Grados

Oferta 2016/2017

  • Grado en Estudios Ingleses

    Datos Generales

    Descripción:

    La duración del Grado en Estudios Ingleses es de 4 años. El mínimo de créditos exigidos para la obtención del título es de 240 créditos ECTS.

    Centro responsable:

    Idiomas en los que se imparte: Inglés, Alemán (Minor en Alemán), Francés (Minor en Francés), Italiano (Minor en Italiano), Portugués (Minor en Portugués)

    Distribución y Créditos:

    • Formación Básica: 60
    • Obligatorias: 120
    • Optativas: 48
    • Prácticas Externas Obligatorias: 6
    • Trabajo Fin de Grado: 6

    Admisión: Matrícula directa. NO requiere preinscripción

    Precio de un curso completo en primera matrícula:  1068,54 €

    Ingreso y salidas profesionales

    Perfil de ingreso
    • Bachillerato recomendado con la PAU superada: Humanidades y Ciencias Sociales..
    • Ciclo formativo de grado superior.
    • Prueba de Acceso para mayores de 25, 40 o 45 años.
    • Titulación universitaria.

    Interés por el conocimiento teórico de la lengua inglesa, sus literaturas y culturas. Interés por la aplicación práctica de la competencia comunicativa en la lengua inglesa. Aptitudes para el análisis crítico y la reflexión. Inquietud por la comunicación y capacidad para ello.

    Salidas profesionales

    Perfiles profesionales:

    • Investigación, desarrollo e innovación en el ámbito lingüístico y literario.
    • Docencia pública y privada: no universitaria y universitaria. Lectorados, auxiliares de conversación, etc.
    • Crítica literaria. Asesoramiento y mediación lingüística en diferentes ámbitos socioculturales y empresas.
    • Actividad editorial: selección de originales, corrección de textos y de estilo, elaboración de manuales, diccionarios, etc.
    • Traducción e interpretación.
    • Relaciones internacionales en distintos organismos e instituciones.

    Además, el Graduado puede acceder a la oferta de Másteres impartidos en la Universidad de Oviedo

    Características del centro

    Instalaciones y servicios

    Todas las aulas y seminarios cuentan con equipamiento de nuevas tecnologías (ordenador, proyector, internet, etc.). La Facultad tiene salas de reunión, espacios sociales, salas de informática, comedor para los estudiantes, etc.

    Movilidad y relaciones internacionales

    Intercambio y movilidad. La Facultad tiene 226 convenios ERASMUS por toda Europa y acuerdos SICUE por toda España, además de convenios con EEUU y otros países no europeos.

    Prácticas, empleo y plan de acción tutorial

    Orientación Profesional Permanente, más de 20 empresas y organismos para prácticas externas.

    Actividades culturales y apoyo al estudiante. Ciclo trimestral permanente "Encuentros en Filología", Tutorías.

    Información adicional

    Justificación del título

    El Grado de Estudios Ingleses que propone la Facultad de Filología de la Universidad de Oviedo supone una adaptación de la actual Licenciatura en Filología Inglesa a las directrices europeas y a las nuevas demandas sociales y profesionales del espacio común europeo y de un mundo inmerso en un profundo y acelerado proceso de transformación merced a la globalización de las estructuras económicas y a las tecnologías de la información y la comunicación. Fruto de esta situación es la demanda creciente de profesionales con capacidad para la comunicación intercultural y, por tanto, con un alto nivel comunicativo en inglés, ya que esta lengua ha consolidado la creciente importancia adquirida a lo largo del pasado siglo y se ha convertido en la lingua franca mundial, tanto en las relaciones económicas, como en la transmisión de la información y el conocimiento y en el intercambio científico. En este contexto, el grado se ha diseñando teniendo en cuenta la trayectoria y experiencia de nuestra Universidad en la enseñanza e investigación sobre la lengua, la literatura y la cultura de los países del mundo anglófono, pero con la vista puesta en todo momento en el nuevo contexto educativo y socio-económico, así como en las nuevas demandas y retos profesionales y formativos a los que han de responder los estudiantes actuales y futuros.

    Tal y como queda de manifiesto en el Libro Blanco del Grado en Estudios del ámbito de la lengua, literatura, cultura y civilización publicado por la ANECA, la Filología Inglesa es, con diferencia, la filología que ha contado con un mayor número de estudiantes en las últimas décadas y cuyos egresados se han insertado con más éxito en el mercado laboral. Asimismo, según se recoge en el manifiesto de AEDEAN (Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos) de febrero de 2006 sobre la defensa del Grado en Estudios Ingleses, estos estudios cuentan en la universidad española con "una plantilla de profesores universitarios ya formados, que han venido demostrando su competencia para preparar tanto a profesores de Inglés como a investigadores académicos, o a profesionales", y en cuyos currícula se refleja el importante reconocimiento internacional que "la anglística española recibe hoy en día en Europa y en el resto del mundo", (http://www.aedean.org/Bolonia.htm).

    No menos relevante para la presencia de un grado de Estudios Ingleses dentro del catálogo de titulaciones de la universidad española en general, y de la Universidad de Oviedo en particular, es la voluntad de las autoridades educativas del Estado de seguir la estela hacia el bilingüismo y el multilingüismo practicada desde hace décadas en los países del norte de Europa, donde en algunos casos hasta el 80% de la población adulta confiesa tener una fluidez media o alta en esta lengua (Standard Eurobarometer, 2000). Esa apuesta educativa apunta claramente hacia un crecimiento significativo de la demanda de unos estudios orientados a formar usuarios competentes de la lengua inglesa y especialistas que puedan suplir las deficiencias lingüísticas y de comunicación en el ámbito internacional de los profesionales e investigadores de otras ramas, así como formar a las generaciones futuras en el dominio de la lengua inglesa como vehículo de comunicación intercultural. Si, por otro lado, tenemos en cuenta que la finalidad de la presente reforma es converger con Europa en lo referente a estudios universitarios, es imprescindible resaltar, como también se dice en el citado manifiesto, que en la mayoría de las universidades europeas de prestigio el Grado de Estudios Ingleses es uno de los pilares de las Humanidades, así como uno de los fundamentos principales de la formación de profesores de inglés para los niveles preuniversitarios.

    A la vista de todo esto y de la demanda y la trayectoria concreta de estos estudios en nuestra universidad a la Facultad de Filología, a la Universidad de Oviedo y a las autoridades del Principado de Asturias les ha parecido oportuno ofertar una titulación de Graduado o Graduada en Estudios Ingleses que mantenga la presencia de los estudios de lengua, lingüística, literatura y cultura de los países de habla inglesa dentro de la oferta de titulaciones de nuestra universidad. Teniendo siempre en mente las premisas del proceso de Bolonia y la convergencia con el EEES, en la adaptación de la actual titulación de Filología Inglesa al nuevo grado se han tenido en cuenta dos principios fundamentales, a saber: de un lado rentabilizar los recursos humanos y materiales actuales, en especial la alta cualificación de nuestro equipo docente y la experiencia acumulada en cuatro décadas de historia; de otro, dar respuesta a las nuevas demandas sociales y laborales derivadas de la construcción del espacio europeo.

    En lo que hace referencia a la historia hay que resaltar que la Universidad de Oviedo cuenta con una larga tradición en esta especialidad, pues los estudios de Filología Inglesa comienzan ya en el año 1969 como parte de la entonces titulación de Filosofía y Letras, tratando, como ahora, de responder a las nuevas demandas sociales y a la incipiente apertura internacional del país. Por entonces, el Departamento de Inglés contaba con una plantilla de 7 profesores, un número que ha ido aumentando progresivamente hasta los 53 que actualmente integran el Área de Filología Inglesa, la más numerosa de las tres que componen el actual Departamento de Filología Anglogermánica y Francesa, que también aglutina personal académico e investigador de las áreas de Filología Francesa y Alemana y que surge de la reforma derivada de la aprobación en 1983 de la Ley de Reforma Universitaria, que estableció una nueva organización en forma de macro-departamentos.

    El aumento de la plantilla ha respondido tanto al considerable aumento del número de estudiantes durante las décadas de los ochenta y los noventa, como a la creciente especialización de los estudios comprendidos en la titulación. En esos años su denominación, que había cambiado a Licenciatura en Filología Anglogermánica, fue sustituida por la de Licenciatura en Filología Inglesa y los contenidos específicos sobre la lengua, la lingüística, la literatura y la cultura de los países de habla inglesa pasaron de impartirse solo en el segundo ciclo a iniciarse ya desde el primero. En los últimos 10 años, los planes de estudio se han seguido modificando en este sentido, así el plan del año 1984 dio paso en 1996 al plan actualmente en vigor, que introducía novedades significativas con respecto al anterior:

    1. Especialización de los alumnos de la titulación de Filología Inglesa desde primer curso y, en consecuencia, el aumento del número de asignaturas directamente relacionadas con estos estudios, así como de la optatividad, especialmente durante el segundo ciclo. Esto hizo posible la introducción de asignaturas más directamente relacionadas con el futuro profesional de los alumnos, como Metodología y Didáctica, Traducción literaria y varios cursos monográficos de lingüística aplicada. Algunas de esas nuevas asignaturas han sido el germen desde el que se pudieron desarrollar una parte de los contenidos y competencias del nuevo grado.
    2. Inclusión de asignaturas de Libre Configuración con la finalidad de ampliar la formación integral de los alumnos y alumnas, pero que en la práctica, fundamentalmente por cuestiones logísticas, quedó reducida a las titulaciones del Campus de Humanidades y, en especial, a la Facultad de Filología. Asimismo se introdujo la obligatoriedad de cursar varias lenguas extranjeras y de sus respectivas literaturas, con una notable ampliación de la oferta anterior. Herencia indirecta de todo esto es la estructura coordinada y flexible desarrollada ahora para los cuatro grados de la Facultad, que prevé la oferta de un catálogo de once minores de los que seis corresponden a otras lenguas, cuatro de ellas las que ya se venían ofertando como "Segunda lengua y su literatura" y que ahora amplían considerablemente el número de créditos. Se responde con ello al interés despertado entre los alumnos y alumnas por los estudios de segundas y terceras lenguas durante estos años, al tiempo que se atienden las recomendaciones del Consejo de Europa respecto de la promoción del conocimiento de varias lenguas como elemento clave en el desarrollo de una ciudadanía europea intercultural.
    3. Establecimiento de asignaturas ‘llave', con el fin de conseguir un mayor grado de homogeneidad entre el alumnado de las distintas asignaturas y reforzar la coherencia entre los contenidos y niveles de una misma materia. Si bien las llaves platearon algunos problemas administrativos y, en el caso de la Lengua Inglesa III, llave de ciclo, supusieron alguna traba a quienes optaban a una movilidad Erasmus, sirvieron también para fortalecer la idea de materia como agrupación de asignaturas coordinadas entre sí frente al esquema de catálogo de asignaturas aisladas. Este modelo de estructura se consolida definitivamente en el nuevo grado, donde el diseño de materias y asignaturas está basado en la existencia de una coordinación esmerada de contenidos dentro de cada materia y de las materias entre sí
    4. Posibilidad de cursar un año académico completo en universidades europeas dentro del marco del Programa Sócrates-Erasmus, con su correspondiente homologación en la universidad de origen, lo que ha permitido un considerable aumento en la movilidad de nuestros alumnos/as y, a su vez, un importante beneficio para los que no optan por esta vía, dado que pueden aprovechar el contacto con los alumnos extranjeros de procedencia muy diversa que, también en gran número, recalan cada año no solo en nuestra titulación, sino también en las otras titulaciones del campus y de la Universidad de Oviedo en su conjunto. De hecho, la integración de estudiantes extranjeros y los resultados académicos obtenidos por nuestros estudiantes en otras universidades europeas nos ha facilitado importante información sobre nuestras fortalezas y deficiencias.

    El análisis de resultados de todos estos cambios nos ha proporcionado importantes lecciones que se han tratado de incorporar a la hora de transformar la actual titulación de Filología Inglesa en el Grado en Estudios Ingleses, en la que, sin embargo, se han introducido variaciones sustanciales tanto en la estructura, como en los contenidos y, por supuesto en el enfoque metodológico. Por otro lado, junto a las directrices europeas y los nuevos retos derivados de la revolución en el acceso y la difusión de la información, en el diseño del grado también se ha tenido en cuenta la experiencia de hacer frente a lo largo de los últimos años a problemas tales como:

    1. El descenso de la natalidad, especialmente acusado en Asturias, que ha causado una considerable reducción del número de alumnos en la universidad en general y del que, pese al repunte de los últimos años, no ha quedado exenta nuestra titulación. Este dato, preocupante en muchos aspectos, nos ha permitido, por el contrario, ir adaptando nuestros métodos y sistemas de evaluación hacia una atención más personalizada a los y las estudiantes, al tiempo que los programas de formación en las TIC puestos en marcha por la universidad nos han ayudado a entrar a ritmo diverso en el complejo y vertiginoso mundo de la enseñanza virtual. En el presente un gran número de asignaturas de la titulación se han incorporado al Campus Virtual de la Universidad de Oviedo con distinto grado de explotación y aprovechamiento.
    2. La caída de la demanda de docentes en los niveles preuniversitarios y el consiguiente recorte de plazas en las convocatorias de oposiciones. El aumento en el número de alumnos, especialmente notorio durante la primera mitad de los años 90, había sido principalmente debido a la amplia oferta de trabajo en la enseñanza secundaria, así como a los buenos resultados que durante tiempo obtenían los/as licenciados/as de Filología Inglesa de nuestra universidad en los concursos nacionales. Sin embargo, el descenso del número de alumnos en los Institutos y Centros de Enseñanza Secundaria, así como la ocupación de los puestos de trabajo por aquellos jóvenes licenciados de entonces, supuso un freno en las expectativas laborales tradicionales de los nuevos licenciados durante algunos años. Esto nos llevó a reflexionar sobre las nuevas necesidades y salidas laborales de nuestros alumnos, cuyo perfil y expectativas eran ahora mucho más variados y a los que, en consecuencia, había que formar en competencias tales como el uso de fuentes y recursos informáticos, redacción de escritos de tipología diversa, preparación y presentación de proyectos, trabajo en grupo, etc. En años académicos recientes las tasas de estudiantes de nuevo ingreso en la titulación de Filología Inglesa han aumentado de forma progresiva, lo que esperamos continúe en el futuro grado.
    3. La pérdida de peso social de las Humanidades en general, que se pone de manifiesto ya desde la enseñanza secundaria, y que en parte explica la reducción en la demanda de nuestros estudios en favor de carreras de tipo técnico, de las ciencias sociales, económicas, etc., consideradas más prácticas y con mejores expectativas de futuro. Si bien el descenso fue mucho menos acusado en Filología Inglesa que en otras filologías, tal y como se recoge en el ya citado Libro Blanco de la ANECA, que cita las tasas de desempleo de nuestros egresados en torno al 8%, la caída fue significativa. Estos datos negativos, no obstante, han mejorado durante los últimos tiempos, en buena parte debido a que la formación y capacidad de adaptación de nuestros egresados y egresadas les ha dado cabida en empleos a priori poco o nada relacionados con la filología en destacadas empresas del Principado, en otras Comunidades y también en el extranjero. Además, algunos de nuestros alumnos y alumnas obtenían importantes becas para completar sus estudios en el extranjero. Asimismo un número creciente de nuestros estudiantes empezó a complementar su currículo con másteres profesionales en los que su capacidad crítica y su formación lingüística y humanística les permitió destacar respecto de sus colegas de formación técnica, jurídica o económica. Para dar a conocer estos datos y desmontar la imagen caduca y laboralmente poco halagüeña de nuestros estudios, la Facultad ha llevado a cabo un esfuerzo importante que, como reflejan los nuevos datos está comenzando a dar frutos cada vez más esperanzadores.
    4. Otro reto importante ha sido la adaptación de los métodos de enseñanza-aprendizaje a las nuevas tecnologías, que también ofrecen grandes posibilidades a los estudios de Humanidades. Aunque la dotación de medios va siempre muy por detrás del avance tecnológico y la investigación en el uso pedagógico de las TIC, durante los últimos años la Facultad de Filología ha hecho un esfuerzo notable por acondicionar nuestras aulas, al tiempo que desde la Universidad de Oviedo se implementaba y perfeccionaba la plataforma digital en la que actualmente aparecen ya muchas de nuestras asignaturas y con las que tanto el profesorado como el alumnado nos hemos ido familiarizando.

    Con todos estos factores y datos en mente nos hemos enfrentado a la tarea de diseñar el nuevo Grado en Estudios Ingleses; tarea para la cual nuestra filosofía ha sido, con un altísimo grado de consenso, la de ‘adaptar innovando'. Las directrices del proceso de Bolonia nos exigen una restructuración en un sentido contrario al de hace dos décadas y dejar a un lado la especialización de la licenciatura actual para enfocar los estudios del grado hacia una mayor generalización de los conocimientos, retrasando la especialización para el nivel de postgrado. Esto ha llevado al área de Filología Inglesa ha realizar durante el último año y medio un gran esfuerzo de reflexión, autoevaluación y diálogo a fin de adaptar nuestro grado no sólo a las nuevas premisas del EEES, sino también, en último término, a las demandas del mercado laboral. No se han olvidado tampoco las circunstancias concretas, en cuanto a recursos humanos y materiales, de la Universidad de Oviedo ni las directrices emanadas del Vicerrectorado de Ordenación y Nuevas Titulaciones y de la propia Facultad de Filología.

    Esta filosofía responde además a las pautas marcadas por las instituciones. La Facultad de Filología, con el apoyo de las autoridades universitarias y la Dirección General de Universidades del Principado de Asturias, optó por una adaptación flexible de las titulaciones de Licenciatura. En un intento por mantener el espíritu europeísta, combinando la oferta formativa de todas las áreas de conocimiento de la Facultad, el decanato propuso diseñar todos los grados con una estructura común e integradora que, al estar muy extendida por Europa, facilitaría la movilidad bidireccional de estudiantes y profesores. Dentro de esa estructura modular, cada grado está compuesto por un maior y un minor combinables entre sí a elección de los estudiantes, con el añadido de que, salvo en casos concretos que se especificarán en el Apartado 5 de la presente Memoria, los minores surgen a partir de los maiores, puesto que ello supone un considerable ahorro de recursos y, por consiguiente, facilita la viabilidad de todo el sistema.

    El resultado de todo esto es un título de Grado en Estudios Ingleses que se plantea como una titulación innovadora, pero donde se combinan materias y asignaturas tradicionales y en parte heredadas de la actual licenciatura, con otras de tipo transversal que responden a un cambio de enfoque e incorporan algunos de los temas más recientes en la investigación y la práctica profesional de los estudios anglísticos. De hecho, en el diseño de los distintos módulos, materias y asignaturas, se han tenido en cuenta no sólo los contenidos, sino también, y de manera muy particular, las competencias que el egresado o egresada debe adquirir y desarrollar durante el proceso formativo para su especialización y empleabilidad posteriores, así como al aprendizaje autónomo y continuado a lo largo de la vida (Life Long Learning), otra de las grandes apuestas del Consejo de Europa y del Parlamento y la Comisión Europea, que en 2000 lo incluyó en la denominada Estrategia de Lisboa para hacer de la UE "the most dynamic and competitive knowledge-based economy in the world capable of sustainable economic growth with more and better jobs and greater social cohesion, and respect for the environment by 2010" (Lisbon European Council, 23 & 24 March, 2000, http://www.europarl.europa.eu/summits/lis1_en.htm). Aunque las fechas denotan un exceso de optimismo, el reto no se puede soslayar, como tampoco se puede dejar de lado el camino ya emprendido en este terreno por otras universidades. Tanto es así que en el diseño del Grado hemos decidido poner un énfasis importante en la adaptación metodológica para dotar al alumno/a de una progresiva autonomía, y proporcionarle las herramientas que faciliten su proceso de autoaprendizaje tanto durante sus estudios, como una vez graduado/a.

    Aspecto fundamental ha sido el gran esfuerzo de adaptación del profesorado para ponerse al día en lo relativo a los métodos de enseñanza-aprendizaje que aplicarán al nuevo grado. Como ya se apuntaba más arriba, se trata de un esfuerzo que lleva varios años en marcha y en el que se han volcado con notable interés muchos profesores del Área asistiendo a cursos de formación, dirigiendo y participando en proyectos de innovación docente, acudiendo a congresos y seminarios e invirtiendo parte de su dedicación en adaptar y desarrollar materiales para su utilización en el Campus Virtual y en diseñar, monitorizar y evaluar actividades individuales y grupales de trabajo en el propio Campus (cuestionarios, foros, blogs, wikis, etc.). Queda aún mucho por hacer y por aprender, pero el camino andado hasta aquí demuestra claramente que contamos con una plantilla en su mayoría dispuesta y preparada para incorporar las TIC a la puesta en marcha y el desarrollo eficiente del Grado en Estudios Ingleses, tal y como ha sido diseñado. Por otra parte, hay que decir que tanto la Facultad como los departamentos que la integran se han preocupado especialmente en dotar de recursos las aulas, las salas de ordenadores para los alumnos, etc. Esto ha facilitado la enseñanza y aprendizaje y ha incentivado el interés de los y las estudiantes por participar en ese tipo de actividades y les ha permitido iniciarse o perfeccionarse en el manejo de fuentes y recursos on-line, herramientas de ofimática, materiales multimedia, etc. Al margen de desafíos inminentes y aún por acometer, como la incorporación a la Web 2.0, en la planificación de las competencias del grado está previsto atender de forma destacada al entrenamiento de los estudiantes en el acceso, la selección y el uso crítico y honesto de la información disponible en la Red, con todo el potencial que ésta ofrece para los estudios de Humanidades en general y el aprendizaje de lenguas y la comunicación intercultural en particular. En cuanto a la adaptación de contenidos, el Área cuenta con un grupo nutrido de especialistas en las distintas subáreas (enseñanza de lenguas, literatura, cultura y civilización, lingüística y traducción) para hacer frente con garantías a la puesta en marcha del nuevo Grado, en cuyo diseño todas han participado. Ha sido siempre tradición del área de Filología Inglesa de la Universidad de Oviedo procurar en la medida de lo posible la especialización disciplinar y el equilibrio ponderado entre los distintos campos de estudio, extremo éste que nos ha facilitado enormemente la labor de adaptación y distribución de contenidos por materias y asignaturas. La transición hacia una titulación más generalista nos reclama ahora un esfuerzo añadido de perfeccionamiento de nuestros sistemas de coordinación, tarea que en absoluto es ajena a quienes en su momento pasaron por el equipo docente de las asignaturas de lengua instrumental, con una esmerada coordinación vertical y horizontal, un seguimiento periódico de resultados e incidencias y una evaluación consensuada y desarrollada en equipo. Más costosa ha sido la labor de revertir lo especializado en lo general, pues partimos de una oferta amplia de optativas y cursos monográficos. Por otra parte, disponemos de un equipo humano volcado a través de los años en incorporar las últimas teorías lingüísticas, literarias y de crítica cultural desarrolladas internacionalmente y con un alto grado de implicación en congresos y seminarios nacionales e internacionales, algunas de cuyas ediciones se organizaron aquí (AEDEAN, SELIM, SEDERI, EACLALS, etc.); del mismo modo varios profesores del área han formado parte de la directiva de asociaciones punteras de la especialidad (AEDEAN, ESSE, EACLALS, Red Temática ATHENA, AUDEM, etc.). Por las aulas de esta universidad han pasado para impartir cursos y conferencias académicos y críticos de la talla de Edward Said, Noam Chomsky, Gayatri Spivak, Simon C. Dik, Henry Widdowson, Lawrence Venuti y un largo etcétera. Asimismo nuestros alumnos han tenido la oportunidad de conocer y escuchar a escritoras y escritores tan prestigiosos como Malcolm Bradbury, Margaret Atwood, Robert Kroetsch o Aritha van Herk. No menos reseñable ha sido la labor de abrir caminos a nuestro alumnado en la intercomunicación académica europea a través de programas educativos como ERASMUS, GRUNDTVIG, Máster ERASMUS MUNDUS, etc. De la calidad del trabajo realizado hasta ahora da fe el éxito de nuestros alumnos en oposiciones nacionales y en puestos docentes de diversa índole tanto en España, como en centros de enseñanza y universidades europeas y americanas, si bien la docencia no es el único campo profesional en el que las nuevas promociones despuntan. Al margen de la producción científica y las tareas docentes desarrolladas tanto en la licenciatura como en los estudios de doctorado de Filología Inglesa, toda esa experiencia y conocimientos adquiridos se ven plasmados también en el diseño del nuevo Grado, que sigue fiel a los siguientes principios: estudiar y reflejar la diversidad cultural y social, las relaciones entre lengua e ideología y entre conocimiento y poder en lo relativo a la discriminación e invisibilización de los individuos a través de la representación lingüística y textual. De un lado, en el Maior en Estudios Ingleses se incluyen dos asignaturas específicas de culturas y literaturas poscoloniales que completan el estudio panorámico del mundo anglófono, así como una asignatura en la que se estudia la literatura inglesa desde la perspectiva del género. De otro, la teorización y estudios críticos sobre estos temas nos han servido para planificar competencias específicas relacionadas con el respeto por los valores propios de la cultura de la paz, así como con la promoción de los derechos fundamentales de igualdad entre hombres y mujeres, sea cual sea su procedencia, clase, credo, formación o nivel de capacidad física y psíquica.

    En otro orden de cosas, la propuesta del título es coherente con su demanda potencial y el interés que éste suscita en el entorno socioeconómico del Principado de Asturias y nuestra zona de influencia, en el pasado fundamentalmente Cantabria y otras provincias y comunidades que no ofrecían un catálogo tan variado y especializado de asignaturas como el nuestro. A la vista de los títulos que ya han obtenido el visto bueno de la ANECA y del nuevo mapa de distribución de los Estudios Ingleses por las comunidades más cercanas al Principado, así como el inferior coste de la vida en Asturias con respecto a otras zonas, es previsible que nuestro grado resulte competitivo no sólo a los estudiantes asturianos, cántabros o lucenses. En estas previsiones no hay que dejar de lado tampoco la proyección internacional del Grado, para el que la movilidad de estudiantes y profesionales resulta imprescindible y que en nuestra Facultad cuenta no sólo con una tradición que se remonta mucho tiempo atrás, bastantes años antes de la puesta en marcha del Programa Erasmus, sino además con la oferta de movilidad más amplia y variada de todo el distrito y, comparativamente, muy por encima de la media de otras universidades españolas.

    Otro factor importante que se debe tomar en consideración a la hora de valorar la competitividad de nuestro grado es la existencia de una red consolidada de empresas e instituciones que hace ya años abren sus puertas a nuestros estudiantes para que realicen en ellos prácticas voluntarias. Actualmente esta red está en proceso de expansión coincidiendo con el repunte de la actividad económica en el Principado y con la apuesta que se está haciendo por potenciar las empresas de nuevas tecnologías y los proyectos de I+D+I, muchos de ellos dependientes de financiación europea y, por tanto, necesitados de traductores, asesores lingüísticos, etc., lo cual ha impulsado al equipo decanal a proponer a la Facultad que las prácticas externas, a diferencia de otras universidades y centros, sean aquí obligatorias para los estudiantes de todos los grados. Cabe apuntar a este respecto que en el ámbito concreto de la Filología Inglesa el primer proyecto de colaboración con el mundo de la empresa se remonta al año 1988, en el que se firma por primera vez un convenio de colaboración entre la Universidad de Oviedo y la entonces ENSIDESA para diseñar un proyecto formativo en inglés destinado a los ingenieros y técnicos superiores de las plantas de Tabaza y Veriña y, posteriormente, ponerlo en práctica. A aquel proyecto piloto, dirigido y desarrollado por un equipo de profesores del Departamento de Filología Anglogermánica y Francesa, les siguieron otros, firmados ya con el consorcio Arcelor, que han seguido operativos hasta este año, en que la fusión con el grupo Mittal ha traído consigo recortes sustanciales, también en el plan de formación. Hay que destacar, no obstante, que el impulso principal a la colaboración entre universidad y empresas en el ámbito de las Humanidades parte de la Facultad de Filología y se produce a raíz de la Evaluación Institucional de la titulación de Filología Inglesa llevada a cabo durante el Curso Académico 2003-2004, pues una de las debilidades detectadas fue precisamente "la falta de consideración suficiente del entorno social y/o laboral a la hora de establecer los objetivos, contenidos y perfiles del programa formativo, y de diseñar el curriculum" (véase el Informe de Evaluación Externa de la titulación de Filología Inglesa , Apartado "Resultados", p. 26).

    Esto llevó entonces a la dirección del Centro a iniciar una política de actuación orientada a establecer relaciones permanentes y normalizadas entre la Facultad y el entorno socio-laboral, con el fin de buscar otras alternativas profesionales para nuestros estudiantes, sin olvidar desde luego los ámbitos de la enseñanza y la investigación, que ha impregnado la propuesta de los nuevos títulos de Grado y, en concreto, del Grado en Estudios Ingleses. Ese esfuerzo, impulsado por anteriores equipos decanales, hizo merecedora a la Facultad de Filología del Premio "Luis Suárez Estrada", convocado anualmente por el Consejo Social de la Universidad de Oviedo y cuyo objetivo es "premiar las políticas prácticas desarrolladas por Centros y Departamentos de la Universidad de Oviedo que hayan destacado por favorecer la incorporación de los titulados al mercado de trabajo", tal y como se determina en el apartado A de las bases de la Convocatoria.

    El citado proceso de evaluación supuso, por tanto, un punto de inflexión y ha resultado un factor clave para la transformación de nuestra actual titulación y su adaptación a los requisitos del Proceso de Bolonia, pues llevó a los sucesivos equipos de gobierno de la Facultad a impulsar la dinamización de ésta, involucrando tanto a estudiantes como a profesores en todo lo relativo a la orientación profesional e inserción laboral de los/as egresados/as. Además de la ecuación tradicional "Licenciado en Filología = Docente", las iniciativas de la Facultad en colaboración con otras instituciones, fueron poco a poco abriendo puertas y descubriendo nuevas perspectivas laborales para los titulados de la licenciatura de Filología Inglesa, que han contribuido a la incorporación de materias y competencias en el diseño del nuevo Grado, así como a la ya mencionada presencia obligatoria de las prácticas externas en la propuesta. Entre otras actuaciones cabe destacar que la Facultad de Filología, en colaboración con la Fundación Universidad de Oviedo, desempeñó un papel activo en el proceso de selección de personal para la implantación del Servicio de Recursos Humanos para Europa de la empresa multinacional DUPONT (en 2001). Varios profesores del Centro se encargaron del diseño y de la realización de las pruebas prácticas en el caso de los idiomas. Más relevante aún es el hecho de que un número significativo de nuestros recién licenciados en Filología Inglesa superara estas pruebas pasando a formar parte de la plantilla de DUPONT, empresa en la que en la actualidad están plenamente integrados. Hay que señalar que, además de la formación en idiomas, uno de los requisitos exigidos por la empresa era el haber pasado un curso en el extranjero y los alumnos de la titulación cumplían ese requisito, puesto que habían disfrutado casi todos de una estancia ERASMUS en una universidad europea.

    Durante varios años y hasta la desaparición de este servicio, la Facultad mantuvo una relación permanente y activa con UNIVERSIT, el Centro de Orientación y Empleo de la Universidad de Oviedo, que se ha reflejado en las siguientes actividades:

    • Organización de varias Jornadas de Empleo y Emprendedores en la Facultad de Filología, desde noviembre de 2004.
    • Establecimiento de una delegación de UNIVERSIT en el Campus del Milán.
    • Colaboración de UNIVERSIT con el Comité Interno de Evaluación dentro del Programa de Evaluación Institucional de la titulación de Filología Inglesa, aportando estudios acerca de las salidas profesionales de los egresados así como sobre la incorporación al trabajo de los egresados de la titulación.
    • Colaboración en la organización de Prácticas en Empresas de los alumnos de la Facultad de Filología durante el Curso 2004-2005.

    Asimismo, también ha contribuido a establecer una mejor relación con el entorno socioeconómico y a detectar la demanda social de una titulación en Estudios Ingleses la colaboración con el equipo de la Ciudad Tecnológica de Valnalón y sobre todo con el gerente de la misma, José Manuel Pérez Díaz "Pericles", con quien se ha venido colaborando estrechamente en la formación laboral y emprendedora de los estudiantes de Filología. Dicha colaboración se plasma desde el año 2004 en la organización de las Jornadas de Empleo y Emprendedores, cuyo objetivo es promover la iniciativa emprendedora de los estudiantes de filología y mostrar otras salidas profesionales reales, distintas de la enseñanza. De un lado, las Jornadas, de carácter anual, sirven para ofrecer a los estudiantes modelos de licenciados y licenciadas en filología que realizan su labor profesional en ámbitos distintos a la enseñanza, y de otro para hacerles llegar la visión de las empresas que cuentan con filólogos/as para el desempeño de puestos de trabajo de media-alta cualificación. Se incluye además una mesa redonda destinada al empleo por cuenta propia, en la que los ponentes, todos licenciados y licenciadas en filología, y muchos de ellos específicamente en Filología Inglesa, relatan su acceso al mundo laboral en actividades que no tienen que ver directamente con la enseñanza y muestran su espíritu emprendedor. Otra mesa específica está dedicada al empleo por cuenta ajena, en la que los participantes suelen ser directivos y empleados de empresas alejadas del ámbito de la enseñanza que nos han hecho ver y, lo que es más importante, hicieron ver a los estudiantes de promociones sucesivas las habilidades y puntos fuertes de nuestros titulados/as en los distintos campos profesionales.

    A raíz de esos encuentros, contactos y colaboraciones, la Facultad de Filología ha logrado consolidar su proyecto pionero de prácticas en empresas, ampliando sostenidamente el número de estudiantes y con el logro añadido de que para algunos de ellos esas prácticas supusieron una vía de entrada casi inmediata en el mundo laboral. El inicio de esas prácticas nos lleva al año 2005, cuando siete alumnos hicieron prácticas en empresas editoriales (Ediciones Trabe, Ediciones Madú, KRK Ediciones, Ediciones Trea, Ediciones Hércules Astur) y en instituciones relacionadas con la lengua y la cultura, como el Real Instituto de Estudios Asturianos. En esa promoción, como en las siguientes, al finalizar el período de prácticas se pasó un cuestionario tanto a empresarios colaboradores como a los estudiantes con el fin de mejorar el sistema de gestión de dichas prácticas. Desde entonces otras empresas se han incorporado al programa en un esfuerzo por diversificar las oportunidades de empleo y, por tanto, la oferta formativa a los estudiantes. En su conjunto, los resultados de esta experiencia, de acuerdo con las encuestas de los propios alumnos y de las empresas e instituciones participantes, han sido muy satisfactorios y han resultado esenciales para poder definir el programa formativo y el Módulo de Prácticas Externas del Grado en Estudios Ingleses. También ha resultado fundamental la participación de egresados de la Licenciatura en Filología Inglesa en las distintas Jornadas de Empleo y Emprendedores, que han aportado ideas y posibilidades de prácticas para los nuevos grados así como su propia experiencia en puestos de trabajo que a menudo no parecían cercanos a las salidas tradicionales de la Filología.

    Las áreas y salidas profesionales involucradas en el programa formativo de los Grados de la Facultad de Filología abarcan campos tan distintos como la investigación, la docencia, la edición o la actividad empresarial, tal y como se refleja en el siguiente listado de áreas y salidas profesionales. Estos se presentan en bloque para los cuatro Grados de la Facultad, aunque haya perfiles profesionales más próximos a unas titulaciones que a otras:

    • Investigación, desarrollo e innovación en el ámbito lingüístico y literario (universidades públicas y privadas, centros de investigación y otras instituciones).
    • Docencia pública y privada: no universitaria (EOI; ESO, Centros de Enseñanza Secundaria; Formación Profesional, etc.) y universitaria. Lectorados, auxiliares de conversación, etc.
    • Escritura creativa en editoriales, en medios de comunicación, en empresas publicitarias, en centros socioculturales, etc.
    • Crítica literaria.
    • Asesoramiento y mediación lingüística en diferentes ámbitos socioculturales y empresas.
    • Colaboración con expertos en audición y lenguaje y en neurolingüística.
    • Colaboración con ingenieros informáticos y de telecomunicaciones para desarrollar procesadores de texto-voz, mecanismos de reconocimiento de voz, programas de distribución automática de documentación, etc.
    • Actividad editorial: selección de originales, corrección de textos y de estilo, gestión de colecciones, ediciones de textos, elaboración de manuales, diccionarios, enciclopedias, etc.
    • Traducción e interpretación.
    • Relaciones internacionales en distintos organismos e instituciones.
    • Comercio exterior.
    • Medios de comunicación (prensa escrita, audiovisuales y multimedia): redacción, composición, corrección, etc.
    • Biblioteconomía, documentación y archivos.
    • Animación sociocultural y turismo.
    • Recursos humanos, gestión de personal y asesoramiento en empresas.

    Se adjunta el Anexo 1, con la lista de empresas, organizaciones e instituciones con las que colabora la Facultad de Filología en la gestión y desarrollo de las prácticas externas, si bien para el nuevo Grado en Estudios Ingleses se han iniciado los contactos necesarios para ampliar el número y la variedad de empresas e instituciones en las que el alumnado realizará el período obligatorio de prácticas, que equivale a 6 créditos ECTS. Estas prácticas podrán llevarse a cabo igualmente en otros países, tal y como se explica en el apartado sobre la movilidad de los estudiantes. Conscientes de la importancia sobre la empleabilidad y la inserción laboral de nuestros egresados, el equipo decanal se ha comprometido a tener elaborado, para el momento en que los alumnos/as deban hacer las prácticas externas, un plan completo y bien definido sobre este módulo.

    Las relaciones establecidas con los egresados y egresadas de la titulación de Filología Inglesa, con las empresas e instituciones con las que se colabora y con las universidades extranjeras con las que la Facultad de Filología mantiene convenios han aportado información muy valiosa para definir las competencias y objetivos del Grado en Estudios Ingleses, así como para diseñar la estructura y decidir las materias que componen el mismo. Son de especial interés en este sentido los resultados de las encuestas arriba mencionadas, puesto que no solo nos han servido para revisar el programa de prácticas externas, sino también para detectar las carencias de los estudiantes y del plan de estudios vigente, carencias que se ha puesto especial empeño en subsanar en el nuevo Grado en Estudios Ingleses.

    En el apartado 3. Objetivos de la presente Memoria se recogen las competencias generales para los cuatro Grados de la Facultad de Filología y las competencias generales y específicas del Grado en Estudios Ingleses, que muestran las capacidades y saberes que deben haber desarrollado los egresados al finalizar el Grado y que les permitirá llegar a integrarse en diversas áreas profesionales. En lo relativo a las competencias generales comunes para todos los Grados del centro, éstas son básicas para el desarrollo de los alumnos y alumnas, tanto personal como profesional y por tanto contribuyen a una mejor inserción laboral en cualquiera de las salidas profesionales descritas. Mostrar capacidad para resolver problemas, apreciar la diversidad y la multiculturalidad o valorar la calidad en el trabajo son algunos ejemplos de este tipo de competencias. La adquisición de las competencias generales y específicas del título de Grado en Estudios Ingleses supone facilitar la inserción laboral de los egresados, si bien somos conscientes de que para algunas profesiones, estas competencias son insuficientes y deben complementarse con otro tipo de formación. Además del ejercicio de la docencia, los alumnos y alumnas del Grado en Estudios Ingleses adquieren competencias muy útiles en áreas profesionales como la traducción y la interpretación, los medios de comunicación, la investigación, los recursos humanos y gestión de personal, el comercio exterior, la actividad editorial, las relaciones internacionales en distintos organismos e instituciones, el asesoramiento y la mediación lingüística en diferentes ámbitos socioculturales y empresas, tal y como se deduce del análisis de la vinculación entre las competencias del título y las áreas y salidas profesionales generales para las titulaciones del centro. Algunas de las competencias fundamentales para estas salidas profesionales y que por tanto ofrecen una visión más global del tipo de perfil del egresado del Título son:

    Competencias generales

    CGIng1 Desarrollar la capacidad creativa y la inquietud por el conocimiento crítico en el ámbito de los Estudios Ingleses y afines.

    CGIng2 Mostrar inquietud por el estudio y la ampliación del conocimiento tanto en ámbitos propios de las disciplinas del grado, como en ámbitos afines y transversales.

    CGIng3 Mostrar inquietud y aptitud para el conocimiento de lenguas como vehículo de comunicación intercultural en el ámbito social, académico y profesional.

    CGIng4 Comprender la compleja interrelación entre lengua, contexto sociocultural y discurso.

    CGIng5 Mostrar inquietud por la lectura y capacidad para entender el hecho literario en todas sus dimensiones, así como para seleccionar las estrategias de recepción y apreciar la trascendencia hermenéutica y política de éstas.

    CGIng7 Comparar, compartir y rebatir diferentes puntos de vista con el tono y registro adecuados, y de forma respetuosa con los principios de igualdad, tolerancia hacia la diversidad, y los valores propios de la democracia y la cultura de la paz.

    CGIng8 Pensar crítica y autónomamente, argumentar con coherencia y emitir juicios en inglés de forma razonada y documentada.

    CGIng9 Llevar a cabo análisis y síntesis de textos en inglés con un grado significativo de abstracción y complejidad estructural.

    CGIng10 Localizar, recuperar, gestionar y organizar información en el ámbito pluridisciplinar de los Estudios Ingleses.

    CGIng11 Seleccionar críticamente y utilizar con rigor las fuentes de información, tanto impresa (libros y revistas) como en soporte informático, especialmente las relativas a las materias de estudio del grado.

    CGIng12 Adquirir y retener de forma estructurada y organizada cantidades sustanciales de información, y recuperarla espontánea y eficazmente para el análisis y la solución de problemas, el intercambio de opiniones, etc.

    CGIng13 Mostrar capacidad operativa básica en el manejo de fuentes audiovisuales, bases de datos, programas y recursos electrónicos relevantes para el trabajo en el ámbito de los Estudios Ingleses.

    CGIng14 Comunicarse de manera operativa en entornos plurilingües y pluriculturales diversos mediante el desarrollo de actitudes y destrezas lingüísticas y de mediación intercultural.

    CGIng15 Comunicarse en lengua inglesa, oralmente y por escrito, con propiedad, eficiencia y precisión en contextos académicos y profesionales diversos.

    CGIng16 Formular opiniones en inglés y participar en debates sobre temas transversales y específicos a las materias del grado, mostrando solidez argumental y respeto a la divergencia de ideas y la diversidad social y cultural.

    CGIng17 Relacionarse de manera positiva, correcta y eficiente en contextos académicos y profesionales.

    CGIng19 Conocer y relacionar las principales disciplinas científicas y humanísticas involucradas en el estudio de la lengua inglesa, sus literaturas y sus culturas.

    CGIng21 Valorar y respetar los derechos de la propiedad intelectual en la práctica académica y profesional.

    CGIng22 Apreciar la importancia de la claridad y calidad en la presentación de trabajos; evaluar críticamente el trabajo, tanto el propio como el de colegas y terceros, con respecto a parámetros de calidad pre-establecidos o negociados.

    CGIng23 Aplicar las estrategias y los conocimientos generales y específicos adquiridos durante el proceso formativo al debate de ideas, la explicación de sucesos y procesos históricos, y al análisis y resolución de problemas.

    CGIng25 Aplicar las estrategias y los conocimientos generales y específicos adquiridos a la innovación en la práctica académica y profesional de los Estudios Ingleses.

    CGIng26 Aplicar las técnicas, estrategias y conocimientos generales y específicos adquiridos durante los estudios de grado para adaptarse a nuevas situaciones y necesidades profesionales, y para ampliar competencias y conocimientos a lo largo de la vida.

    CGIng28 Comprender y apreciar la diversidad y la multiculturalidad en la producción de significados y en el cambio lingüístico.

    CGIng29 Integrar los valores democráticos y el respeto a la igualdad de género en el acercamiento crítico a la lengua, las culturas y las literaturas del mundo anglófono.

    CGIng30 Integrar los valores democráticos y de respeto a la igualdad de oportunidades y a la igualdad de género en la práctica académica y profesional presentes y futuras. Competencias específicas

    CEIng2 Capacidad para comunicarse oralmente y por escrito en lengua inglesa con fluidez, corrección y adecuación al contexto y la situación.

    CEIng4 Capacidad para analizar textos orales, escritos y audiovisuales desde una perspectiva lingüística, literaria y cultural.

    CEIng5 Comprender y apreciar la riqueza expresiva de la lengua inglesa en relación con la tipología textual y el perfil sociológico y cultural de los hablantes.

    CEIng7 Comprender y aplicar eficazmente información compleja, oral y escrita, de temática general, filológica y cultural relacionada con los países de habla inglesa. CEIng8 Conocer y transmitir, oralmente y por escrito, de manera adecuada al contexto y al grado de especialización de la audiencia, información compleja de temática filológica o cultural relacionada con los países de habla inglesa.

    CEIng9 Capacidad de realizar labores de asesoramiento y corrección lingüística y de estilo.

    Estas competencias generales y específicas están garantizadas por el módulo Maior en Estudios Ingleses, pero es importante recordar que las competencias específicas de las materias incluidas en los distintos minores combinables con dicho Maior proporcionan valiosos matices formativos. Gracias a estos minores, los alumnos y alumnas tienen la posibilidad de perfilar su programa formativo hacia una determinada salida profesional. Por ejemplo, un graduado en Estudios Ingleses puede obtener su título con el Maior en Estudios Ingleses y un Minor en Traducción, combinación que le permitirá encaminar su futuro profesional hacia la traducción e interpretación o las relaciones internacionales. Toda la información recogida a lo largo de estos años sumada a la aportada por la ANECA en el Libro Blanco del Grado en Estudios del ámbito de la lengua, literatura, cultura y civilización ha sido determinante a la hora de decidir sobre los perfiles profesionales a los habíamos de orientar nuestro título. En lo referido al Libro Blanco, hay que destacar los datos obtenidos en la encuesta sobre la inserción laboral de 1535 egresados de Filología Inglesa de todas las universidades españolas, según la cual el 40% trabajaba en algo relacionado con sus estudios; no así el 23%; mientras que el 22% se encontraba ampliando estudios y un 8% estaba sin empleo. En el caso concreto de Filología Inglesa el 53% trabaja en la enseñanza no universitaria; el 28% en otro tipo de trabajo no especificado y el 5% como traductores. Otro dato también revelador es que los licenciados en Filología Inglesa que fueron encuestados afirman que el 34% no ha necesitado formación complementaria, mientras que el 19% ha contestado que ha necesitado otra formación distinta a la recibida durante sus estudios de filología.

    A la vista de todos esos datos y ante el proceso de renovación de enseñanzas, la Facultad de Filología de la Universidad de Oviedo ha decidido fomentar la orientación de su nueva oferta académica hacia algunas de las áreas profesionales para las que la formación académica era más escasa y ha reforzado las materias relativas a campos profesionales como la traducción. Así pues, en la elaboración de la propuesta de Grado en Estudios Ingleses se han seguido teniendo en cuenta la docencia y la investigación, como ya venía siendo habitual, pero también se han tenido presentes muchos otros: algunos claramente relacionados con la filología, como la asesoría lingüística o la traducción y la interpretación, pero también el trabajo en los medios de comunicación, la mediación intercultural y el asesoramiento al personal de empresas con proyección exterior, el trabajo en departamentos de recursos humanos, y un largo etcétera. A destacar, tal vez, las nuevas profesiones creativas vinculadas a la Red, en especial la adaptación y el diseño de materiales formativos sobre temas relacionados con los Estudios Ingleses.

    Asimismo, se ha tenido también en consideración que tanto para la investigación, como para la inserción en el mundo profesional en general, y de manera especial en el caso de las nuevas salidas profesionales de nuestros egresados/as, es fundamental el trabajo en equipo, toda vez que a menudo se han de integrar en grupos de trabajo de perfil multidisciplinar. Por ello el desarrollo de esa competencia, ahora mismo una debilidad de la mayoría de nuestros alumnos en comparación con sus colegas de otras universidades europeas, se considera un objetivo de importancia capital del nuevo grado, de ahí que no solo se incluya entre las competencias evaluables, sino que además recibirá una especial atención como actividad formativa. Esta es la razón de que en muchas de las asignaturas se haya optado por programar sesiones de tutoría grupal en las que, además de orientar a los estudiantes en el trabajo autónomo, se les pretende orientar y entrenar en las técnicas de presentación de análisis y opiniones, el debate de ideas, la formulación y respuesta de preguntas, la negociación y redacción de conclusiones, etc.

    Es de esperar que este esfuerzo por reforzar la orientación profesional de la oferta formativa redunde en una consolidación, sino incremento de la demanda del Grado de Estudios Ingleses en nuestra universidad. Si bien el número de matriculados en la anterior titulación de Filología Inglesa, al igual que en el resto de titulaciones de la Universidad de Oviedo, ha descendido progresivamente, se ha mantenido una demanda importante de este tipo de estudios

    El descenso progresivo en el número total de estudiantes matriculados en la Licenciatura de Filología Inglesa refleja la tendencia general en la universidad española, que afecta lógicamente a la Universidad de Oviedo. Con todo, los datos de matrícula de nuevo ingreso, que aparecen en la tabla anterior, evidencian que se trata de una titulación que continúa siendo de gran interés para los alumnos que acceden a los estudios universitarios. De hecho, no solo se trata de la de mayor demanda dentro de las Humanidades, sino que sus datos son significativamente mejores que los de algunas disciplinas de ramas técnicas y científicas. De ahí nuestra confianza en que el nuevo título de Grado en Estudios Ingleses no sólo mantenga la tasa de matrícula, sino que sus innovaciones estructurales, conceptuales y metodológicas atraigan a un mayor porcentaje de alumnos/as. Toda vez que la oferta formativa de la Facultad de Filología abierta también al Grado de Estudios Ingleses ha reforzado la oferta, ampliamente demandada, en un campo afín de gran atractivo profesional e investigador como la traducción que pasa de estar simbólicamente representado en la actual titulación por un número reducido de asignaturas sueltas a conformar un minor de 48 créditos ECTS integrado por materias y asignaturas específicas. Peso similar se le da a la comunicación, que hasta ahora solo se cubría de manera fragmentada y dispersa en distintas asignaturas y que ahora también tendrá un minor. Por otro lado, como en el caso de la traducción e interpretación, es una aspiración de la Facultad de Filología de la Universidad de Oviedo poner en marcha un grado en materia relativa a la comunicación, con lo que es de esperar que ambos estudios tengan una consolidación más allá del minor.

    Como ya se ha apuntado más arriba, los minores en Traducción, en Comunicación y en Asturiano, junto con los que proceden de los módulos de Español, Inglés, Francés, Alemán, Italiano y Portugués y de Estudios Clásicos y Estudios Románicos, constituyen una oferta abierta a todos los grados de la Facultad, todos ellos compuestos por una selección de asignaturas de los maiores de cada uno de los grados. La oferta se completa con tres minores de intensificación para los grados en Estudios Ingleses y en Lengua española y sus literaturas, así como para el módulo de Francés en el Grado de Lenguas y literaturas modernas (Francés). Como ya se señalaba más arriba, con la salvedad de estos dos últimos, vinculados a los correspondientes maiores, los alumnos/as del Grado de Estudios Ingleses podrán optar libremente entre la Intensificación y cualquiera de los otros nueves minores, excluido lógicamente el de Inglés. Este ha sido un asunto de arduo debate, tanto interno del Área, como de las distintas comisiones preparatorias y de la Junta de Facultad; no obstante, al final se decidió por votación optar por la flexibilidad y permitir que sean los estudiante quienes tomen la decisión en función del perfil investigador o profesional hacia el que se sientan más atraídos.

    Una de las innovaciones más significativas que surgen de la demanda del título tiene que ver con la estructura modular, puesto que permite a los alumnos adquirir una formación más flexible en la que puedan decidir combinaciones de módulos maior y de módulos minor en función del perfil profesional al que aspiren. Creemos que esta flexibilidad y la opción de realizar módulos de formación complementaria en forma de minores de 48 créditos ECTS logrará mantener, si no aumentar, el número de titulados en Estudios Ingleses. Esta oferta formativa complementaria se ha diseñado, además, de acuerdo con los resultados de las encuestas realizadas en las distintas Jornadas de Empleo, de las sugerencias recibidas de los alumnos y de las propias experiencias del profesorado de la Facultad de Filología.

    Junto a circunstancias coyunturales concretas, uno de los factores que con más fuerza ha pesado a la hora de proponer esta estructura es la posibilidad de aprender una segunda lengua extranjera más allá del grado de principiante. Esta es la situación que se venía dando en la licenciatura actual al contar solo con dieciséis créditos, que además no estaban relacionados con las correspondientes asignaturas de la lengua principal de la licenciatura, razón por la cual quienes se interesaban por completar estudios en otra licenciatura no veían sus créditos consolidados. Mientras tanto, en el caso de lenguas como el alemán, los estudiantes no podían continuar con sus estudios dentro de nuestra universidad. Con la estructura modular que se ha adoptado, en cambio, un graduado o graduada en Estudios Ingleses puede optar por intensificar su especialización, orientarse hacia campos aplicados como la traducción, o adquirir un dominio significativo de una segunda lengua extranjera; todo ello sin desvirtuar el conjunto de contenidos y competencias esenciales, los cuales quedan cubiertos en el maior. Nos hacemos así eco de las demandas de internacionalización de un número creciente de estudiantes y empleadores, a la vez que atendemos las recomendaciones de la Comisión Europea respecto de la importancia de perfeccionar la formación de los ciudadanos/as en dos o más lenguas europeas como eje clave de la construcción europea. Confiamos, por tanto, en que el Grado de Estudios Ingleses que aquí se propone dé respuesta a todas esas demandas y, si hubiere lugar, ayude a nuestros futuros estudiantes a convertirse en sujetos activos de dicha construcción.

    Extinción del plan de estudios
    Adaptación al grado

    A la espera de conocer la normativa que, con carácter general, elabore la Universidad de Oviedo al respecto, y procurando siempre evitar que los posibles estudiantes afectados resulten perjudicados por el proceso, se ha diseñado un procedimiento de adaptación de asignaturas que detallamos en la Tabla siguiente:

    Ver tabla de adaptación al grado

    Enseñanzas que se extinguen por la implantación del título propuesto

    La implantación del Grado en Estudios Ingleses por la Universidad de Oviedo supone la extinción de los estudios actuales de la Licenciatura en Filología Inglesa en la Universidad de Oviedo (resolución del 14 de marzo de 1996, BOE del 6 de abril de 1996).