Grados

Oferta 2016/2017

  • Grado en Física

    Datos Generales

    Descripción:

    La duración del Grado en Física es de 4 años. El mínimo de créditos exigidos para la obtención del título es de 240 créditos ECTS.

    Centro responsable:

    Modalidad: Presencial

    Idiomas en los que se imparte: Español

    Distribución y Créditos:

    • Formación Básica: 60
    • Obligatorias: 144
    • Optativas: 18
    • Trabajo Fin de Grado: 18

    Admisión: 55 plazas. Necesaria preinscripción

    Precio de un curso completo en primera matrícula:  1068,54 €

    Ingreso y salidas profesionales

    Perfil de ingreso
    • Bachillerato recomendado con la PAU superada: Bachillerato Científico-Técnico.
    • Ciclo formativo de grado superior recomendado: Eficiencia energética y energía solar térmica.
    • Prueba de Acceso para mayores de 25, 40 o 45 años.
    • Titulación universitaria.

    El Grado de Física está diseñado para estudiantes con capacidad para el razonamiento abstracto y la resolución de problemas, además del imprescindible hábito de trabajo, dedicación al estudio, curiosidad por la Ciencia, y gusto por la Física.

    Salidas profesionales

    El titulado podrá resolver problemas aplicados a áreas como tecnología espacial y aeronáutica, TIC, electrónica, acústica, magnetismo, producción de energía, ciencias atmosféricas, protección radiológica, defensa, metrología y calibración, la geodesia y prospección o instrumentación científico-técnica.

    Perfiles profesionales:

    • Investigación y docencia universitaria.
    • Docencia no universitaria.
    • Informática y telecomunicaciones.
    • Industria, energía, banca y finanzas.
    • Consultoría.
    • Meteorología.
    • Sanidad: radiofísica hospitalaria – fir, física médica.

    Además, el Graduado puede acceder a la oferta de Másteres impartidos por  la Universidad de Oviedo

    Características del centro

    Instalaciones y servicios

    La Facultad de Ciencias cuenta con aulas de ordenadores para la docencia y uso de los estudiantes, varios laboratorios para prácticas experimentales, comedor, sala de estudios y sala de Grados. Asimismo, dispone de biblioteca con dos salas de lectura, y delegación de estudiantes.

    Movilidad y relaciones internacionales

    Existen convenios ERASMUS para estudios en las universidades de Tubinga (Alemania), París y Grenoble (Francia), y L'Aquila y Trieste (Italia); así como un convenio internacional con la universidad de Virginia (EEUU). Igualmente existen acuerdos SICUE con varias universidades españolas.

    Prácticas, empleo y plan de acción tutorial

    Los alumnos cuentan con la posibilidad de realizar prácticas externas en el Hospital Universitario Central de Asturias, el CERN, en Ingenieros Asesores S.A., y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Además dispondrán del servicio de empleabilidad de la Universidad de Oviedo.

    Información adicional

    Justificación del título

    Razones históricas

    La Física es la disciplina científica que estudia la estructura de la materia y su movimiento. Como tal, tiene una vertiente fundamental, cuyo objeto es el conocimiento del Universo, y otra más aplicada, que consiste en el estudio de la materia para obtener nuevos materiales que ayuden a mejorar el nivel de vida de la humanidad. Por ello, la Física es una de las disciplinas con mayor tradición académica en Europa y forma parte del currículum universitario desde la fundación de las primeras universidades europeas en la Edad Media, de modo que las universidades más antiguas de los distintos países cuentan todas ellas hoy con estudios de Física.

    A pesar de la larga tradición anteriormente indicada, la Física es, probablemente, la ciencia que más se ha desarrollado en el siglo XX. Así, desde el punto de vista básico, hemos llegado a conocer mejor la estructura microscópica de la materia y la estructura macroscópica del Universo, gracias a la Mecánica Cuántica y a la Teoría de la Relatividad. Quizás por esta razón, la revista TIME nombró a Albert Einstein "Hombre del siglo XX". La investigación tecnológica realizada por físicos ha llevado al descubrimiento del transistor, el láser, la fibra óptica, la resonancia magnética nuclear o los navegadores Web de Internet.

    La Física Moderna en España tiene una historia relativamente corta pero intensa, que comienza probablemente con la vuelta a España del investigador Nicolás Cabrera, en 1970. Desde entonces, el número de centros educativos y de investigación relacionados con la Física ha crecido significativamente, así como el peso de los físicos españoles dentro de la comunidad científica internacional y española. En particular, varios de ellos han sido galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica: Manuel Cardona (1988), Federico García Moliner (1990), Emilio Méndez y Pedro Echenique (1998), y Juan Ignacio Cirac (2006).

    Universalidad

    Dado el carácter de ciencia fundamental anteriormente indicado, los estudios universitarios de Física, tanto de grado como de postgrado, aparecen en la práctica totalidad de los países con un sistema de educación superior y, por supuesto, en los que componen el ámbito del Espacio Europeo de Educación Superior. En el caso de España, la titulación universitaria, bien bajo la denominación de Física bien bajo la de Ciencias Físicas, se imparte en la actualidad en universidades de 14 de las comunidades autónomas de nuestro país.

    Demanda social y laboral

    Como consecuencia de la variada y completa formación recibida, la demanda de jóvenes titulados en Física por parte de la sociedad española es muy variada, de modo que los perfiles profesionales de los físicos son muy diversos, tal y como se recoge tanto en el Libro Blanco (www.aneca.es) como en los documentos de estudio del Colegio Oficial de Físicos (http://www.cofis.es).

    Por lo que se refiere al sector de la industria y los servicios, en los que en mayor o menor grado existen actividades que dependen fundamentalmente del conocimiento científico, se encuentra un buen número de físicos trabajando en las áreas más diversas, si bien la demanda es especialmente intensa en las áreas relacionadas con las nuevas tecnologías. Así, considerando los sectores específicos, la participación de los físicos se puede considerar notable en áreas tales como la tecnología espacial y aeronáutica, las nuevas tecnologías de la información, la electrónica, la acústica, el magnetismo, la producción de energía, el medio ambiente, las ciencias atmosféricas, la protección radiológica, la prevención de riesgos laborales, defensa, metrología y calibración, la geodesia y prospección, o la instrumentación científico-técnica. En este marco, los físicos desempeñan en una buena proporción trabajos de tipo técnico: desarrollo de nuevos sistemas productivos, o de sistemas de aseguramiento de la calidad y de gestión medioambiental, aplicación de nuevas tecnologías de la información, realización de proyectos de instalaciones, o gestión de laboratorios de calibraciones o de ensayos de productos. Asimismo, llevan a cabo trabajos de gestión en departamentos de ventas o de gestión de proyectos para los que el conocimiento técnico del producto o de los servicios ofertados es cuestión fundamental.

    También desempeñan su labor profesional en el ámbito de la banca, las finanzas y los seguros, lo que es fruto de la capacidad de los físicos para construir modelos que describan procesos complejos (como puede ser la evolución de los mercados financieros) y, mediante dichos modelos, predecir su evolución futura. En relación con ello, encuentran también puestos de trabajo en la administración pública.

    Otro sector en el que la participación de los físicos es destacada es el de la salud. Ello se debe a que la física médica se ocupa de proporcionar la base científica para la utilización de las nuevas tecnologías de diagnóstico y terapia (radiología, tomografía, aceleradores de partículas), o de establecer criterios para la correcta utilización de los agentes físicos que emplea la medicina (radiaciones ionizantes, microondas, láser). De este modo, los físicos realizan tareas concretas de tipo asistencial en los hospitales; esta figura profesional está legislada desde que se creó el programa de acceso a físico interno residente.

    Una de las principales actividades del físico es la investigación, que desarrolla fundamentalmente en el ámbito público. Ello se lleva a cabo en organismos públicos de investigación, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro Español de Metrología (CEM), el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), así como en las diversas universidades de nuestro país. En ellas llevan a cabo además tareas docentes, no sólo en la titulación de Física sino también en otras titulaciones de Ciencias e Ingenierías, tareas que se ven enriquecidas por los nuevos conocimientos que se derivan de la actividad investigadora. Asimismo, otra de las ocupaciones tradicionales es el de la enseñanza secundaria, si bien la proporción de nuevos físicos titulados que se incorporan a este ámbito se ha reducido muy significativamente respecto a los otros sectores anteriormente mencionados.

    Finalmente, cabe indicar que los físicos también encuentran un espacio para desarrollar su trabajo como profesión liberal, llevando a cabo proyectos de instalaciones eléctricas de alta y baja tensión, de climatización, calefacción, acondicionamiento de depósitos de combustible, y acústicas; así como de mediciones electromagnéticas o de contaminantes atmosféricos.

    Todo ello hace que se pueda considerar que el colectivo de titulados en Física cuenta con pleno empleo dentro del panorama empresarial español desde hace años. En este sentido, tomando como referencia el estudio coordinado por el Prof. J. G. Mora de la Universidad de Valencia dentro del V Programa Marco de la Unión Europea, y en el que se comparan las diversas titulaciones a través de encuestas a varios miles de graduados de distintas universidades, la Física aparece en segundo lugar de la clasificación en cuanto a su alto nivel de empleabilidad y se encuentra en el grupo de titulaciones con menor porcentaje de subempleo. Por otra parte, los físicos son los que muestran estar más satisfechos con su trabajo y eso aun cuando se encuentran entre los titulados superiores con un nivel de salario medio. Por todo ello, en dicho estudio la Física aparece como segunda clasificada en el ranking de titulaciones en cuanto su grado de adaptabilidad al mercado laboral.

    Investigación

    Una parte importante de las tecnologías punta actuales están basadas en la investigación en Física. Estas incluyen entre otras a la Nanotecnología (especialmente, la Nanoelectrónica) y la Ciencia de Materiales.

    Por otro lado, como ya se ha indicado, varias de las principales herramientas de diagnóstico de medicina están basadas en técnicas físicas o físico-químicas fruto de la investigación: rayos-X, ecografía, resonancia magnética, sensores térmicos, sensores moleculares, etc. Asimismo, los últimos avances en instrumental quirúrgico utilizan técnicas físicas, como son el láser, la fibra óptica utilizada en operaciones artroscópicas, o las microcápsulas guiadas por imanes para depositar drogas de forma no invasiva.

    Una parte importante de los descubrimientos cruciales del siglo XX han sido realizados por físicos. Estos incluyen no solo la física cuántica, la teoría de la relatividad, el big-bang o el microscopio de efecto túnel, sino también todas las herramientas de diagnóstico médico ya citadas, la estructura molecular del ADN, el transistor, las páginas Web, y un largo etcétera.

    La Física es la rama científica española más competitiva, según las diversas estadísticas de la producción mundial hechas públicas por ISI Web (http://www.webofknowledge.com). En la última, Física aparece con un impacto relativo de +17%, seguida por Ciencias Agrícolas (+8%) y Química (+1%).

    Futuro

    Los motores de la economía en los países más avanzados de la OCDE son actividades relacionadas con las tecnologías punta. Los motores de la economía española son el turismo, la ingeniería civil y la construcción. Estas actividades económicas no requieren un perfil de formación científica/tecnológica alto. Esta por ver si nuestro modelo económico puede resistir el cese de financiación de la Comunidad Europea, las recesiones económicas, y el embate del tiempo en general.

    Por ejemplo, no existe en España ningún fabricante de componentes modernos de microelectrónica. Empresas como INDRA compran componentes, y luego los ensamblan. Compañías como Telefónica, compran la tecnología y la homologan para que sea compatible con la red española. No existen apenas PYMES que estén desarrollando nuevas tecnologías para utilizar las energías renovables; la tecnología usada por las empresas españolas en este campo ha sido por regla general desarrollada fuera, y ensamblada aquí.

    Si nuestra sociedad apuesta por comenzar a desarrollar un tejido industrial basado de verdad en esas tecnologías punta, primero ha de formar científicos punteros, que sean capaces de competir en el circuito internacional, y de crear un tejido denso de spin-offs. Esto es una apuesta por la calidad a muy largo plazo, e incluye el apoyo a la Física.

    La Titulación de Física en la Universidad de Oviedo

    La titulación de Física fue implantada en el año 1992, por lo que han acabado 12 promociones, incluyendo la del presente curso. El número de egresados es de 335. En este tiempo, la licenciatura ha recibido dos Evaluaciones Institucionales de la Titulación (años 1997 y 2003) y ha reformado su Plan de Estudios (BOE 30 de Julio de 2002).

    La Titulación cuenta con uno de los másteres de la Universidad con Mención de Calidad (Máster de Física de la Materia Condensada y Nanotecnología).

    El peso de la docencia de la titulación lo lleva el Departamento de Física, y está repartido entre las áreas de Física Teórica, Física Atómica, Nuclear y Molecular, Física de la Materia Condensada, Física Aplicada, y Astronomía y Astrofísica. Otras áreas involucradas son las de Matemática Aplicada, Análisis Matemático, Algebra, Química Física, Electrónica y Mecánica de Fluidos.

    La titulación tiene una vocación decidida por la investigación. Muestra de ello es que, a pesar de su corta vida, algunos de los egresados han publicado ya artículos en revistas científicas de alto índice de impacto, o en semanarios de perfil alto:

    • Javier Junquera, Nature 422, 506 (2003)
    • Víctor García Suárez, Nature Materials 3, 335 (2005)
    • Portada de la revista núm. Abril
    • José Miguel Alonso Pruneda, Nature 445, 410 (2007)
    • Lucas Fernández Seivane, The Economist, 18 Junio 2005
    • Varias contribuciones en Physical Review Letters, que es la revista científica de referencia en el campo de la Física.

    Finalmente, cabe señalar que algunos de los egresados han sido ya seleccionados en el prestigioso Programa Ramón y Cajal. El doctor Víctor García Suárez, de la Promoción 2000, ha sido seleccionado en el Programa Juan de la Cierva 2008 con el número 1 del área de Física y Ciencias del Espacio.

    CONCLUSIÓN

    La existencia de demanda social y laboral, el prestigio de sus estudios de Máster, la relevancia de la Física en el desarrollo de una economía basada en tecnologías punta, la implantación universal, su carácter interdisciplinar, y la calidad de algunos de los grupos de investigación justifican la existencia de un Grado en Física en la Universidad de Oviedo.

    Extinción del plan de estudios

    Adaptación al grado

    A la espera de conocer la normativa que, con carácter general, elabore la Universidad de Oviedo al respecto, y procurando siempre evitar que los posibles estudiantes afectados resulten perjudicados por el proceso, se ha diseñado un procedimiento de adaptación de asignaturas ue detallamos en la Tabla siguiente:

    Enseñanzas que se extinguen por la implantación del título propuesto

    Con la implementación del Titulo de Grado en Física que se propone en esta memoria se extinguirán las enseñanzas de la Licenciatura en Física, plan 2002 (Resolución 15447 de 8 de Julio de 2002, publicada en el BOE del 30 de Julio de 2002).