Noticias

  • Emilio Lledó defiende el valor de las humanidades y de la educación pública en su visita a la Universidad

    21 de Octubre 2015

    El filósofo y Premio Princesa de Asturias ofrece una clase magistral a profesores y estudiantes del Campus del Milán, y una conferencia en el Paraninfo seguida por cientos de personas

    Visita de Emilio Lledó al Campus del Milán.

    Emilio Lledó, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, ha defendido esta mañana el valor de las humanidades y de la educación pública como vía para evitar la muerte de la cultura y de la universidad, y como defensa de la libertad. "Lo terrible es un ignorante con poder, sobre todo, con poder político", ha señalado el filósofo sevillano. Lledó ha pronunciado estas palabras durante la clase magistral que ha impartido en el Aulario de la Facultad de Filosofía y Letras. El galardonado con el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades han respondido a las preguntas de estudiantes y profesores sobre filosofía, literatura o educación.

    El pensador, nacido en noviembre de 1927 en el barrio de Triana, se ha mostrado durante su alocución como un "defensor radical" de la escuela pública. "El dinero –ha dicho—no tiene que medir el nivel de la educación". "Esa obsesión que se tiene desde jóvenes por ganarse la vida es la manera más terrible de perderla", ha manifestado haciendo suyas las ideas del filósofo Walter Benjamin.

    Emilio Lledó ha evocado en su encuentro con los alumnos y profesores del Campus del Milán su etapa de estudiante cuando, con apenas 9 años, descubrió el Quijote, en una escuela de Vicálvaro, en Madrid. "Nuestro maestro nos hacía leer unas páginas del Quijote de cuando en cuando y nos preguntaba qué nos sugerían", ha destacado. "Lo íbamos escribiendo en un cuaderno. Tengo muchísimos libros en casa, pero mi libro es el cuaderno donde están esas cosas que me sugerían las lecturas", ha recordado. Emilio Lledó ha defendido con ímpetu la lectura y la filosofía como pilares fundamentales de la enseñanza. "El lenguaje no es solo la casa del ser, sino la vivienda, la casa que se hace día a día", ha destacado. "Hay que seguir pensando y hay que seguir vivos y la filosofía es vida", ha añadido.  

    El Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2015 ha tenido un recuerdo especial de la etapa en la que residió en Alemania. "Allí descubrí la libertad intelectual", ha subrayado. Lledó fue alumno de Hans-Georg Gadamer y tuvo ocasión de conocer en aquel país a filósofos de la talla de Ortega y Gasset o Heidegger, con el que incluso llegó a "codearse" tomando cervezas en una taberna.

    La segunda cita en la Universidad de Oviedo ha sido en el Paraninfo, donde Lledó ha hablado de "Palabra y Humanidad" ante cientos de personas que abarrotaron la sala y siguieron la conferencia desde el Aula Magna, y ha defendido la necesidad de una revolución intelectual. 

    Imágenes:


Buscar