Noticias

  • Alumnos de la Universidad de Oviedo incorporan la aerodinámica activa a las motos

    19 de Febrero 2016

    Once estudiantes de los másteres en Mecatrónica diseñan un asistente aerodinámico a la conducción de motocicletas con el objetivo de reducir accidentes por turbulencias, vientos cruzados y movimientos del piloto o pasajero

    El prototipo en funcionamiento.

    Motocicletas con alerones móviles incorporados para evitar caídas por golpes de viento o errores de conducción. Alumnos de segundo curso del Máster Universitario en Ingeniería Mecatrónica y del Erasmus Mundus en Mecatrónica y Sistemas Micromecatrónicos han diseñado, fabricado y montado un asistente aerodinámico para motocicletas. El proyecto, que forma parte de los trabajos prácticos que deben hacer los estudiantes, desarrolla una línea novedosa: la incorporación de aerodinámica activa en vehículos de dos ruedas.

    El profesor Álvaro Noriega González, coordinador del proyecto, explica que la aerodinámica ha avanzado de forma notable en aviación y coches de altas prestaciones y está empezando a despuntar en motocicletas del campeonato del mundo de MotoGP.

    "Los alerones estáticos utilizados por algunas motos de competición tienen por objetivo generar una fuerza vertical y descendente que pegue el vehículo al asfalto", añade Álvaro Noriega. El trabajo realizado por los alumnos del Máster Universitario en Ingeniería Mecatrónica (MIM) / Erasmus Mundus en Mecatrónica y Sistemas Micromecatrónicos (EU4M) de la Universidad de Oviedo plantea como novedad la incorporación de alerones dinámicos, con movimiento controlado mediante servomotores, situados a ambos lados de la moto. Estos alerones pueden cambiar su inclinación con respecto al flujo de aire para generar así una fuerza ascendente o descendente a cada lado de la motocicleta, según convenga.

    La actuación coordinada de estos alerones móviles puede ayudar a compensar desequilibrios provenientes de turbulencias, vientos cruzados, movimientos del piloto o pasajero. Al mismo tiempo, también pueden aumentar la manejabilidad de la motocicleta ante cambios de inclinación al conseguir que los vehículos más grandes y pesados se comporten como si fueran más ligeros.

    El sistema de asistente aerodinámico desarrollado ha sido diseñado, fabricado y ensayado en un prototipo a escala que reproduce el efecto de los desequilibrios introducidos por el piloto, por el viento cruzado o por las turbulencias. Este prototipo se ha montado en un túnel del viento de manera que la moto, por sí sola, se caería tanto si no hay viento como si lo hay. Sin embargo, al entrar en funcionamiento el sistema, los alerones utilizan la fuerza del viento para corregir los desequilibrios y mantener la moto vertical y equilibrada. 

    El proyecto ha tenido que superar dificultades técnicas, docentes y organizativas. Su coordinador subraya que, en el plano teórico, integra aerodinámica, mecánica, electrónica y control. En el ámbito académico, se ha realizado en un cuatrimestre por un grupo de once alumnos que se han repartido las tareas. Y, por último, a escala organizativa, el proyecto se relaciona con cuatro asignaturas de dos másteres en los que imparten docencia ocho profesores de cuatro áreas y dos departamentos distintos. El Máster Universitario en Ingeniería Mecatrónica (MIM) y el Erasmus Mundus en Mecatrónica y Sistemas Micromecatrónicos (EU4M) son coordinados por los profesores David Blanco Fernández y Miguel Ángel José Prieto, respectivamente.  

    Imágenes:


Buscar