Grados

Oferta 2016/2017

  • Grado en Geografía y Ordenación del Territorio

    Datos Generales

    Descripción:

    La duración del Grado en Geografía y Ordenación del Territorio es de 4 años. El mínimo de créditos exigidos para la obtención del título es de 240 créditos ECTS.

    Centro responsable:

    Modalidad: Presencial

    Idiomas en los que se imparte: Español

    Distribución y Créditos:

    • Formación Básica: 60
    • Obligatorias: 138
    • Optativas: 36
    • Trabajo Fin de Grado: 6

    Admisión: Matrícula directa. NO requiere preinscripción

    Precio de un curso completo en primera matrícula:  759,54 €

    Ingreso y salidas profesionales

    Perfil de ingreso
    • Bachillerato recomendado con la PAU superada: Humanidades y Ciencias Sociales.
    • Ciclo formativo de grado superior recomendado: Administración y gestión, Artes gráficas, Comercio, y marketing, Hostelería y turismo, Imagen y sonido, Comunicación y Servicios socioculturales y a la comunidad.
    • Prueba de Acceso para mayores de 25, 40 o 45 años.
    • Titulación universitaria.

    Actitud observadora, analítica y crítica. Afán por desarrollar y transmitir conocimientos útiles para la sociedad. Cultura humanista y naturalista, interés por el conocimiento del entorno, los viajes y salidas de campo, capacidad sintética, y gusto por las habilidades gráficas y cartográficas. Disposición para el trabajo y el estudio.

    Salidas profesionales

    Perfiles profesionales:

    • Docencia y/o investigación.
    • Divulgación y difusión en medios de comunicación, empresas editoriales y turísticas.
    • Actividades laborales según competencias (adaptabilidad, flexibilidad).
    • Elaboración e interpretación de cartografía y sistemas de información geográfica.
    • Gestión medioambiental, espacios y recursos naturales y su ordenación, paisaje.
    • Análisis, planificación y gestión del territorio, de la ciudad y la movilidad.
    • Estudio y propuestas de demografía y análisis territorial de la población y de los procesos sociales y económicos.
    • Autoempleo.

    Además, el Graduado puede acceder a la oferta de Másteres impartidos por  la Universidad de Oviedo

    Características del centro

    Instalaciones y servicios

    Todas las aulas y seminarios cuentan con equipamiento de nuevas tecnologías (ordenador, proyector, internet, etc.). La Facultad tiene salas de reunión, espacios sociales, salas de informática, comedor para los estudiantes, etc.

    Movilidad y relaciones internacionales

    Acuerdos de movilidad ERASMUS: Tréveris (Alemania), Burdeos, Lille, Limoges y Poitiers (Francia), Atenas (Grecia), Coimbra (Portugal).

    Acuerdos de movilidad SICUE: Barcelona, Barcelona Autónoma, Islas Baleares, Madrid Autónoma, Madrid Complutense, Málaga, Santiago de Compostela, Valladolid.

    Prácticas, empleo y plan de acción tutorial

    Prácticas externas en ayuntamientos, instituciones autonómicas, empresas del sector, etc. Plan acción tutorial para estudiantes de nuevo ingreso.

    Información adicional

    Justificación del título

    A) El nuevo Título de Grado como continuación de la Titulación de Geografía

    El Título de Grado de Geografía y Ordenación del Territorio se entiende como una continuación y adaptación de la actual Licenciatura de Geografía, tal como también se plantea en el resto de las universidades españolas y como recoge el Libro Blanco del Título de Grado en Geografía y Ordenación del Territorio, que cuenta con la correspondiente evaluación de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA).

    En efecto, la actual Licenciatura presenta ya una inequívoca orientación de aplicación de los conocimientos y técnicas geográficas a la Ordenación del Territorio, lo que se traduce en la presencia de un número apreciable de asignaturas obligatorias y optativas con ese perfil: Ordenación del Territorio I y II, Introducción a la Planificación Regional, Planificación y política agraria en España, El planeamiento urbanístico, Ordenación de recursos naturales, Ordenación rural y desarrollo local, Proyectos integrados de acción territorial, Gestión de programas de acción territorial. Igualmente, como se recoge en la Guía Docente de la Facultad de Geografía e Historia, uno de los tres itinerarios del Plan de Estudios se refiere específicamente a la "Ordenación Territorial (ordenación de recursos naturales, del medio rural y de los espacios urbanos)"

    En este sentido, explicitar en el nuevo Título esta orientación no supone más que hacer patente una realidad ya existente, arraigada y ampliamente reconocida en el contexto universitario, institucional y social, pero que requiere también una plasmación formal y una adecuada difusión pública.

    B) Definición general

    El Libro Blanco define a la Geografía como una "ciencia del territorio, una disciplina naturalista y ambiental, al mismo tiempo que eminentemente social, con una vertiente teórica y otra cada vez más importante de práctica o aplicada. La Geografía suministra los elementos culturales indispensables para obtener una amplia visión de la Tierra, de sus realidades, de sus problemas y de los riesgos que corren los que la habitan. Pero, además de esta amplia visión general, dota de una amplia base teórica y metodológica, así como de técnicas e instrumentos para analizar y recomendar soluciones que ayuden a mitigar o resolver los diversos problemas de base territorial".

    C) Importancia del saber geográfico en la sociedad actual

    El carácter esencial de la Geografía como un saber preocupado por la vinculación entre la sociedad y la naturaleza y situado también, por tanto, en un ámbito de contacto entre las ciencias naturales y sociales, ha sido causa, en otro tiempo, de ciertas dificultades en su proyección científica, académica, social e institucional, toda vez que la marcada tendencia hacia la especialización en la sociedad contemporánea ha favorecido a las disciplinas centradas en el conocimiento de objetos científicos particulares, frente a aquellas otras que, como ocurre con la Geografía, han mantenido su tradicional objeto complejo (el territorio) y su vocación metodológica transversal. Así, la Geografía universitaria cumplió un importante papel en la investigación sobre la temática natural, humana y regional y en la formación de docentes destinados a la enseñanza secundaria, mientras su orientación aplicada se encontraba relativamente limitada.

    Esta situación, no obstante, ha ido modificándose sensiblemente en las últimas décadas, en las que toman gran relevancia fenómenos y problemas de carácter global relacionados con la sostenibilidad de los recursos naturales y culturales, la importancia de la diversidad natural y cultural o el cambio climático, cuyas causas y efectos son también, indisolublemente, de tipo socionatural.

    También en el plano regional algunas de las principales preocupaciones actuales tienen un claro matiz socionatural y territorial: la expansión urbana sobre los dominios rural y natural, la descentralización de funciones y actividades, el incremento de la movilidad y sus secuelas, la concurrencia de expectativas y usos diversos sobre recursos y espacios cada vez más escasos y sensibles, la búsqueda de compatibilidades y sinergias entre la conservación del patrimonio y las estrategias de desarrollo, etc.

    Todos estos fenómenos y otros similares, globales, regionales o locales, de innegable trascendencia actual y futura, requieren como denominador común un acercamiento, explicación y tratamiento en los que, además de la aportación temática, especializada o multidisciplinar, es más necesario que nunca el concurso sintético y transversal propio de la perspectiva geográfica, así como un mayor acento en la vertiente práctica que, a través de la ordenación, contribuya a mitigar los problemas ambientales y sociales derivados de la compleja dinámica territorial y a armonizar los objetivos de conservación y desarrollo.

    En este nuevo marco se ha venido desenvolviendo la Geografía de los últimos años, atenta a la comprensión profunda de la dinámica territorial desde la actualización de sus conocimientos básicos tradicionales, la innovación en los métodos y las técnicas (especialmente con el desarrollo de los Sistemas de Información Geográfica-SIG), y el acento aplicado en la ordenación territorial.

    D) Implantación académica en los planos europeo, nacional y regional

    La enseñanza universitaria de la Geografía está presente en todos los países europeos y goza de una sólida reputación y una destacada valoración social de los profesionales que forma, lo que se traduce en una elevada demanda. Por ello, el Título en Geografía se ha mantenido como oferta específica en los países que ya han reformado su sistema universitario y el catálogo de titulaciones. Además, en algunos países como Gran Bretaña, Holanda, Francia o Portugal es tal su importancia y participación en el mercado laboral que se diseñan itinerarios de especialización ya en el primer ciclo y una amplia gama de masters que permiten completar la formación (El Libro Blanco del Título de Grado en Geografía y Ordenación del Territorio aporta abundante información al respecto).

    También en España la Licenciatura de Geografía está presente en todas las Comunidades Autónomas y en un total de 26 Universidades, lo que debe ser visto como una potencialidad de la titulación de cara al nuevo Título de Grado de Geografía y Ordenación del Territorio debido a que las dos orientaciones fundamentales de la formación geográfica, la docencia en la enseñanza secundaria y la capacidad de afrontar los temas territoriales, necesitan de una presencia extendida en el territorio al ser demandas fuertemente regionalizadas, ya que ambas son competencias autonómicas y, como queda dicho, cada vez más los problemas territoriales se plantean y resuelven a escala regional y local. Esta extensa presencia territorial universitaria de la Geografía se ha observado también en países europeos como Francia, Reino Unido y Holanda.

    En la Universidad de Oviedo la Titulación de Geografía, de la que es continuación el nuevo Título de Grado, ha estado siempre vinculada al propio Departamento de Geografía que, inserto inicialmente en la Sección de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras, cobró mayor importancia y autonomía a partir de 1976, en que se estableció una Sección específica de Geografía que, en el marco de la nueva Licenciatura de Geografía e Historia, se ubicó en el Campus del Milán a partir de 1991.

    Precisamente en el Milán ha alcanzado el Departamento su mayor entidad, con una plantilla de 19 profesores/as, dos delineantes y un administrativo, comenzando a impartir desde el curso 1995-1996 una Titulación propia de Geografía, además de desarrollar una considerable actividad docente en otras titulaciones afines (Magisterio, Historia, Historia del Arte, Turismo, Topografía, con un total de 12) y de ofrecer sucesivos programas de Tercer Ciclo, especialmente sobre "análisis, representación y ordenación del territorio", que es precisamente el título del programa de doctorado actualmente vigente.

    E) Vinculación con las características y necesidades de Asturias

    El arraigo y la vinculación de la Titulación de Geografía con la región en la que se inserta se deriva de su inequívoca vocación regional y territorial y del compromiso adquirido por el Departamento como institución y de sus miembros, en tanto que intelectuales interesados en la problemática y necesidades del entorno que les rodea.

    La Comunidad Autónoma dispone hoy de un amplio y valioso patrimonio de conocimiento sobre el medio natural, rural, minero-industrial y urbano de Asturias del que carecería, en gran parte, sin el concurso de la Geografía universitaria y cuya interrupción generativa tendría consecuencias muy negativas de cara al futuro, porque mientras otros campos científicos están más atentos a la investigación generalista o a la aplicación práctica deslocalizadas, los geógrafos (como los historiadores o los historiadores del arte, entre otros) utilizan el territorio inmediato como campo preferente para nutrir su acervo general de conocimientos básicos y para aplicar dicho acervo.

    Por tratarse del territorio más inmediato, Asturias ha venido siendo el laboratorio preferente para la investigación desarrollada desde el Departamento de Geografía (de la que es su mejor exponente la Revista Ería, http://dialnet.unirioja.es/servlet/revista?tipo_busqueda=CODIGO&clave_revista=509) y para las prácticas de campo vinculadas a la docencia universitaria y las que, con el apoyo del profesorado del Departamento, se realizan acompañando a estudiantes de múltiples IES de la región o a profesores de enseñanza secundaria a través de los Centros del Profesorado y de Recursos (CPR).

    Pero también, de una manera exponencialmente creciente, el conocimiento geográfico aplicado se ha ido poniendo al servicio de la demanda regional en materia de urbanismo, ordenación territorial, ordenación de recursos naturales, planificación sectorial o desarrollo rural; tanto de manera directa, mediante proyectos de investigación o convenios con instituciones públicas y privadas, como indirectamente, a través de empresas privadas o de organismos como el Centro de Cooperación y Desarrollo Territorial (CECODET) o el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (INDUROT), donde ejercen su labor muchas personas formadas en el contexto de la Titulación hoy vigente o de las que le precedieron.

    La Comunidad Autónoma del Principado de Asturias encara un futuro en el que trascendentales problemas (y oportunidades) de clara connotación territorial habrán de ser permanentemente analizados y afrontados, tanto desde la vertiente sociopolítica e institucional como desde el ámbito universitario. La configuración del área metropolitana central, manteniendo la complementariedad y el equilibrio entre sus núcleos, la compatibilidad de la conservación y revalorización del patrimonio natural y cultural y de las nuevas actividades de ocio y turismo con el mantenimiento y desarrollo de tradicionales y nuevas actividades agropecuarias e industriales, especialmente en las alas de la región; el siempre delicado equilibrio de actividades y usos en la fachada litoral, son algunos de esos aspectos, para los que, sin pretensión de exclusividad, el nuevo Titulo de Grado en Geografía y Ordenación del Territorio, puede aportar un inestimable caudal de recursos científicos, técnicos y humanos generados en el mismo territorio y caldo de cultivo en el que dichos problemas y oportunidades se desenvuelven.

    F) Demanda social y posibilidades de inserción laboral en un mercado diversificado y flexible

    Al desarrollar ampliamente en el Grado, tanto en el Módulo Fundamental como, especialmente, en los Módulos de Intensificación, las materias sobre análisis, representación y ordenación del territorio se incide precisamente en aquéllas esferas de formación avanzada para una cualificación que ni la propia Titulación, ni otras de la Universidad de Oviedo cubrían hasta ahora suficientemente y en las que la demanda ya es más elevada. Así se puede cubrir también un campo de interés formativo mucho más amplio (por ejemplo, en Sistemas de Información Geográfica) que el tradicionalmente circunscrito al ámbito geográfico.

    En coherencia con lo anteriormente señalado, el nuevo Título de Grado responde, al mismo tiempo, a una formación geográfica general y a las crecientes demandas del mercado laboral centradas en la ordenación del territorio, la evaluación del medio físico, el medioambiente y la gestión de espacios naturales protegidos, las técnicas de información geográfica, el urbanismo y el desarrollo local, entre otras materias, sin menoscabo de una formación universitaria básica.

    Ello hará del geógrafo, como ya ocurre hoy y aún en mayor medida, un profesional capacitado para desempeñar su labor al unísono en una amplia diversidad de cuestiones, caracterizado por una formación de base rigurosa, flexible y adaptable a las diferentes cuestiones que en materia territorial demanda o pueda demandar el mercado laboral.

    A este respecto, los profesionales y licenciados formados en Geografía no se encuentran abocados al riesgo de una posibilidad de inserción laboral limitada a un número reducido de líneas de trabajo, sino que están perfectamente adaptados a un contexto cada vez más dinámico, cambiante y globalizado.

    Además, la diversidad y polivalencia del geógrafo no debe ni puede ser identificada con una dispersión o indefinición de los grandes pilares o bloques profesionales en los que materializa sus capacidades o conocimientos. Por el contrario, el nuevo geógrafo es un profesional especializado en temas o campos de trabajo generales de un actual y progresivamente mayor valor cualitativo y cuantitativo en las sociedades desarrolladas.

    Esta versatilidad de los ámbitos profesionales de la Geografía ya se puede hoy relacionar con el alto porcentaje de titulados ocupados o con trabajo, como muestran las encuestas realizadas tanto a nivel nacional como en Asturias. La información nacional se recoge en el citado Libro Blanco, mientras que para Asturias se dispone del reciente "Estudio sobre la inserción laboral de los licenciados en Geografía y sus necesidades formativas (Junio-Julio 2006)", estudio enmarcado en la Convocatoria de Ayudas al "Desarrollo de acciones de mejora en unidades evaluadas en los diversos planes de calidad de la universidades" convocadas por el Vicerrectorado de Calidad, Planificación e Innovación de la Universidad de Oviedo para el Departamento de Geografía (Área de mejora nº 4, acciones de mejora 4.2 y 4.3), siguiendo las pautas marcadas por la Carta de Bolonia de 1999, según la cual los estados miembros de la Unión Europea asumen establecer un Espacio Europeo de Educación Superior común en el que las titulaciones sean reflejo de las necesidades y demandas sociales principalmente desde la perspectiva laboral.

    Dicho estudio indica que el 56,7% de los encuestados que afirman trabajar o haber trabajado en algún momento en temas relacionados con la Geografía, tardó, desde el momento de licenciarse, menos de seis meses en conseguir su primer empleo como geógrafo, el 27% entre seis meses y un año y el 16,2% no consiguió su primer trabajo en este campo hasta pasado más de un año desde la licenciatura.

    En cuanto al tipo de actividades desarrolladas, el 32,6% están asociadas al tratamiento y análisis de información territorial mediante la utilización de tecnologías de la información geográfica; el 25,6% se ocupan en contenidos de desarrollo regional, territorial y local, mientras que el 16,8% trabaja en aspectos tales como la planificación territorial y la gestión urbanística. Un 11,5% desempeña acciones asociadas a la educación, un 9,4% en medio ambiente y gestión de recursos naturales y un 4,2% realiza estudios sociales y demográficos.

    G) Experiencia y calidad

    Como se viene indicando, el Título de Grado no es más que la actualización del ya existente, a partir de cuya experiencia se articula y adapta la nueva propuesta. Como elementos importantes de apoyo de cara al éxito de la futura Titulación, cabe citar la experiencia acumulada en los últimos años a través del Plan de Mejoras de la Licenciatura en Geografía de la Universidad de Oviedo (2004-2007) y los sucesivos Proyectos de Innovación Docente de los cursos académicos 2006-2007, 2007-2008 y el programado para 2008-2009, así como otras actividades formativas orientadas a mejorar la calidad educativa de los docentes del Departamento y la destreza programadora de cara a la implantación del nuevo sistema del Espacio Europeo de Educación Superior.

    Con esta base de partida y con la comprobada expansión en la demanda de geógrafos formados en los últimos años, es también posible aumentar sensiblemente la actual demanda de los estudios de Geografía si se muestran más claramente las posibilidades formativas y profesionales del Título de Grado de Geografía y Ordenación del Territorio, aprovechando precisamente el proceso de reforma. En este sentido se oferta en el nuevo título de Grado un perfil profesional atractivo, y no sólo dirigido a la docencia e investigación sino también a orientaciones profesionales capacitadas para dar respuesta a los importantes problemas territoriales de la sociedad actual.

    Además de los ya citados, son también avales importantes los que se derivan de la probada calidad docente y el rendimiento alcanzados en la impartición de la actual Licenciatura de Geografía. Así, la Encuesta General de la Enseñanza viene situando año tras año al Departamento de Geografía en los puestos más altos de la Universidad de Oviedo, con resultados muy superiores a la media. También en el último Estudio de Rendimiento Académico de Departamentos (2006-2007), el de Geografía muestra tasas de expectativa, de éxito, eficiencia y graduación sin retardo muy satisfactorios en comparación con las medias de la Universidad.

    Extinción del plan de estudios

    Adaptación al grado

    A la espera de conocer la normativa que, con carácter general, elabore la Universidad de Oviedo al respecto, y procurando siempre evitar que los posibles estudiantes afectados resulten perjudicados por el proceso, se ha diseñado un procedimiento de adaptación de asignaturas que detallamos en la Tabla siguiente:

    Enseñanzas que se extinguen por la implantación del título propuesto

    La implantación del Grado en Geografía y Ordenación del Territorio por la Universidad de Oviedo supone la extinción de los estudios actuales de la Licenciatura en Geografía (Resolución del 1 de octubre de 2001, BOE 19-10-2001).