Noticias

  • Concierto de fin de curso del Coro de la Universidad

    30 de Junio 2014

    El lunes 30 de junio, a partir de las 20 horas, en la Catedral de San Salvador, el Coro de la Universidad de Oviedo, acompañado por los músicos de la Orquesta Clásica de Asturias, con Guillermo Martínez al órgano, y dirigidos por Joaquín Valdeón, interpretará como concierto de fin de curso una selección de "The Armed Man: A Mass for Peace", de Karl Jenkins. Entrada libre hasta completar el aforo.

    The Armed Man: A Mass for Peace, de Karl Jenkins (1944), fue compuesta en 1999 por el músico galés como un encargo del Real Museo de Armamento de Leeds, y está dedicada a las víctimas en Kosovo, dedicación extensible a todas las víctimas de guerra. La versión completa consta de catorce números que incluyen textos de diversa procedencia, en su mayoría de tradición cristiana, en latín –las partes del ordinario de la misa, aunque Jenkins omite el Gloria y el Credo–, árabe –la llamada a la oración Al-Adhan–, francés –el tema original L'homme armé, que encierra el mensaje "El hombre armado debe ser temido"–, inglés, tanto de textos de la Biblia, como de Kipling,  Dryden, del Mahabharata, del japonés Töge Sankichi y de Guy Wilson, Thomas Malory o Alfred Lord Tennyson.

    PROGRAMA

    THE ARMED MAN: A Mass for Peace (Selección)

    1. L'homme armé. Canción muy popular de mediados del siglo XV que ha servido de base e inspiración a decenas de obras de compositores como Dufay, Carissimi, Tinctoris, Ockeghem, Palestrina, Pierre de la Rue, Josquin Desprez, hasta compositores más actuales como Peter Maxwell Davis y el propio Jenkins, entre otros muchos.

    2. Kyrie. Con una estructura tripartita Kyrie-Christe (after Palestrina)-Kyrie. (Soprano solista, Ana Peinado).

    3. Sanctus.

    4. Hymn before action (Himno previo a la batalla). Con el texto de Rudyard Kipling: "La tierra se ha llenado de cólera, los mares, de furia se han oscurecido. Las naciones reúnen a sus guarniciones para cruzarlas en nuestro camino. Antes de que enviemos a nuestras legiones, antes de que empuñemos la lanza, ¡Señor de los Truenos, Dios de las Batallas, ayúdanos! Codicia vehemente y conducta altiva; orgulloso corazón y frente rebelde; oídos sordos y alma desatenta. ¡Todo eso fuimos! Por eso buscamos tu piedad. Desde el pecador que renunció a tu nombre, al ignorante que frente a ti no se detuvo, porque nuestros días los conoces Tú mejor que nadie, Señor, danos fuerzas para morir."

    5. Charge! El número más dinámico, rítmico, contrastante y de mayor carga descriptiva de la obra, cuyos textos se deben a Dryden y Swift.

    6. Agnus Dei.

    7. Benedictus. Con su dulzura melancólica que simboliza el fin de la guerra, la tristeza y la asunción de sus consecuencias y, también, cómo no, la esperanza: "Bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Hosanna en el cielo!".


Buscar