondos musicales patrimoniales de la Iglesia (archivos catedralicios, conventuales, colegiatas, monasterios, etc.). Todos ellos exigen acciones específicas orientadas tanto a la catalogación y documentación como, sobre todo, a la difusión de sus contenidos. A esta circunstancia se añade el relativo abandono, hasta hace pocas décadas, de los fondos archivísticos y los testimonios de la música de tradición oral, en un país que, como España, es de una gran riqueza en fuentes musicales tradicionales que requieren acciones concretas de conservación a través de proyectos de investigación y recuperación.

    Todos los proyectos y acciones mencionados exigen unos conocimientos teóricos y capacidades analíticas que hacen de los graduados en Historia y Ciencias de la Música los profesionales más apropiados para intervenir en la conservación y recuperación del patrimonio musical. Así, se requieren documentalistas capaces de realizar inventarios y catálogos como primera medida de conocimiento y protección de las fuentes musicales, y capaces de trabajar con diversos sistemas de catalogación, adecuados a las fuentes en cada caso. Se requieren profesionales para manejar las herramientas necesarias para estudiar, transcribir y analizar las fuentes musicales. Tales profesionales deben conocer asimismo el marco normativo actual referido al patrimonio musical, donde hay varios niveles de legislación (internacional, europea, española, autonómica, y legislación de los países iberoamericanos). La cadena lógica de las acciones sobre el patrimonio musical incluye, además, posibles intervenciones sobre él, a través de la edición de obras recuperadas, su interpretación y grabación, la realización de exposiciones, etc.

    Así pues, el graduado en Historia y Ciencias de la Música puede aportar su preparación en historia y documentación musical para proporcionar información adecuada a las instituciones, fundaciones, editoras y empresas de gestión del patrimonio cultural que lo requieran.

    Gestión Musical

    En relación con el perfil profesional anterior, el gestor cultural es otro agente fundamental en la difusión del patrimonio musical, así como en el desarrollo de unas ofertas culturales y/o de ocio de calidad, que son una demanda creciente en nuestra sociedad. La gestión cultural ha multiplicado su campo de actuación en los últimos tiempos, debido a la consolidación de las ofertas culturales y de ocio en todas las administraciones públicas y empresas privadas del sector. La existencia de cursos de master y postgrado relacionados con la gestión cultural es un indicio del interés que ha despertado en los últimos tiempos dicha actividad. De ser una actividad informal y de carácter voluntario, se ha convertido en una ocupación que requiere profesionales especializados en diversos campos. En este ámbito de la gestión cultural, destaca la dirección artística en las artes escénicas, la música y la danza. Así pues, existe un campo de actuación específico en la organización de temporadas líricas de ópera y zarzuela, ciclos de conciertos, exposiciones relacionadas con el mundo de la música, ciclos de conferencias, cursos de verano, semanas culturales, talleres de danza, talleres de construcción de instrumentos, etc.

    Los egresados en Historia y Ciencias de la Música estarán en condiciones óptimas para formar parte de los equipos responsables de actividades culturales gestionadas tanto por ayuntamientos, diputaciones y gobiernos autónomos, como por fundaciones privadas y otras empresas. Los numerosos festivales musicales existentes en la geografía nacional requieren también de expertos en programación y gestión musical. La formación específica del egresado en Historia y Ciencias de la Música en diversas disciplinas relacionadas con la historia, la creación y la gestión del patrimonio es garantía de una buena actuación en el desarrollo cultural.

    Medios de comunicación e industrias culturales

    El desarrollo de una nueva dinámica cultural mediática ha abierto numerosas posibilidades a los egresados en Historia y Ciencias de la Música. Hasta hace escasas fechas, con frecuencia el personal vinculado a las secciones musicales de los medios de comunicación ha estado integrado por periodistas y aficionados con ciertas dotes de gestión más que por graduados en Historia y Ciencias de la Música, con formación musicológica específica. Afortunadamente, esta situación está cambiando. En la actualidad, a la tradicional actividad de la crítica musical, que formaba y forma parte de cualquier medio de comunicación escrito desde principios del siglo XIX, se han sumado nuevas perspectivas profesionales derivadas de la multiplicación de publicaciones periódicas relacionadas con la música –en papel y en formato digital– que requieren nuevas prácticas profesionales, como la entrevista especializada, la crítica discográfica, el contacto con los principales centros de producción de actividad musical, el comentario erudito, los reportajes temáticos, etc.

    Especial interés merecen las radios especializadas en la música de nueva creación, radiofórmulas y programaciones específicas, que suelen tener en su plantilla periodistas especializados en el género. Otro campo profesional de gran importancia es la producción discográfica y editorial. A pesar de ser una actividad empresarial limitada, lo cierto es que en España existen numerosas empresas dedicadas a la producción de libros, partituras y discografía que ofrecen trabajo, tanto en el campo específico de la dirección y planificación de proyectos como en otros apartados de menor responsabilidad empresarial, como la crítica discográfica y copia informática de música, que requieren una formación específica en el ámbito de la interpretación, el análisis musical y las técnicas editoriales, respectivamente. Por último hay que tener en consideración la creciente importancia de la música en la televisión, la publicidad y el cine, siendo la comunicación audiovisual un ámbito profesional en auge en el que los musicólogos tienen mucho que aportar, considerando la importancia de la semiótica musical (tanto en el ámbito de la semiótica comunicacional como de la semiología social).

    El egresado en Historia y Ciencias de la Música puede aportar su conocimiento de la historia de la música, de repertorio tradicional y otros en vías de recuperación, de las producciones discográficas recientes, de los proyectos de edición de partituras, del espectro de la interpretación nacional e internacional, de las nuevas técnicas de informática musical, de las nuevas tecnologías de producción musical, que pueden contribuir a racionalizar y rentabilizar la presencia de la música en los medios de comunicación e industrias culturales.

    Enseñanza

    El graduado en Historia y Ciencias de la Música tendrá la formación musical necesaria e imprescindible para, cumpliendo los requerimientos de la legislación vigente (master, etc.), afrontar la labor docente en esta especialidad dentro de la educación obligatoria y no obligatoria. Esta capacitación se extiende a la enseñanza musical de ciertas materias históricas y analíticas impartidas en Conservatorios y Escuelas de Música. Por último, de manera excepcional, se puede considerar la enseñanza universitaria como un campo de potencial desarrollo. En todos los casos, el egresado en Historia y Ciencias de la Música será una persona formada en el ámbito de las Humanidades, con criterios universitarios y, por tanto, podrá ofrecer a sus alumnos una visión integral de la música que no sólo comprenda la práctica instrumental sino también la teoría, la historia, el análisis, la estética y otros aspectos de la experiencia sonora que permitan desarrollar una enseñanza de la música integral e interdisciplinar. Según las estadísticas, esta es la actividad mayoritaria desarrollada por los, hasta ahora, licenciados en Historia y Ciencias de la Música desde su implantación universitaria en España, en 1985.

    Investigación

    La investigación musicológica en España se desarrolla, en su mayor parte, por profesionales vinculados a la Universidad y otros centros de investigación, o por quienes tienen perspectivas de acceder a la docencia universitaria. Sin embargo, el número de investigadores musicólogos en España es mucho más alto que el de los profesores universitarios, teniendo en cuenta la situación del patrimonio musical (ya comentada) y el interés que este patrimonio genera. Por ello, las perspectivas de futuro que tiene la investigación musicológica son numerosas e interesantes. Los graduados en Historia y Ciencias de la Música podrán desarrollar su actividad profesional en este campo, completando las labores de documentalista y de asesor musical en proyectos culturales. Sin duda esta es una de las más gratificantes ocupaciones laborales de los egresados en Historia y Ciencias de la Música y una de las más cuidadas en los planes docentes y de investigación de las universidades, permitiendo asimismo la proyección internacional de sus egresados, dado que el Espacio Europeo se convierte en un marco fundamental para la asistencia a congresos y reuniones científicas.

    Por todo ello podemos afirmar que para una sociedad cambiante, donde la importancia social y económica de la música está en claro crecimiento un perfil como el de la titulación propuesta no sólo resulta adecuado sino que, en no pocos aspectos, es también el único posible para estar a la altura de otras titulaciones que existen en Europa. De hecho, a continuación procederemos a argumentar que esta titulación tiene un importante arraigo en la universidad nacional e internacional y ofrece altos índices de inserción laboral y de demanda social.

    Experiencias anteriores de la Universidad en la impartición de títulos de características similares

    La Universidad de Oviedo ha sido la universidad pionera en este ámbito de estudios (la musicología) para el caso español. No se puede olvidar que la presencia de los estudios de música en la Universidad de Oviedo se remonta a su fundación en 1608, ya que en los primeros estatutos, que datan de 1607, aparece la cátedra de canto entre las cátedras fundacionales de la institución. Por otra parte, el éxito de las actividades de docencia y difusión musical llevadas a cabo por la Extensión Universitaria a principios del siglo XX es otro elemento que indica la favorable acogida de la música en nuestra institución académica. La Especialidad de Musicología, como una más de las antiguas especialidades de la Licenciatura de Geografía e Historia, inició su andadura en el curso 1985-1986 (BOE de 11-XII-1984). A partir de esta iniciativa de la Universidad de Oviedo, la universidad española incorporaba por fin las enseñanzas musicológicas a los planes de estudios, equiparándose con ello a la situación de otros países europeos, donde existía ya entonces una larga tradición universitaria, al igual que ocurría en Estados Unidos, Canadá y Australia. Posteriormente se reconvirtió en una Licenciatura de segundo ciclo en Historia y Ciencias de la Música (plan de 1996, modificado en 1999, que es el que sigue vigente). La experiencia previa de la titulación (de casi 25 años), concretada a través de los sucesivos planes de estudios, ha supuesto un constante esfuerzo de mejora de la docencia en sus diversos aspectos, tanto en la actualización de los contenidos como en el diseño de una organización y estructura más racionales, llevado a cabo por el personal docente adscrito a estas enseñanzas. La implantación de un Grado en Historia y Ciencias de la Música permitiría, por otra parte, la optimización de los recursos humanos existentes, con un personal docente e investigador especializado en diversos campos científicos, conocido por su presencia y participación en los foros científicos nacionales e internacionales más prestigiosos, y fuertemente motivado para la innovación en los diferentes aspectos de una disciplina dinámica y en constante avance. Como consecuencia de esta trayectoria, se ha creado una plantilla de profesionales cuya actividad se diversifica en diferentes especialidades, con líneas de investigación que atienden al estudio analítico, protección, difusión y puesta en valor del patrimonio musical español y asturiano. Por otra parte, la Universidad de Oviedo (tanto desde su licenciatura como desde su doctorado) ha formado a docentes que en la actualidad desarrollan su labor en diferentes universidades españolas y extranjeras, centros de enseñanza secundaria, así como profesionales para archivos, conservatorios, escuelas de música, medios de comunicación e instituciones varias.

    Demanda potencial del título

    En el Libro Blanco de nuestra titulación se recoge el interés social de la licenciatura y la demanda de la misma. En las encuestas realizadas a egresados del período comprendido entre 1990-91/2002-03, los datos de inserción laboral son del 88,46%, en un campo estadístico de cerca de 900 egresados de toda España y 88,51% para el caso de Oviedo, en un campo estadístico de 156 egresados (sobre un total de 244). En ese mismo trabajo se realizó un estudio sobre el grado de satisfacción general con la formación de los titulados en Historia y Ciencias de la Música en relación con el puesto que han venido desempeñando en su empresa. El resultado obtenido se situó en el 4,75 sobre una escala de 5, lo que indica un grado próximo a la puntuación global máxima. Asimismo se les preguntó a las empresas por su interés en seguir contratando titulados en esta especialidad, a lo cual respondieron afirmativamente casi el 90% de los encuestados. Por ello, se puede afirmar que Historia y Ciencias de la Música es una carrera demandada que ha sabido ofrecer respuesta a las necesidades de la sociedad en las últimas dos décadas. Habría que destacar que dicha inserción laboral se refiere, prácticamente en su totalidad, a ocupaciones relacionadas con la licenciatura cursada.

    Por otra parte, debemos consignar que en la encuesta realizada a los egresados con motivo de la participación de la titulación en el Programa de Evaluación Institucional de la ANECA (2006/2007), el grado de satisfacción con respecto a la valoración global de la licenciatura alcanzó un 100% (46,4% satisfecho, 42,9% bastante satisfecho y 10,7% muy satisfecho): de hecho, coincidiendo con la encuesta realizada para el Libro Blanco, el 85,7% de ellos elegiría de nuevo estos estudios si tuviera que comenzar de nuevo su carrera. Asimismo en el Informe de Evaluación Externa del programa mencionado, se expresa la existencia de un "alumnado vocacional y satisfecho con los resultados obtenidos en su formación" y un "profesorado estable y cualificado e implicado en la mejora de la enseñanza, que está dispuesto a participar en programas de mejora, e interesado en su elaboración".

    Por todo ello, la experiencia ha demostrado la demanda de la carrera y la satisfacción de los egresados, así como la necesidad de una titulación de duración mayor a la actual licenciatura de segundo ciclo, sentida y expresada por docentes y alumnos, que permita una temporalización razonable de las enseñanzas.

    Sobre la particularidad de los estudios, es importante destacar que el perfil de la formación que ofrece el grado que se propone no es abordado por ninguna otra institución dedicada a la formación musical. Mientras en los Conservatorios y Escuelas de Música se ofrece una formación centrada en la interpretación instrumental y en la composición, donde los estudios de Historia de la Música o Análisis Musical se imparten de una forma acotada en función de esas dos aplicaciones prácticas, en la licenciatura de Historia y Ciencias de la Música estas disciplinas se abordan desde otras perspectivas metodológicas, al igual que ocurre con la Etnomusicología, las músicas populares urbanas, el análisis estético y antropológico de la música, el patrimonio y la gestión musical; en definitiva, el grado en Historia y Ciencias de la Música propone un estudio integral del fenómeno sonoro y la creación musical como un bien cultural imbricado en la sociedad pasada y presente.

    De esta forma, el egresado en Historia y Ciencias de la Música será un profesional apto para adaptarse a los diversos espacios musicales se han generado en la sociedad actual. Algunos de los perfiles profesionales señalados están ampliamente contrastados, mientras otros están en un proceso de expansión en España pero, en cualquier caso, las competencias que necesita un egresado para abordarlos han sido estudiadas detalladamente en el Libro Blanco de Historia y Ciencias de la Música. Así, la licenciatura en Historia y Ciencias de la Música, inserta en el marco de los estudios universitarios y vinculada muy en particular a las Humanidades, es el modelo que, convenientemente mejorado con las ventajas que ofrecen los nuevos planes de grado, sirve de punto de partida para la reforma que se propone.

    Área de influencia del título propuesto

    La zona de influencia del título hasta ahora existente se extiende por el conjunto del territorio nacional, sin olvidar de la presencia constante de alumnos vinculados a planes de movilidad como Erasmus o Sócrates, que extienden la presencia de estos estudios fuera de nuestras fronteras. Por otra parte, hemos de tener en cuenta el alto grado de desarrollo y profesionalización de la vida musical en España operado en las últimas décadas, de ahí que cualquier parte del país pueda ofrecer oportunidades laborales para historiadores, gestores, críticos o profesores de los diversos niveles de la enseñanza que hayan sido convenientemente formados en este tipo de estudios. Señalemos también que la actual licenciatura en Historia y Ciencias de la Música históricamente ha tenido un alto porcentaje de alumnos procedentes de fuera de Asturias, especialmente de comunidades autónomas como Galicia, Cantabria, País Vasco, o Castilla y León, entre otras. En la encuesta realizada con motivo del Programa de Evaluación Institucional de la ANECA (2006/2007) el porcentaje de alumnos de otras comunidades en los últimos 3 cursos supera siempre el 50%. En el caso de la composición del alumnado por género en este mismo período, predominan las mujeres, siendo su presencia siempre superior al 55% y alcanzando en algunos casos el 70% del total del alumnado de nueva matrícula.

    Destacaríamos de forma especial la presencia constante de las más diversas manifestaciones musicales en la sociedad asturiana actual, con un interés y demanda crecientes en una comunidad donde las instituciones musicales gozan de tradición y arraigo. No solo eso: podría decirse que, con la excepción de Madrid y Barcelona, la oferta musical de Oviedo, a la que puede sumarse las de Gijón o Avilés, es de una cantidad y calidad no igualadas por otras capitales de provincia de la geografía nacional, como se reconoce públicamente en diversos sectores de la programación, gestión, representación de intérpretes y orquestas, y agencias de conciertos, para quienes Asturias supone una referencia incuestionable. No sería presuntuoso afirmar que a esta situación ha contribuido decisivamente la Universidad de Oviedo y sus estudios de Musicología.

    Referencias nacionales e internacionales que avalen la propuesta

    Tras el impulso pionero de la Universidad de Oviedo con la implantación de la Especialidad de Musicología, en 1985, estudios oficiales de musicología fueron impartidos, primero como Especialidad y luego como Licenciatura de segundo ciclo, en las universidades de: Salamanca, Granada, Valladolid, Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona, La Rioja, Autónoma de Madrid y Católica de Valencia. La existencia de licenciaturas de Historia y Ciencias de la Música en 9 universidades españolas garantiza unos criterios de homogeneidad determinados por el sistema de créditos troncales, para una serie de materias comunes a todos los planes de esta titulación. En el proceso actual de adaptación, se han celebrado varias reuniones a nivel nacional, con las universidades españolas mencionadas, con las cuales se han consensuado aspectos generales, compartiendo información sobre las características puntuales de cada proyecto de Grado. Dado que todas surgen de esa homogeneidad actual, en las propuestas se podrá apreciar algunos puntos de coincidencia. En el marco de este proceso, las universidades Autónoma de Madrid, Complutense de Madrid, Salamanca, Granada, Valladolid y Autónoma de Barcelona ya han presentado sus proyectos de Grado. Como dato reciente puede señalarse que en la Universidad de Salamanca se ha aprobado el título de Grado en Historia y Ciencias de la Música, por el Consejo de Gobierno de la Universidad, el día 14 de octubre de 2008.

    En cuanto al ámbito europeo, los estudios universitarios de musicología existen en la práctica totalidad de los países de Europa. A diferencia de lo que puede ocurrir con otras disciplinas más recientes, la musicología goza de una tradición razonablemente sólida en el seno de la universidad europea, si bien el grado y la cronología de la implantación no son coincidentes en todos los países. A las cátedras pioneras en Alemania de la década de 1880, se añadieron después los títulos específicos de carácter universitario en Inglaterra (Cambridge en 1945 y Oxford en 1950) y en Francia (década de 1960, como resultado de las primeras cátedras en Musicología activas desde tiempo atrás, como en Estrasburgo desde 1872, París desde 1903, y Poitiers desde 1961). Un proceso de similares características también se dio en Holanda, Bélgica, Finlandia, Irlanda, Italia y Portugal.

    Por tanto, en el conjunto de países europeos se trata de una disciplina consolidada en la enseñanza e investigación universitarias. Así, en 1999 la titulación de musicología se impartía en 20 (de las 85) universidades francesas, en 41 universidades alemanas y en 35 universidades británicas, mientras que en 2002 materias relacionadas con Historia de la música y Musicología se ofrecían en cerca de 30 universidades italianas con un total de 103 profesores permanentes. En este contexto, no sorprende que las iniciativas que se están produciendo para la adaptación de estos estudios al marco que prescribe el EEES mantengan el Grado de Música que ya existía previamente, introduciendo los cambios necesarios resultantes del proceso de armonización y del nuevo concepto docente de crédito europeo.

    Extinción del plan de estudios

    Adaptación al grado

    A la espera de conocer la normativa que, con carácter general, elabore la Universidad de Oviedo al respecto, y procurando siempre evitar que los posibles estudiantes afectados resulten perjudicados por el proceso, se ha diseñado un procedimiento de adaptación de asignaturas que detallamos en la Tabla siguiente:

    Enseñanzas que se extinguen por la implantación del título propuesto

    La implantación del Grado en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad de Oviedo supone la extinción de los estudios actuales de 2º ciclo de la Licenciatura en Historia y Ciencias de la Música (Resolución 15 de noviembre de 2001, BOE 03-12-2001).